kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
26 Jul 2014

Por una nueva democracia, demo-acracia

Escrito por 
Valora este artículo
(4 votos)
Unos textos que a pesar de haber sido publicados a principios del siglo pasado conservan toda su pertinencia en sus aceradas críticas a la llamada "democracia"

 

Son ya moneda corriente, en algunos ambientes pues en otros todo es puro y asfixiante botafumeiro, los dardos lanzados contra esa cosa llamada, de manera pomposa, <<democracia>>. En ese orden de cosas, cómo olvidar aquélla pregunta leninista de ¿democracia para qué? ( con lo que ponía el acento en la falsedad de la democracia-burguesa, formal, aunque viendo lo que luego vino…la cosa resulta francamente sangrante), o el lema sesentayochesco de << elecciones trampa para chorras>>…hasta las consignas actuales de; << le llaman democracia y no lo es>>...que claman indignados contra el partido único bipolar en que se traduce la llamada democracia.

         Tal ficción basada en leyendas, mentiras y ocultaciones de quién tiene realmente el poder, puede conducir a hablar de la buena, auténtica, y la mala, pervertida, democracia; es el caso del interesante prólogo de esta presentación de textos desenmascaradores de tres destacados libertarios, escrito por Rafael Cid, que distingue entre << democracia analítica >> y << digital >>, colocando en el primer grupo a la democracia griega y en el segundo la demoscopia actual. Según Cid la primera es la digna del nombre ( poder del pueblo / demos, cracia), basada en varias –ias ( isegoría, isonomía, parresía), de las que olvida una esencial: la idiocia en la que se incluía a los incapaces de comprender y en consecuencia de participar: las mujeres, los niños, los metecos…La visión mitificada del ágora griega debería ser contrastada con la investigación de Luciano Canfora, que según mi modo de ver, pone los puntos sobre las  íes: ya entonces  funcionaba el principio de que el que más puede capador , y éste no era otro que el que tenía el dinero ( para poder formar a quienes podían lucir su bien formado-vía los sofistas- pico…) y propiedades.  Las conclusiones del sabio italiano, en su << El mundo de Atenas >> pueden resultar deprimentes, mas, aunque amarga la verdad…es la verdad, por mucho que pueda doler.

         ¿ Supone tal cosa un inevitable hundimiento en la desesperanza, en un non future…que venga a mantener que no hay horizonte maravilloso ( aunque éste sea deseable)  como no ha habido pasado maravilloso, cual edad de oro perdida ?  La pregunta resulta retórica a todas luces ya que al fin y al cabo su respuesta, a estas alturas, viene a ser una cuestión de fe, de esperanza o no. Sea como sea, el deseo de un futuro más justo, más igualitario siempre resulta absolutamente pertinente y probo.

         Los textos que presenta << La ficción democrática >>, editado por La Linterna Sorda son verdaderas apuestas por una nueva democracia para lo que resulta necesario desmitificar la mitificada democracia en su forma actual, basada en el Estado- siempre apoyado en la violencia monopolizada y la usurpación- y en el parlamentarismo convertido en forma de expresión de los gestores de los intereses económicos y en una supuesta representatividad de la voluntad popular en manos de una casta de profesionales de la cosa. El libro reúne varios textos de tres destacados-que no conocidos- libertarios: Albert Libertad, Sébastien Faure- brillante argumentador ateo- y Ricardo Mella. Los tres, hombres que vivieron  tiempos bisagra, entre el XIX y el XX; los dos primeros figuras del anarquismo francés, el tercero, del español.

         La pertinencia de los textos a pesar de haber sido escritos a principios del siglo pasado es de una rabiosa ( grrrr) actualidad, ya que echan por tierra las numerosas falacias urdidas en defensa de la forma actual que reviste la política en beneficio  de una capa burocrático-financiera, bajo la bandera del pueblo; idea que ha llegado a calar de tal modo en el personal que parece que fuera de tal marco…no hay nada, y menos todavía, salvación. Los trabajos presentados desvelan las mentiras y las  tramposas técnicas para venderlas como verdades, con el uso, y abuso, de grandes palabras ( pueblo, soberanía popular…). Cada uno de los autores es presentado con una escueta biografía que nos sitúa en la época y en la ajetreada vida en el caso del primero de los nombrados, cuyo insumiso y combativo comportamiento le supusieron encierro y  brutales castigos.

         Sólo  ver los títulos de los ensayos reunidos resulta suficiente para vislumbrar  la dirección que adoptan las críticas: << El rebaño electoral >>, << la podredumbre parlamentaria>> y la << ley del número >>. Los mecanismos de engaño y de despilfarro son puestos al desnudo, y las palabras visitadas son aclaradas en sus usos perversos ( mayoría, minoría, representantes, voluntad popular, soberanía, el Estado como garante de la vida social, etc.); cuestión clarificadora esta última que no es baladí ya que toda civilización ha sido construida en base a la palabra, y no es exagerado mantener con el otro que se construyen cosas con palabras; y stollering mediante, historias justificadoras. De este modo se venden motos, como si fuesen las únicas posibles, y con la repetición continuada de ciertas ideas se ha llegado a crear una segunda piel-ideológica- en las mentes de la muchedumbre, guiada pos los pastores de turno como si de dóciles ( y crédulos) rebaños se tratasen. El poder de la palabra, de su reiterado uso  ( de << decir las cosas oportunas >> hablaba Platón), viene a hacer que el orden de ciertos discursos se conviertan en discursos del orden; cuya aceptación hace que los individuos se sientan como más acompañados, más protegidos, frente a la soledad de la intemperie…y sin barandilla legitimadora de apoyo. 

         Frente al peso del adorado Derecho, como condición previa para la existencia social según se repite como si antes de las cuadrículas impuestas nada existiese en el campo de los sentimientos humanos (hospitalidad, ayuda mutua…), la llamada de los Libertad, Faure y Mella conduce a los principios de libertad, solidaridad, democracia directa, lazos de asociación , etc., etc.,etc.

         El lector que yo soy ha disfrutado de los textos leídos, si bien a veces con cierta rabia y un sentimiento de que después de lo que llovido desde que fueron escritos, la tierra no parece muy propicia para la aceptación de los justos y certeros planteamientos expuestos. Posibles esperanzas o desesperanzas aparte, el libro sirve de dispositivo agitador frente a las verdades consagradas y como vacuna contra el reino de la estupidez que nos agobia con el karaoke ambiente , repetido una y otra vez por los medios de (in)comunicación.

Cúmulo de verdades como puños, dardos contra el Estado, el monstruo más frío entre los monstruos fríos-por emplear la tajante expresión nietzscheana- y contra sus instrumentos de explotación y domesticación; bajo la guía de…ni dioses, reyes, ni tribunos, ni Dios ni dueño, con el horizonte del < mayor grado del orden >>, idea reafirmada por François Châtelet  << Anarquía, no es ausencia de organización, es la ausencia de trascendencia, rechazo de imponer de alguna manera un principio de funcionamiento que sería previo al funcionamiento de lo real>> (  << La révolution sans modèle>>).       

Modificado por última vez en Sábado, 26 Julio 2014 16:15

You have no rights to post comments