kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
17 May 2012

Los 51 identificados en la protesta de Barcelona frente a La Caixa se exponen a multas de hasta 30.000

Escrito por  Kaos. Països Catalans
Valora este artículo
(0 votos)
Los 51 identificados esta madrugada en el desalojo de la acampada de indignados frente al edificio central de La Caixa, en la Avenida Diagonal de Barcelona, se exponen a una sanción administrativa de entre 300 y 30.000 euros por infracción grave, al participar en una concentración no comunicada.

Agencias

Los 51 identificados en la madrugada de ayer en el desalojo de la acampada de indignados frente al edificio central de La Caixa, en la Avenida Diagonal de Barcelona, se exponen a una sanción administrativa de entre 300 y 30.000 euros por infracción grave, al participar en una concentración no comunicada.

El departamento de Interior incoará a partir de ahora un expediente administrativo a los 51 identificados por una infracción grave de la Ley Orgánica 1/92 sobre protección de la Seguridad Ciudadana, por lo que, sin finalmente son sancionados, se exponen a una multa de entre 300 y 30.000 euros, según la conselleria.

Tras el desalojo de anoche, que se inició hacia las 00.45 horas de la madrugada, el medio centenar de personas que dormían en sacos frente al edificio de La Caixa se fueron a pasar la noche a la acampada que tiene lugar desde el pasado lunes en la cercana Universidad Politécnica de Cataluña (UPC).

Más información:

Los indignados catalanes pretenen continuar con la protesta reactivada a raíz del anversario del movimiento. Ayer decidieron por una gran mayoría en la asamblea acampar frente a la sede de La Caixa, en la Diagonal de Barcelona, tras una jornada en la que durante más de once horas ininterrumpidas sonraron las cacerolas en lo que ya se conoce entre los indignados como las "Torres de Mordor", que han estado rodeadas por decenas de agentes antidisturbios. La intenció era continuar con la cacerolada durante el día de hoy, con tres convocatorias, una a las 08:00 horas, otra a las 14:00 y otra más a las 19:00.

Pero los planes de alrededor de 50 personas de pasar la noche allí se vieron truncados cuando los Mossos d' Esquadra procedieron al desalojo pasada la medianoche, sin que se hayan producido incidentes. Durante la operación los agentes han identificado a a 51 personas y una ha sido detenida, si bien no por alteración del orden durante la operación, sino porque tenía "requerimientos judiciales anteriores".

Tras la orden de los agentes de que abandonaran la zona, todos los concentrados han accedido de manera pacífica a dejar el lugar, tras ser identificados, y han sido acompañados por la policía hasta la Gran Vía III.

Como estaba previsto, esta mañana a las 8:00 han acudido una vez más decenas de personas para hacer sonar su indignación con distintos utensilios metálicos. Por las redes sociales han mantenido el resto de convocatorias del día y a las 19:30 empezará la asamblea general donde se decidirán las próximas acciones del movimiento.

Mientras, en Madrid ayer la cacerolada convocada por el 15-M fue cercada por la Policía, que ante la unidad mostrada por los manifestantes tuvo que ceder y dejarles volver a Sol. Y siguen prepados, si la prima de riesto vuelve a los 500 ellos volverán a las calles. 

Alrededor de 200 indignados mantienen una cacerolada durante más de once horas seguidas ante la sede de La Caixa en la avenida Diagonal de Barcelona, donde los antidisturbios les han acordonado para evitar que corten el tráfico.

Este perímetro policial, del que se puede entrar y salir, es el primer movimiento que han llevado a cabo hoy los Mossos d'Esquadra que llevan todo el día vigilado la zona, rodeando todo el perímetro de las dos torres de la entidad.

La protesta del movimiento del 15M, que llevan protestando desde las 8.00 de la mañana, se ha ido incrementando a lo largo de la tarde con la incorporación de más ciudadanos que han acudido a la zona al finalizar su jornada laboral o acabar sus clases en la universiad. Además, muchos automovilistas que circulan, incluidos conductores de los autobuses municipales, se suman a la protesta haciendo sonar sus bocinas.

Aunque los manifestantes no han interrumpido en ningún momento el tráfico de la Diagonal, que es intenso a estas horas de la tarde, un vehículo de la Guardia Urbana ha cortado por un momento la circulación total del carril lateral de la Diagonal en dirección norte aunque lo reabierto a los pocos minutos. También los agentes han intervenido algunas de las baquetas de hierro que los indignados usan para hacer ruido.

Latas, sartenes, botes y las propias vallas que protegen todo el perímetro de la entidad financiera sirven a los indignados, que han colgado carteles denunciando los abusos de la banca por todas partes, para hacer ruido. Otros tocan bongos y hacen sonar silbatos. A media tarde, el ruido rondaba los 92 decibelios.

La intención del movimiento de indignados, que anoche levantó su campamento de la plaza de Catalunya, es permanecer todo el día haciendo una cacerolada permanente ante la sede de la entidad, donde para esta tarde han convocado una nueva performance de "juicio popular" y una asamblea, a las 20 horas.

 

 

Modificado por última vez en Viernes, 18 Mayo 2012 11:33

You have no rights to post comments