kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
09 May 2013

Alumnos de Master Oficial denuncian abusos del Banco Santander para obligarlos a pagar el préstamo renta universitario que se concedió con el aval del Estado

Escrito por  Kaos. Los abusos de la mafia bankaria
Valora este artículo
(0 votos)
Un lector nos hace llegar una denuncia sobre supuestas irregularidades que el Banco Santander estaría llevando a cabo, con la complacencia y complicidad del estado, en los procedimientos para exigir la devolución de los créditos concedidos por el ICO a estudiantes de Máster Oficiales.

Me llamo José Ganga y a continuación voy a intentar relatar de la forma más concisa posible mi situación, una situación que, bajo mi punto de vista, resulta totalmente injusta y merece ser conocida. 

Solicité en Préstamo Renta para cursar un máster en el año 2009 -me gustaría recordar que es el mismo préstamo que figura en la web de educación del Ministerio y que lleva su sello y su aval-. La duración del mismo fue de dos años. Al año siguiente, cursé un segundo máster gracias, en parte, al dinero del Préstamo recibido para el anterior. Mientras estudiaba, trabajaba como "falso autónomo" con un salario que a duras penas me permitía pagar las cuotas a la seguridad social. Desde julio no tengo trabajo. Empecé una beca en marzo de este mismo -con dos másters y cinco años de experiencia laboral, recuerdo- por la que percibo 600 euros brutos mensuales, es lo mejor que he podido encontrar -y me siento afortunado por ello-.

Durante el tiempo que duró el máster, y después, se me avisó en varias ocasiones desde el Ministerio para que entregara los documentos oportunos para certificar la correcta  superación de todos los créditos de los estudios para los se me concedió el préstamo. Todo lo vinculado con el Préstamo se desarrollaba, por tanto, en un entorno más o menos laxo y se contaba siempre con la posibilidad de subsanar errores.

He tenido la poca fortuna de no encontrar trabajo relacionado con mi preparación académica. Este hecho ha condicionado mi vida laboral y mis ingresos anuales, que en ningún caso alcanzan los 22.000 euros que exigiría el comienzo de la devolución de lo prestado, son muy limitados. Estaba dispuesto a prolongar el periodo de cadencia del préstamo y supuse –confié– en que me avisarían con antelación a que finalizara el plazo para pedir una prórroga. Además, según mis cálculos, había firmado el contrato bastante después de la fecha en la que lo hice. Fue mi error no revisar la documentación pero contaba con la flexibilidad que hasta ese momento había mostrado la institución estatal.

El pasado martes 2 de abril me llamaron desde el banco Santander -ese banco que alardea de estar presente en todos los campus universitarios y de facilitar la formación universitaria- para decirme que me habían pasado la primera mensualidad correspondiente a la devolución del préstamo y que no tenía dinero en la cuenta. Me advirtieron de que si no pagaba en los tres primeros días del mes habría una multa y de que, pasados los dos meses, entraría a formar parte de la lista de morosos. Desde el banco, con una filosofía tecnologizada y deshumanizada, me han asegurado que una vez puesto en marcha el cobro no hay vuelta atrás. Me resulta difícil, por no decir imposible, hacer frente a un pago mensual de casi 200 euros cobrando apenas 600 y pagando 300 de alquiler y creo que el Estado –del que partió la iniciativa– debería tomar cartas en el asunto.

Me gustaría recordar que nunca, en otras circunstancias, hubiera solicitado un Préstamo. Lo hice, en primer lugar porque me permitía ampliar mi formación y encontraría un trabajo mejor –cosa que no ha sucedido, en parte, por la inevitable coyuntura económica– y, en segundo lugar, porque contaba con el aval del Estado Español y con la garantía de justicia y equidad que caracteriza a la entidades públicas frente a las empresas privadas. No en vano la información está alojada en la página web del ministerio y cuenta con su sello. Ante tan kafkiana situación, con un nivel de ingresos que no llega al salario mínimo interprofesional y sin poder hacer frente al pago de las mensualidades del préstamo, he solicitado, sin respuesta, que el Estado interceda entre mi persona y el banco exigiendo que se me facilite una prórroga, a la que, por otra parte, recuerdo, tendría derecho por contrato. Me consta que hay más gente en mi situación -en mi sucursal mínimo otras seis personas, en total mucha más según el propio ministerio-, incluso gente que tiene que empezar a pagar el préstamo estando directamente en el paro. Pueden comprobarlo en este grupo de Google:  

https://groups.google.com/forum/?fromgroups=#!topic/prestamo-renta-universidad-2009/9f3SmdtkK-w

Les ruego me ayuden a dar cobertura a través de sus medios a este asunto y poder, así, ejercer cierta presión para que las reglas del juego no desfavorezcan a los de siempre. 

Muchas gracias por adelantado.

Reciban un cordial saludo.  

Modificado por última vez en Jueves, 09 Mayo 2013 17:29

Comments  

0 #5 LOMBERTO 2013-10-25 12:56
Hola
prueba no es necesario para apoyar a cualquier persona en
difícil situación,
Esta visión pluralista y ganado de inversión internacional
condujo a un nuevo tipo de inversión que es el préstamo. At
efecto, ofrezco mis servicios para las personas honestas que se encuentran en
la necesidad de apoyo financiero y crear actividades generadoras de ingresos
es asegurar un futuro mejor con una tasa de interés
considerar 3% me gustaría decirles que estoy dispuesto a conceder un préstamo
entre 1000 € y € 5.500.000.



+1 #4 Violeta 2013-05-23 21:20
Hola, estoy en tu misma situación, si quieres nos ponemos en contacto creo que hoy en La Sexta Noticias han denunciado este hecho...


Un saludo,
+1 #3 Antibancos 2013-05-11 02:40
Siempre en contra de los bancos y la usura, deberian desaparecer.
Pero tu deberias haber estado atento a lo que firmaste, haber pedido la ampliación de la carencia cuando segun las bases habia que pedirla.
+1 #2 Arnulfo 2013-05-10 11:17
Hola Compañero, a mi me pasó lo mismo que entre el 1 y el 15 de Enero no me di cuenta que tenía que enviar la carta dónde aseguro no haber cotizado los 22 mil euros anuales y poder prorrogar mi periodo de carencia.

Creo que la posibillidad de presionar está en ver si el ICO está obligado a comunicarte anualmente que debes hacer entrega de ese documento.¿o no?

Tal vez por ahí se pueda ahcer algo no lo sé. En cuanlquier caso estaría bien organizarse y buscar asesoría legal. Gracias por tu carta
+1 #1 pepurr 2013-05-09 18:43
Hay que solicitar la prórroga del 1 al 15 de enero de cada año en la oficina donde lo solicitaste. Lo pone muy bien en los papeles que firmaste. Lo siento, yo tambien pedi uno en el 2008 y lo tengo muy presente. Habla con el banco a ver si podeis llegar a un acuerdo. Suerte.

You have no rights to post comments