kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
04 Ago 2014

El paro, o cómo el sistema nos utiliza de pañuelos Destacado

Escrito por  Óscar Simón
Valora este artículo
(2 votos)
¿Por qué millones de personas no pueden trabajar? Esta pregunta nos lleva a respuestas claves para entender el estado actual del mundo.

¿Por qué millones de personas no pueden trabajar? Esta pregunta nos lleva a respuestas claves para entender el estado actual del mundo.

La primera respuesta es porque el trabajo asalariado no responde a las necesidades de la humanidad, sino a las de un grupo determinado de personas. Es decir aquellos que poseen los medios de producción (fábricas, bares, hoteles, constructoras… o los gestores políticos de los servicios públicos).

Así, las decisiones sobre qué producir, cuánto producir y el número de personas involucradas en la producción, distribución etc., dependen de decisiones ligadas a la obtención de beneficios económicos por parte de unos pocos. Su objetivo es obtener el máximo beneficio económico para ellos mismos. Por lo tanto, los avances tecnológicos que han incrementado las capacidades productivas de una manera increíble en los últimos 100 años no han sido orientados a reducir la jornada de trabajo, (la misma que hace 100 años), sino que han ido a parar directamente al bolsillo de los jefes. Cada hora que se trabajaba en 1950 producía unos 7,86 dólares, cada hora que trabajamos hoy produce unos 30 dólares. Es decir, una trabajadora de hoy en día produce lo que 4 de hace 60 años.

Este fenómeno ha sido igual en el Estado español, pero además se agrava por la gran crisis económica que atravesamos. Durante años el sector de la construcción edificó muchísimas más viviendas de las que se podrían comprar. Millones de personas fueron formadas como paletas, camioneras, arquitectas, lampistas, etc. El objetivo era satisfacer la demanda profesional de un sector orientado claramente a la especulación. Las viviendas no se construían para dar cobijo a al as personas, sino como método para obtener más crédito o como bien especulativo. Millones de personas adquirieron destrezas que los capitalistas hoy no necesitan. Aunque la humanidad sí. Millones de personas no disfrutan de viviendas con las mínimas condiciones de salubridad.

Por último hay que destacar que en todos los países del mundo hay desempleo, no porque las personas no quieran trabajar, sino porque los dueños del trabajo asalariado necesitan la amenaza del desempleo forzoso para atemorizar a su personal. "O lo tomas o tengo mil como tú esperando" es una frase demasiado repetida para constituir una anécdota.

Óscar Simón () es militante de En lluita / En lucha

Artículo publicado en el Periódico En lucha Diari En lluita

http://enlucha.org/diari/el-paro-o-como-el-sistema-nos-utiliza-de-panuelos/#.U9-Ra_ldUrU

You have no rights to post comments