kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
01 May 2013

Increíble pero cierto: los directivos del “banco malo” aún no trabajan y ya han gastado 6 millones de euros Destacado

Escrito por  Montserrat Gutiérrez
Valora este artículo
(0 votos)
La Sociedad de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), o “banco malo” registra unas pérdidas de 5, 49 millones en 2012 debido "al esfuerzo que ha tenido que hacer para impulsar su puesta en funcionamiento".

¿Qué es el “banco malo”?

Un banco malo es aquella entidad o institución financiera que se encarga de transferir los activos tóxicos de las entidades bancarias, donde se incluyen aquellos fondos de inversiones de pésimas condiciones y que se crearon a partir de hipotecas o créditos a personas con poca solvencia económica, a un Organismo Público que se encargaría de liquidar los pagos.

En pocas palabras, el Estado compra aquellos créditos con alta probabilidad de resultar poco rentables para el banco, y lo hace a un precio que estaría entre el valor del mercado y el valor contable del activo, es decir, el Estado se haría cargo de una parte de la minusvaloración del crédito.

Finalmente, estos activos al venderse causarían pérdidas, una cifra que dependería de la gestión de este tipo de bancos.

Al final, los principales afectados son los contribuyentes y es que éstos son los encargados de pagar parte de las pérdidas (con dinero público) debido a la mala gestión bancaria.

El principal objetivo de este tipo de bancos es el de proteger el sector bancario y de esta manera, reactivar la situación económica actual de España.

La misión de este tipo de bancos es más que mejorar la situación económica ya que, en caso de que los bancos se libren de todas aquellos créditos tóxicos dispondrían de liquidez que, a su vez, la invertirían en nuevos créditos a personas solventes, especialmente empresarios, y de esta manera se conseguiría potenciar las empresas con el consiguiente posible descenso del paro, uno de los problemas más importantes actuales de España.

Por supuesto, las opiniones en contra de que sea el contribuyente el que tenga que pagar los errores cometidos por el sector bancario, además de que podría causar un peligroso precedente, son muchas y sobra decir que estar por ver la eficacia del procedimiento.

Sueldazos y gastos de arranque

Pues bien, la sociedad creada a tal efecto en España someterá a votación sus cuentas anuales en la junta general de accionistas que se celebrará el próximo 29 de mayo en primera convocatoria. Estas cuentas responden a un ejercicio "más corto de lo habitual", ya que la Sareb comenzó a funcionar como tal el pasado 28 de noviembre.

En esta convocatoria también se aprobará el sueldo que ha percibido la presidenta de la sociedad, Belén Romana, que asciende a 32.916 euros (su remuneración máxima anual se encuentra en 498.000 euros), y el del director general, Walter de Luna, de 32.083 euros.

Los altos cargos del "banco malo", nombrados a dedo por el Gobierno, ya han cobrado más de 500.000 euros en sueldos por la puesta en marcha de la sociedad

Romana y De Luna no pueden cobrar más de 500.000 euros anuales, el mismo límite de retribución que se ha impuesto a los directivos de entidades que han recibido ayudas públicas. Esta cantidad incluye retribución fija y variable en el caso de los dos altos directivos de la Sareb, por lo que es más "restrictiva" que la que afecta a la banca con ayudas, explican las fuentes.

Está previsto que la junta apruebe la retribución que reciben los 15 miembros del consejo de administración, que a cierre de diciembre han percibido 142.917 euros. Por su parte, los consejeros no ejecutivos han recibido 7.000 euros de media. Sareb ha precisado que hay dos consejeros (Rodolfo Martín Villa y Remigio Iglesias) que han renunciado a percibir su remuneración.

Las citadas fuentes han indicado que los consejeros recibirán una cantidad fija anual de 75.000 euros, que ascenderán a 85.000 si están en algún otro órgano y a 95.000 euros sin son presidentes de algún comité.

Y mientras tanto, pérdidas

Es decir, que en 32 días de operación, fiestas navideñas incluidas, Belén Romana, la flamante presidenta de la Sareb ya ha percibido, según la memoria que se aprobará en la junta, la friolera de más de 1.000 euros diarios, fiestas incluidas. Un salario sólo ligeramente superior al que ha cobrado su ‘mano derecha’ Walter de Luna, director general del “banco malo“.

A pesar de las más que generosas retribuciones por sentarse de vez en cuando en el sillón del consejo del “banco malo“, la Junta aprobará, con toda probabilidad un cambio en los estatutos, para permitir que los remunerados consejeros puedan además cobrar otros ingresos por ejercer otras actividades profesionales “complementarias” con las de la Sareb, no vaya a ser que pierdan dinero por su ‘sacrificio’ al aceptar integrarse en el Consejo del “banco malo“.

El último plan de negocio de la Sareb actualizado en marzo, reelaborado por la consultora KPMG ante las nuevas perspectivas económicas, prevé unas pérdidas netas de 47 millones este año, para no volver a incurrir en ´números rojos´ hasta cinco años después, cuando se alcanzarán los 60 millones.

Las pérdidas netas en 2018 se explican en la caída del ritmo de las ventas (al pasar de 3.448 millones de euros en 2017 a 2.989 millones) y los gastos por la comercialización de activos. El ´banco malo´ se anotará un récord de beneficio en 2016, hasta 762 millones de euros. Todo ello, por supuesto, como en el cuento de la lechera, en el caso de que por el camino no se derrame el cántaro.

Para entendernos, el “esfuerzo” al que aluden las fuentes citadas son los altos salarios, del orden de 500.000 euros para los principales cargos nombrados a dedo por el Gobierno y la puesta en marcha de concursos y adjudicaciones para que consultoras y sociedades externas realicen en la práctica el trabajo para el que la Sareb ha contratado a un amplio plantel de ‘especialistas’.

Quien mal empieza…

http://es.globedia.com/increible-directivos-banco-trabajan-gastado-euros

You have no rights to post comments