kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
21 Ago 2012

El presidente del Banco Pastor se embolsa 1,33 millones hasta junio Destacado

Escrito por  David Martínez
Valora este artículo
(0 votos)
José María Arias, vicepresidente del Popular, ha devengado una pensión de 17 millones de euros y ha cobrado 1,33 millones en el primer semestre de 2012.

Prensa

A pesar de la actual crisis económica y del proceso de absorción que ha vivido el Banco Pastor para integrarse este año en Banco Popular y que supondrá la reducción de sucursales y prejubilaciones sigue en aumento la retribución para altos directivos de Banco Pastor.

Es el caso del presidente del Banco Pastor y vicepresidente del Banco PopularJosé María Arias, que ha devengado una pensión de 17 millones de euros y ha cobrado 1,33 millones en el primer semestre de 2012, según puede consultarse en una nota remitida por la entidad Banco Popular a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Esta cuantía recoge que Arias percibió una retribución fija de 337.000 euros, más 167.000 euros de variable y 832.000 euros de operaciones sobre acciones y otros instrumentos financieros.

El alto directivo cuenta con 3,369 millones en concepto de aportaciones a fondos de pensiones y 13,686 millones de obligaciones contraídas.

Estos emolumentos y derechos de pensión correspondieron a Arias en su calidad de presidente ejecutivo del Pastor y fueron acordados y dotados por dicha entidad con anterioridad al acuerdo de integración de la entidad en el Banco Popular en 2012.

Arias, de 58 años, se incorporó al Pastor a mediados de la década de los 70 y desde entonces empezó a generar derechos de pensión. Tras la integración en el Popular, no ocupa ningún puesto ejecutivo en la entidad que preside Ángel Ron, por lo que figura como personal prejubilado. Arias percibirá la pensión de forma escalonada hasta que su jubilación se materialice.

Arias sigue desempeñando en la actualidad el cargo de vicepresidente del consejo de administración del Banco Popular, cargo que no es remunerado, como el del resto de consejeros no ejecutivos del órgano.

Los únicos consejeros ejecutivos del Popular son su presidente, Ángel Ron, y el secretario del consejo, Francisco Aparicio Valls, cuyas remuneraciones se han mantenido estables en 652.000 euros entre ambos.

Reducción de los beneficios

En el primer trimestre del 2012, Banco Popular (ya con el Pastor en su balance) obtuvo un beneficio de 100,5 millones euros, un 46 % menos que en el mismo período del año anterior, según comunicó la entidad en la presentación de resultados este año.

El margen bruto creció un 25 %, hasta los 935 millones de euros, dato significativo porque evidencia la mejora que ha supuesto la absorción del Pastor: sin la aportación del banco gallego, el incremento de ese margen financiero sería del 17,2 %.

En cuanto a la morosidad del grupo, se quedó en un 6,35 % al cierre del primer trimestre, frente al 5,99 % del anterior y la mora en pequeñas y medianas empresas (pymes) alcanzará un máximo del 8 % este año. El nivel de solvencia core capital se mantiene por encima del 9,8 %, esto es, superando el nivel marcado por Europa.

Según el pronóstico de la cúpula directiva del Banco Popular, la entidad cerrará el 2012 con un resultado neto que anticipó "modesto", tras asumir el 40 % de las provisiones que aún debe dotar para cumplir con la reforma financiera este año. El Popular tiene cubierta ya un 60 % de la factura del decreto de saneamiento de De Guindos, es decir 2.400 millones de euros, de un total 4.000 millones (600 de ellos corresponden al Pastor).

La operación de absorción de Banco Pastor por parte del Popular se ha realizado a principios de este ejercicio por medio del canje de 1,115 títulos del Banco Popular por cada uno del Banco Pastor, lo que supone el pago de un 31% por encima del precio de las acciones en el momento en que se presentó la operación de compra. Así, el importe total de la operación será de 1.347 millones.

Ángel Ron, presidente del Popular, explicó que en Galicia convivían 162 oficinas de su entidad y 229 del Banco Pastor. La fórmula por la que se han decantado es dar prioridad al mantenimiento de la estructura del banco gallego y deshacerse de las duplicidades generas por el Popular. Estas oficinas podrían pasar a su socio estratégico, la firma francesa Crédit Mutuel.

En el resto del país los criterios serán distintos y tendrán prioridad las oficinas del Popular o las más estratégicas. En todo caso Ron explicó que será un proceso no traumático que se realizará por medio de prejubilaciones y bajas anticipadas. La suma de las dos entidades da un grupo con 2.700 sucursales y 16.480 empleados.

You have no rights to post comments