kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
13 Ene 2013

Martinelli, Noriega y otros apellidos Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(8 votos)
Marcha del pueblo Ngäbe Buglé el día 5 de febrero, en el marco del primer aniversario del compañero indígena Jerónimo Rodríguez Tugrí y del joven chiricano Mauricio Méndez

(Vea video sobre denuncia contra Belfon por chantaje y extorsión actuando en favor de Mayín Correa)

El presente artículo nos fue enviado como una colaboración.  Además de mostrarnos las relaciones familiares y los vínculos de negocios de algunos socios del Club Unión y sus empleados, permiten entender las contradicciones, rencillas y diferencias de algunos de los clanes que conforman la Mafiocracia, la misma que controla los grandes bancos, los grandes negocios, instituciones, fundaciones, ONG’s, medios de comunicación, Cruzada Civilistas, seudo independientes y los partidos políticos tradicionales.

 Martinelli, Noriega, Motta, Waked, Einsenman son algunos de los apellidos de la “alta” sociedad que figuran en esta investigación.

 Una información relevante y necesaria para entender el transfondo de algunas de las últimas crisis que ha vivido el país.  Explica también los intereses ocultos detrás de determinados grupos y el patrocinio que reciben de estos apellidos en los Frentes “Guacho” o “Guachito” o las candidaturas presidenciables de los “rabis”.

 Ahora es más claro el por qué del despliegue que reciben en los medios agrupaciones y figuras que, pese a no contar con mayor representatividad y ser cómplices en el pasado de medidas y acuerdos contrario a los intereses populares, como el famoso Pacto de Gamboa que significó el hoy aumento de la cuota obrera de la Caja de Seguro Social (CSS) y otras medidas; o el 5% de las reforma minera o el intento de exonerar de todo impuesto a empresarios de la Zona Libre de Colón; se les pretenden vender al pueblo como los héroes del momento, tratando además de crear confusión en relación a las luchas de fuerzas insobornables y realmente independientes como SUNTRACS y FRENADESO, víctimas de un brutal cerco informativo y campaña de infundios.

 A continuación el artículo:

Martinelli, Noriega y otros apellidos

(Los nombramientos de José Ayú Prado y Ana Belfon)

Mucha gente tiene deudas con el dictador y narcotraficante Manuel Antonio Noriega, por distintas razones.  Algunos le dieron la espalda después que acrecentaron sus fortunas bajo su sombra, otros porque se apropiaron de su dinero y bienes, y otros porque le fueron fieles.  Con el dictador Omar Torrijos también ocurrió algo similar, con la diferencia que se estaba seguro que este no regresaría.  Se ha especulado mucho de los testaferros que se quedaron con su dinero, mencionándose a Rodrigo (Rori) González Jurado, sus sobrinos Ernesto Pérez Balladares y los González Revilla, Camilo Gozaine, Basilio Lakas, Frank O. Pérez, así como a Ricardo de la Espriella.  No son los únicos, pero, son los más señalados en los corrillos políticos.  Una mísera parte de esa fortuna se le entregó a la viuda. Es parte de la historia no develada de algunas fortunas recientes. Todos saben que Noriega requiere que lo alimenten de dinero para pagar enormes sumas en abogados, pero hay menos especulaciones que con Torrijos.  Se señala al abogado Nander Pitty, Ministro de la Presidencia durante Noriega y persona de su confianza, sus hijas y yernos y a su mujer Felicidad Sieiro de Noriega, pero, salvo algunas propiedades a nombre de esta última, nada ha sido tocado a la familia Sieiro. Habría que preguntarse, ¿Porqué?

Desde que Ricardo Martinelli llegó a la Presidencia de la República, un conjunto de hechos fueron poniendo al descubierto sus relaciones con el dictador Manuel Antonio Noriega.  El nombramiento del pupilo de Noriega, Gustavo Pérez, como director de la Policía Nacional y varios exmilitares de Noriega en las estructuras de seguridad del estado y de la policía. Al igual que Noriega, se vinculó, inmediatamente a los cuerpos de seguridad israelitas (MOSSAD) y los contrató para su seguridad y entrenamiento del SPI.  El ministro de “seguridad”, nueva estructura creada dentro de la carrera hacia el militarismo, José Raúl Mulino, ha hecho viajes a Israel para estas contrataciones, y se ha convertido en uno de los más promotores del armamentismo y de la entrega de Panamá a la política guerrerista de Estados Unidos y de Israel.

AGROBANK ¿Génesis del enfrentamiento Matinelli – Einsenman?

A pocos meses de la muerte del General Omar Torrijos Herrera, se crea el Banco Agroganadero de Producción y Desarrollo (AGROBANK), siendo su presidente, Guido Martinelli, Primer Vicepresidente, César Tribaldos, Segundo Vicepresidente Joaquín J. Vallarino, Tesorero Alberto Arias Espinosa, Subsecretario Teófilo Hanono, Secretario Luis J. Varela y Subsecretario Aurelio Barría. Además, eran directores del Banco, y se añadían, Luis Bolívar Márquez Quintero, Alberto Arias Espinosa, Frank De la Guardia y Hector Spencer.  Como directores suplentes estaban, Ithiel Roberto Eisenman, Carlos Chanbonet, Eduardo y Simon Abadi, José Raúl Arias y Pedro Manuel Vallarino. El israelita Moisés Mizrachi, estrechamente vinculado con Noriega y la dictadura militar, era accionista del Banco. La firma de abogados residente era Galindo Arias y Lopez y presentaron la escritura Mario Galindo Heurtemate y Humberto Herrera Díaz, ante el Notario Segundo del Circuito de Panamá, José Manuel Calvo.  El capital inicial era de 5 millones de dólares.  Posteriormente cambió su nombre a Banco Panamericano, S.A:, o PANABANK.

Las caras visibles reunidas eran, aparentemente, divergentes.  Personas del recién creado Diario La Prensa (Eisenman-Tribaldos), del Arnulfismo (Varela), del PRD (Hanono) y gente vinculada a los militares como Joaquín J. Vallarino y Alberto Arias Espinosa, este último vinculado al Banco General, fundado por su hermano Ricardo, en 1955.  Los Martinelli, gamonales de Veraguas, siempre mostraron su respaldo a los militares, quienes los apoyaron en la toma de tierras y expulsión de campesinos.  En Veraguas no estaban solos en esto.  También los Virzi, los González Vernaza, los Spiguel, entre otros, fueron beneficiarios de la dictadura militar.

La autorización de operación la firmó Ernesto Perez Balladares, en 1982 Presidente de la Comisión Bancaria Nacional, y Mario de Diego, Jr., otro de los preferidos de la dictadura, quien fuera Director Ejecutivo por muchos años.

Sin embargo, pronto habría cambios.  Después de una maniobra de los Martinelli, quienes promovieron el cambio de la Junta Directiva, Cesar Tribaldos, en verdad, representante de su suegro, Roberto Eisenman, presentó su renuncia irrevocable a mediados de 1983, y desde entonces desapareció del Banco, sin que ello implicara que hubiera vendido sus acciones.  Es posible que aquí se encuentre la génesis de la pelea actual de Martinelli y Eisenman.  La clara intensión de controlar el Banco por el sector vinculado a los militares, los Martinelli, quienes incluso aceptaron que el presidente títere, Ricardo de la Espriella, cortara la cinta de inauguración del Banco, podrían explicar la conducta de Eisenman.  Para la fecha, el recién creado periódico La Prensa, estaba siendo fuertemente acosado por los militares.

Después de estos cambios, la Junta Directiva quedó formada por los Martinelli, Frand De la Guardia, Hanono, Arias, Márquez, Spencer, y apareció Henry Ford Boyd, como Primer Vicepresidente.

Fuentes señalan que en 1985 se incorporó como Segundo Vicepresidente, Ramón Sieiro M., el cuñado del dictador, Manuel Antonio Noriega, a quién se le ha señalado como uno de sus testaferros, junto a Frank Omar Pérez, quien era el Primer Vicepresidente del Banco.  Nadie duda de los beneficios obtenidos por la familia Pérez, de la dictadura militar. A los Pérez, también se les ha señalado como otros de los que se quedaron con parte de la fortuna de Omar Torrijos Herrera.

Para 1985 también se había incorporado visiblemente al Banco, como miembro del Comité Ejecutivo, el empresario Mario Guardia, a quien también le unía un fuerte lazo con los militares.  Guido Juvenal Martinelli Della Togna, Ricardo Martineli, Sieiro, Frank Pérez, Mario Guardia y Bolívar Márquez Quintero, controlaban el banco, y con ellos, Manuel Antonio Noriega.

Durante este período algo similar ocurrió con Televisora Nacional, Canal 2 de televisión.  Para 1986 Camilo Amado, otro hombre de la Dictadura, fue remplazado como Presidente de la Junta Directiva por Carlos Duque Jaén, primer jerarca de la recordada empresa Transit, S.A., quien también se vinculaba directamente con Torrijos y Noriega.  El colonense Julio Luque Garay era el agente residente de Transit, S.A. y con vínculos con los militares. Para la historia debemos mencionar que también, el ahora diputado de Cambio Democrático, Aris de Icaza y Alejandro Ayala Vásquez, fueron nombrados en la directiva de la Televisora, en ese momento, controlada por los militares. El agente residente era la firma Pitti y Asociados, del abogado de los militares, Nander Pitti. Haralambos Tzanetatos, quien hizo su fortuna también al amparo de los militares y de su compatriota Basilio Lakas, Presidente de la República puesto por Omar Torrijos, fue incorporado a la Junta Directiva.  Debido a diferencias con Noriega al final de la dictadura, Tzanetatos fue perseguido, haciendo noticia un cargamento de explosivos encontrados en camiones de su propiedad.  Tuvo que irse del país, por un tiempo.

Con la invasión, la oligarquía no dudó en apoderarse de Televisora Nacional.  Tres meses después ya había una nueva junta directiva, encabezada por el Grupo Motta y sus cabezas visibles, Stanley Motta y Alberto Motta Cardoze, panameños de origen israelí que lucraron con la dictadura militar, pero al igual que Tzanetatos y los Lewis Galindo, optaron por sus vínculos históricos con el departamento de estado de Estados Unidos, y le quitaron el apoyo a Noriega en sus últimos días. Tzanetatos se mantuvo en la Junta Directiva y se añadieron, Eduardo  y Fernando Lewis Navarro, Diego Alonso De la Guardia, Juan Ramon Poll, Jaime Alberto Arias de la firma Galindo Arias y López, Ricardo Alberto Arias y Osvaldo Moynes, quienes habían usufructuado de la dictadura militar y la apoyaron hasta que les convino.  Con la venta de algunos negocios de la familia Poll a Ricardo Martinelli, con posterioridad este aparece en la Junta Directiva de Televisora Nacional, pero, en condición minoritaria.  Sin embargo, el asalto de este grupo a Televisora Nacional, quitándole el negocio a su representado, Manuel Antonio Noriega, podría explicar las rencillas de Martinelli y el grupo Motta, sobre todo, al inicio de su gestión. Hoy día parece tener una actitud más conciliatoria.

En cuanto a PANABANK, Ramón Sieiro, tácticamente salió de la Junta Directiva, dos meses antes de la invasión de Estados Unidos a Panamá.  Cuatro meses después de la invasión, el grupo Martinelli crearía dos sociedades, Grupo Ancón, S.A. y Panaholding, S.A, las que aparecerían como propietarias de PANABANK. La segunda fue creada con un capital declarado de 50 millones de dólares, aún cuando el banco tenía 5 millones de capital.

Para 1998, cuando el gobierno de Pérez Balladares, PANABANK había aumentado su capital a 50 millones de dólares, y se habían incorporado otros nombres a la Junta Directiva: Apostolos Costarango, Tito Enrique Dutary Martinelli, Ram Nandwani, Giovani Ferrari, Jorge Sosa G., Alberto A. Boyd Arias. y Matilde N. de Salterio. Los hermanos Hanono, del frente empresarial del PRD, desaparecieron de la junta directiva de PANABANK, sin que ello significara que no mantenían sus acciones.  Nandwani es el mismo encausado por la quiebra fraudulenta de Fotokina, que involucró más de 30 millones de dólares.

Conexión israelí

En la empresa Panaholding, S.A. se repiten los mismos directores y dignatarios de PANABANK. Ferrari y Dutary, mantienen varios negocios con la Familia Martinelli y el actual Presidente. Giovani Ferrari, fungió desde los años ochenta como Consul de Perú en Colón.  Mantiene negocios con los hermanos Shrem Gateno, también peruanos. Estos últimos vinculados al lavado de dinero y al tráfico de armas, junto a grupos israelitas de la Mossad.  

Naos Harbour es uno de tres proyectos que tiene el peruano Marcos Shrem Gateno y su familia en las áreas revertidas. El abogado y ex diputado Jorge Hernán Rubio es uno de los suscriptores de la empresa, miembro de la firma de abogados Rubio, Alvarez, Solís y Abrego.    Rubio y Rubio era la firma de Abogados del First Interamericas Bank, de los narcotraficantes Rodriguez Orejuela, y el abogado, Rogelio Cruz Ríos por la firma era el abogado del banco. Marco Shrem es Presidente del Grupo MSG, y desarrolla el proyecto de Clayton Village con un entorno de 10 hectáreas y el Malibu Beach Park and Resort en la Costa del Pacífico. Shrem reconoce que hace una facturación de 100 millones de balboas al año. Marcos Shrem Martines, Marcos Shrem Gateno y Moris Shrem Gateno, forman la Junta Directiva de MARKSMAN LATIN AMERICA S.A., empresa vinculada en el 2003 a la venta de armas nicaragüenses a los grupos paramilitares de Colombia.  Shrem era socio del ciudadano israelí Shimon Yelinek residente en Panamá, quien compró las armas a través de la empresa GIR, S.A..  Shrem puso a Yelenek en contacto con Ori Zoller otro israelí propietario de GIR, S.A, una empresa de ventas de armas establecida en Guatemala y representante de la industria militar Israelí. Shrem también colaboró con Yelinek en la compra de armas nicaragüenses a través de Zoller e intentó comprar armas adicionales.  Yelinek y Shrem se presentaron como compradores de armas intermediarios de la Policia Nacional de Panamá. Es un secreto a gritos que la actividad de la construcción ha sido utilizada para el lavado de dinero, aún cuando las autoridades panameñas nunca descubren nada. En el caso de Jean Figali Waked es conocido que fue financiado por el Hamilton Bank, cuyos principales directivos han sido encausados por las cortes de Estados Unidos, por ser notoriamente corruptos. Estos son los inversionistas que llegan a Panamá.  También han llegado los Murcia, Urrego, Castrellón Henao, Rayo Montaño entre otros, sin que las autoridades se den por enteradas. 

Otra cantidad de hechos relacionan a Martinelli con sectores vinculados a actos delictivos a nivelnacional e internacional. No sólo es es el escándalo reciente de Financial Pacific. El crecimiento de la cadena de super 99 desde su constitución, ciertamente que ha sido sospechosamente impresionante. Según algunas fuentes, habría adquirido el supermercado con el apoyo de Noriega que presionó al propietario Wong Chang para que le vendiera a Martinelli.

En el 2009, dos primos de Ricardo Martinelli fueron apresados en México por narcotrafico y lavado de dinero, Ramón Ricardo Martinelli y César Enrique Fábrega Samaniego, vinculados al cartel de Beltrán Leyva. El reciente nombrado Magistrado de la Corte Suprema de Justicia, José Ayú Prado, sospechosamente asistió al juicio en México.  Martinelli trató de nombrar a José Abel Almengor Magistrado de la Corte Suprema, y el rechazo popular lo obligó a que lo renunciaran.  Almengor allanó el camino para que Martinelli destituyera a la Procuradora de Pérez Balladares, Ana Matilde Gomez, en su afán de controlar el Ministerio Público.  Había permitido que Chong Coronado, el tesorero de los negocios de David Murcia, saliera del país a realizar transacciones bancarias a Miami.  Regresó voluntariamente después de hacer sus diligencias.  Se le vinculó también a la desaparición de documentos del expediente que probaban la donación de dinero de Murcia a la campaña de Ricardo Martinelli.  Este lo premió como asesor presidencial, secretario de seguridad de la presidencia y miembro de la corte, cargo al que tuvo que renunciar. El colombiano Salomón Shamah y su hermano Alberto, también fueron vinculados a las donaciones que hizo Murcia a la campaña de Martinelli, y se le ha señalado como enlace con Israel.

El militarista ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, nombró como asesor a Eduardo “Rumba” Alfaro, a quien se le fotografió teniendo reuniones afables con narcotraficantes en las cárceles de Panamá, donde reciben trato especial. “Rumba” Alfaro está vinculado al caso de Madame Tonya, de prostitución de menores. También nombró Secretario de la Concertación a Jaime Jácome, socio de Rogelio Cruz.  Jácome fue Ministro de la Presidencia durante el período de Mireya Moscoso, y Director de la Policía Técnica Judicial durante el gobierno de Martín Torrijos. Un excelente puesto para los clientes de Rogelio Cruz. Durante el período en que se realiza el negocio de la venta de armas nicaragüenses a los grupos paramilitares de Colombia, por la empresa vinculada a los Shrem Gateno, Jácome era Ministro de la Presidencia de Mireya Moscoso. También, durante este mismo período, son inscritas 7 propiedades a nombre de Manuel Antonio Noriega, como si se estuviera preparando su regreso.  Martinelli también perteneció al gobierno de Mireya Moscoso.

Felipe Virzi, del miembro del PRD y socio de Martinelli, es señalado por la Seguridad Nacional de México como socio del exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva, a quien se le siguieron procesos penales por narcotráfico en ese país. También, se afirma, le dió refugio, junto a Gabriel Btesh, al hoy reo de Estados Unidos.  Virzi fue vicepresidente durante el gobierno de Ernesto Pérez Balladares, fue beneficiado con algunas privatizaciones del período, incluyendo algunos ingenios azucareros en asocio con Ricardo Martinelli. David Virzi está casado con una hermana del Presidente, Gloria Esther Martinelli Berrocal. La familia Virzi controla el Banco Universal, cuyo vicepresidente, Olmedo Kieswetter Rubio, es hermano del exministro del MIDA de Martinelli.  En 2007 se abrió investigación sobre presunto lavado de dinero al Banco Universal, en el que se involucró un banco de Costa Rica, sin embargo, apenas 6 meses después la Fiscalía de Drogas de Panamá ya había cerrado el caso.  “Nunca hubo un caso”, declararon.  La información dice que durante 2006 y 2007 “el Banco Universal de Panamá envió dinero a través de la frontera al Banco Popular de Ciudad Nelly” de Costa Rica.  El dinero se transportaba en vehículos regulares por empleados del Banco Popular, quienes viajaban a Panamá para tal propósito, y eran depositados en una cuenta del Banco Universal, y luego, dichos fondos eran transferidos a una cuenta que este banco poseía en el HSBC de Nueva York.  Las autoridades costarricenses señalaron que “se trataba de dinero que provenía de las cuentas bancarias que los empresarios Salem Safadi, Yorgg Safadi y Luis antonio Andujar tenían en el Banco Universal de Panamá”.  Funcionarios del Banco Popular recogían el dinero en efectivo del Banco Universal de Panamá.  Con este procedimiento se afirmó que el Banco Popular de Costa Rica “movilizó 9.9 millones de dólares provenientes del Banco Universal. En Panamá, el Banco Universal no recibió siquiera una leve reprimenda por parte de la Superintendencia Bancaria.  Nada había pasado.

El show mediático al inicio de su gobierno, derrumbando un muro con un mazo, de una propiedad de Jean Figali Waked, no podía repetirlo con su socio, Giovani Ferrari y los hermanos Shren Gateno, quienes también tenían deudas con el estado, argumento que utilizó Martinelli para hacer su espectáculo.  La propia embajada gringa ha señalado que el boom inmobiliario en Panamá está vinculado al narcotráfico y al lavado de dinero. A Figali lo denomina “un lavador de dinero establecido” y lo identifica como lugarteniente de difunto narcotraficante Pablo Escobar.  Ferrari, se opuso a que el gobierno de Martinelli pusiera impuestos a la Zona Libre de Colón.  Lograron que este impuesto se anulara y, además, que incluyeran que les vendieran las tierras.  El heróico pueblo de Colón y la lucha de organizaciones como FRENADESO y SUNTRACS, impidieron el robo.

Al parecer, Ricardo Martinelli y su familia, aunque no fueron los únicos, mantuvieron los vínculos con colaboradores y testaferros del dictador Manuel Antonio Noriega.  Su estructura de gobierno ha sido constituida por gente del dictador y por sectores vinculados a hechos delictivos.  No es de extrañar que siendo el Presidente, se hicieran las gestiones para su traída a Panamá, y fueran subalternos de Noriega los encargados del operativo de su regreso.  El recientemente nombrado Magistrado, Ayú Prado, se le recuerda en video haciéndole reverencias al dictador, y qué decir del actual viceministro de gobierno y Justicia, el Comisionado Manuel Moreno, quien fue enviado a Francia para traer a Noriega.

 La Belfon y sus relaciones

Ana Belfon Vejas fue nombrada Procuradora de la Nación. Fue como un regalo de Navidad. El nieto de la Gobernadora Mayin Correa James Ellery Woolford Carles fue nombrado Cónsul de Panamá en Toronto, Canadá, en reemplazo del hijo de Bosco Vallarino.  Belfon es la abogada residente de su empresa,  Seguridad Panamá.Com, S.A. la cual fue creada en el 2010, siendo funcionaria de la Presidencia. Ana Belfon, estrecha colaboradora del dictador Manuel Antonio Noriega, fiscal durante este funesto periódo, era Asesora Legal de la Presidencia de Ricardo Martinelli, y quien, se ha conocido, participó en la elaboración del Plan de Seguridad del gobierno.  Este personaje, de perfil para nada democrático, vinculada a la dictadura norieguista, fue la abogada de los militares después de la invasión.  Representó al capitan Ramón Díaz De León y otros oficiales, en los tribunales de justicia, así como fue la abogada del Ex mayor Manuel Sieiro Murgas, acusado y condenado por delito de tortura.  Sieiro es hermano de la esposa de Noriega y del Ex Teniente Coronel Aquilino Sieiro y de Ramón Sieiro, este último, de la Junta Directiva de Panabank con los Martinelli y otros, hasta dos meses antes de la invasión estadounidense a Panamá.  Ramón Sieiro fue el fundador del PALA, por instrucciones de su cuñado, el Ex General. Mayín Corre fue diputada por el PALA. Manuel Sieiro Murgas ahora es especialista en Seguridad, tiene propiedades, junto a sus hermanos y familiares, entre las que figura fincas a nombre de Lorsantha, S.A. y las cuales se les identifica como de propiedad del dictador Noriega.  Los gobernantes, garantizando los intereses de los Sieiro, solo intervinieron una cuota parte de la finca, la cual, en el 2009, el gobierno de Martinelli se la vendió a los dueños restantes, es decir, a los Sieiro, a los testaferros del dictador y narcotraficante Noriega.

El nombramiento de Ayú Prado y Ana Belfon, el primero en la Corte Suprema de Justicia y la segunda Procuradora General de la Nación, no son actos casuales.  Forman parte de un plan para garantizar los intereses del dictador.  Preguntemos, ¿dónde pasó la navidad Manuel Antonio Noriega? No dudamos que junto a su familia, en casa, como si nada hubiera ocurrido. 

Medios

Denuncia contra Ana Belfon por chantaje y extorsión en 1998. Telemetro Reporta
Modificado por última vez en Lunes, 14 Enero 2013 11:22

Comments  

0 #1 JUANnn 2013-07-31 03:19
ESTE TIPO DE SITUACIONES DEBEN DE SER DEL CONOCIMIENTO DE LA NACION, LA CIUDADANIA NO LE PRESTA ATENCION A ESTA MAFIA QUE TANTO DAÑO LE ESTA HACIENDO A PANAMA.... FELICIDADES POR SUS DENUNCIAS

You have no rights to post comments