kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
11 Ene 2015

Un joven musulmán salvó la vida de 15 rehenes en el supermercado judío de París

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
Las respuestas en numerosos medios de prensa árabes van desde la rabia contra los terroristas hasta el miedo a que los atentados provoquen una oleada de racismo, arabofobia e islamofobia en Francia. Los periodistas árabes presentan una postura que los medios europeos silencian.

Lassana Bathiely, un joven musulmán de 18 años de origen malí, empleado del supercerdado “Hyper Cacher”, salvó la vida de 15 personas durante la toma de rehenes que se produjo por parte del secuestrador integrista, Amedy Coulibaly, en este supermercado judío de comida ‘kosher‘ –tipo de comida que según la tradición judía respeta los preceptos bíblicos del cashrut, lo que se puede y no se puede comer–, donde trabajaba como empleado.

Bathiely se encontraba trabajando en el escenario de los trágicos sucesos cuando el secuestrador, Amedy Coulibaly, asaltó la tienda. A fin de proteger a las víctimas del asalto, Bathiely abrió la puerta de la cámara frigorífica del supermercado.

“Cuando [los clientes] corrían […] abrí la puerta. Varias personas entraron conmigo. Apagué la luz y apagué el congelador”, contó al medio francés BFMTV. “Cuando estábamos en la habitación, cerré la puerta, y les dije: ‘Mantened la calma: vamos a salir'”, recordó.

El funcionario del municipio de Val-de-Marne, Malik Yettou, dijo que logró contactar por teléfono móvil con uno de los rehenes que se hallaban dentro de la cámara frigorífica. Una de las personas le dijo que allí hacía mucho frío, pero bromeó: “Vamos a abrir una botella de vino, aquí hay mucha gente”.

Asimismo, Bathiely explicó que los rehenes fueron a su vez informados por teléfono del fin de la operación especial de la Policía. Durante la operación, una decena de agentes del RAID, cuerpo de intervención de la Policía, lanzaron granadas en el interior del supermercado judío “Hyper Cacher” para comenzar su asalto, de acuerdo con las imágenes difundidas por la televisión francesa. Cuatro rehenes murieron, además del secuestrador, Amedy Coulibali. La policía ha identificado ayer a las cuatro víctimas que se produjeron entre los rehenes. Se trata de Yoav Hattab, Philippe Braham, Yohan Cohen y François-Michel Saada.

Casi paralelamente murieron los hermanos Kouachi, que se habían parapetado en una imprenta en Dammartin-en-Goele, al noreste de París, donde habían tomado un rehén al que finalmente dejaron escapar libremente, y donde a las 15:55, hora Greenwhich, se escucharon los primeros disparos; estos fueron acompañados de unas explosiones de lo que parecían granadas de humo.

Cinco minutos más tarde pudo oírse una nueva ráfaga de disparos, tras lo que agentes del cuerpo de élite de la Gendarmería, el Grupo de Intervención de la Gendarmería Nacional (GIGN), se apostaron en el techo de una de las naves.

Los hermanos Kouachi –presuntos autores de la masacre del miércoles en Charlie Hebdo, en la que fueron asesinadas 12 personas– salieron de la imprenta disparando a las fuerzas de seguridad con fusiles kalashnikov; estas respondieron a los disparos,  causando en el acto la muerte de los hermanos.

Tras el asalto, los rehenes liberados felicitaron a Bathiely y le agradecieron su ayuda, cuenta el joven. Bathiely es considerado ahora un héroe.

Mientras tanto, según el diario judío HaAretz.com, las respuestas en numerosos medios de prensa del Mundo Árabe van desde la rabia contra quienes perpetraron los asesinatos hasta el miedo a que los atentados provoquen una oleada de racismo, arabofobia e islamofobia en Francia. De este modo, los periodistas árabes presentan, de forma casi generalizada, posturas ante los hechos que la mayoría de medios “occidentales” omiten de manera irresponsable, cuando no soslayan.

(Fuente: Ecuánime | www.ecuanime.es )

Semejantes hechos ponen de manifiesto, 1. por un lado, que el mito sobre el que se sostienen los discursos islamófobos, arabófobos y xenófobos habituales de la derecha y extrema derecha de tender a equiparar o generalizar, de forma soterrada o abiertamente, asociando al colectivo musulmán y/o árabe en su conjunto al yihadismo y fundamentalismo religioso, no se sostienen.

2. Que existe cierta tendencia generalizada por parte de los medios de prensa neoliberal (imperialistas), tanto americanos (del norte y del sur) como europeos, mal llamados "occidentales", a "silenciar", "desconocer", hacer caso omiso u "olvidar" que habitualmente semejante tipo de actos terroristas, pues su fin es aterrorizar a la población, reciben el más rotundo rechazo por la mayoría de la sociedad civil y el periodismo (institucional o no) del Mundo Árabe.

3. Que detrás de este tipo de "omisiones", simplificaciones y sobre-generalizaciones de la realidad subyace una tendencia inherente del capitalismo a dividir a la ciudadanía "corriente", a la población trabajadora a fin de desviar el descontento social hacia chivos expiatorios que alejen las miradas de los verdaderos culpables de las crisis, de la desigualdad, de la problemática social y las políticas de merma de derechos laborales y recortes, para de paso preparar el estado de la opinión pública dominante de forma que sea afín a eventuales intervenciones extranjeras en los países cuya población es objeto de esta xenofobia.

4. Que esto suele generar un clima creciente de racismo y xenofobia que termina, en situaciones de crisis de régimen y de sistema, abonando el terreno para el auge de la extrema derecha y el fascismo.

De esta manera podemos establecer una línea de continuidad entre los movimientos neofascistas y discursos xenófobos actuales con el fascismo y antisemitismo pasados, afirmando que la islamofobia y arabofobia, son el antisemitismo del siglo XXI.

No en vano los árabes, como los judíos sefardíes y yemeníes, los asirios y siriacos, y ayer los fenicios, hebreos, nabateos y arameos, también son pueblos semíticos. Merecen como todo pueblo el mismo respeto a su lengua, a su cultura y condición racial, a su historia, que ayer y hoy merecían y merecen los judíos.

You have no rights to post comments