kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
09 Mar 2012

Dura lex, sed lex

Escrito por  iñaki urdanibia sarasola
Valora este artículo
(2 votos)
Más flecos sobre el debate acerca del sexismo de la lengua castellana.

 

Dura lex, sed lex

      Así se referían los latinos al peso inexorable de la ley y a su debida obediencia, gustasee o no. Ahora con ocasión de un artículo de prensa de un académico de la lengua, y varios de sus colegas, se ha disparado el debate; en él hay un punto recurrente entre quienes han puesto el grito en el cielo, apoyando el espíritu del escrito frente a quienes reclaman ciertos cambios en lo que respecta al innegable tinte sexista que rezuma en la lengua castellana,  y es que no se puede imponer nada y menos en el terreno de la lengua. Estos afanes ultra-libertarios pecan de vacío, y suenan, aun sin agitarlos , a hueco total.

         ¿Por qué no se ha de imponer nada? ¿Qué ley no impone? Véase las normas de tráfico y sus astronómicas sanciones, o las normas de obligado cumplimiento en lo que hace al tabaco, a escupir en la calle, en el suelo(creo que también en las paredes), y…cien mil leyes más, todas ellas impuestas sin que se dé una previa unanimidad en quienes van a sufrir sus consecuencias; digamos que el pueblo. Si esto funciona así a todos los niveles ¿Por qué no ha de ser así en el terreno de la lengua? ¿Se puede insultar de palabra, que es de hecho, a las mujeres, a los negros, a los gitanos, a los homosexuales…sin ser objeto de sanción? ¿Hay libertad de elogiar la “higiénica labor de los nacionalsocialistas “ o de negar la existencia de las cámaras de gas en los lager germanos? ¿Se pueden vender textos de tal tipo negacionista o elogioso s del hitlerismo, sin cortapisas legales? Imposiciones se dan en el campo de las palabras, escritas y habladas, como lo más natural, y justo, del mundo, pero… la gramática(supongo que la semántica y la pragmática tampoco)ni tocar. Muchos de quienes defienden la inamovilidad de la lengua, como inevitable expresión del estado del pensamiento popular, argumentan acerca de que hay masculinos “aparentes” (¿gramática virtual?) que todo el mundo, hispano, entiende de tal modo(creo que es mucho decir, además de que en el uso del lenguaje  se cuelan de tapadillo fórmulas y palabras sexistas, ya que el lenguaje viene a convertirse como en una segunda piel del hablante. En este orden de cosas cabe destacar como alguno de los participantes en el debate ha llegado a cantar la transparencia del lenguaje señalando que es el terreno mayor de la libertad en un acto de ingenuidad e ilusión sin pares, cuando de hecho da por pensar, a poco que uno analice la cuestión, que quizá sea más acertado atenerse a la tajante aseveración de Roland Barthes de que <<el lenguaje es fascista>> ya que a veces no hablamos sino que somos hablados por él, haciendo que a pesar de las concepciones ideológicas, con frecuencia, al hablante equis se le deslicen coletillas absolutamente opuestas a sus convicciones más firmes ); o todavía, imparten, estos maestrillos, lecciones de cómo entiende el personal este tipo de expresiones  y de cómo se han de entender sin dar cabida a posiciones tremendistas que proponen variar la lengua, como si esta, la lengua, fuese entregada tal cual por los dioses.

         La Academia de la lengua hispana va más lenta que la calle y , siguiendo el asamblearismo de los señalados con anterioridad, no ha de modificar ni el léxico ni nada relacionado con su disciplina más que cuando todo ello esté asentado ya en el seno de los hablantes. Su propuesta es así la defensa de un necesario seguidismo por parte de la institución con respecto al pueblo liso y llano. Comportamiento contradictorio donde los haya ya que por una parte dictan normas sobre el plural de las palabras tomadas en préstamo a otras lenguas, u otros menesteres, mientras por otra-y como es natural- señalan errores que se han de evitar al hablar, y escribir, en castellano(que si el laísmo y el leísmo, que si…). En esta espera a que las palabras estén extendidas entre el personal puede pasar y pasa que se aceptan normativamente expresiones que, pudiera darse el caso y se da, muestren a las claras signos de sexismo, de racismo, xenofobia, homofobia, etc.  El problema de cara a posibles cambios es la cerrazón  a admitir el problema con seriedad, y…si se niega que exista tal  problema se ponen las condiciones para que éstos no se solucionen  ni ad calendas graecas.

         Sin pretender que esta Academia( de otras mejor ni hablar viendo sus últimos delirios pro-franquistas) sea un instrumento de ilustración , sí que ciertas indicaciones se habrían de dictar con el fin de evitar usos indebidos de expresiones que denotan algunos de los deslices recién nombrados. Normas que deberían de aplicarse desde las mismas escuelas y a lo largo de todo el proceso educativo, amén de a través de los medios de comunicación en cuyos libros de estilo deberían constar este tipo de cuestiones a respetar unas, y a evitar otras. Y esto no es imposición alguna, sino una cuestión de justicia, de igualdad.

         Pretender que va a misa de todas todas la vox populi, como vox Dei, es tan carente de validez como aferrarse al evangelista Juan y su: en el principio era el Verbo…En el primer caso, se puede dejar que la lengua funcione espontáneamente y luego imponga sus usos a la atrasada Academia; en el segundo, cabría suponer que los académicos pensasen que el verbo es suyo…e hiciesen de su capa un sayo, o bien se convirtiesen en fieles custodios de una lengua inamovible. Y eso sí, si los cambios en el uso de la lengua se asientan en periodos largos de tiempo, no parece desmedido el dar un empujoncito en ciertos casos para tratar de indicar el camino más adecuado…Dicho lo cual añadiré que si se espera a las decisiones innovadoras que puedan tomar los señores de la RAE estamos listos(o con cara de tontos)….la cosa irá de lenta como la RENFE, es un decir.

 

                                                      Iñaki URDANIBIA

Modificado por última vez en Viernes, 09 Marzo 2012 15:09

You have no rights to post comments