kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
17 Sep 2012

La gran estafa que llaman crisis: La deuda del Estado en manos de la banca española se duplica en siete meses

Escrito por  Kaos. Los abusos de la mafia bancaria
Valora este artículo
(5 votos)
Gordillo lo denuncia siempre que puede: "El BCE vende dinero a la banca al 1% y esta lo usa para revendérselo al estado al 6 o el 7%". Para colmo, el estado español ha inyectado ya en esa misma banca más de 150.000 millones de euros, sin contar el famoso "rescate". ¿Crisis o estafa? Juzguen ustedes.

Pedro Calvo/Prensa

La deuda española cambia de manos. La extraordinaria política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) y la desconfianza generada por la crisis son los principales catalizadores del espectacular vuelco que está sufriendo este mercado en 2012.

A su rebufo, dos grandes tendencias contrapuestas. Por un lado, el creciente protagonismo de los bancos nacionales, que ya atesoran casi uno de cada tres euros del volumen que hay en circulación, prácticamente el doble que a finales de 2011; y por otro, la retirada de los inversores extranjeros, que han rebajado su exposición a la deuda española de manera significativa a la espera de que se esclarezca el panorama de las finanzas públicas.

Según datos del Banco de España, en los siete primeros meses de 2012 las entidades españolas han pasado a acaparar 184.511 millones de euros en deuda emitida por el Tesoro Público, el 32,3 por ciento de los 570.691 millones que había en circulación en ese momento. Estas cifras representan un salto sustancial con respecto a los registros de finales de 2011.

Entonces, la cantidad se situaba en los 94.378 millones de euros, que conducía a un 16,9 por ciento del total. Dos comparaciones adicionales refuerzan esta tendencia: a finales de 2010, las entidades poseían 63.053 millones (el 12,4 por ciento) y antes de la crisis, a finales de 2006, atesoraban 16.055 millones (el 5,7 por ciento).

El protagonismo de las entidades españolas aumenta por dos motivos. El primero, la inercia de la situación actual, puesto que con los extranjeros en retirada, la presencia de los bancos crece automáticamente solo con mantenerse en el mercado.

Y el segundo, el propio interés de las entidades, a las que les conviene acudir a las subastas por distintas razones. Una de ellas reside en que la deuda española representa un camino sencillo -aunque no exento de peligros- para rentabilizar el dinero obtenido en las operaciones de financiación del BCE, que están vinculadas a un precio oficial del dinero que ahora se encuentra en el 0,75 por ciento.

You have no rights to post comments