kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
03 Sep 2014

Nazis ‘humanitarios’ en Madrid: la ultraderecha intenta montar su 15-M Destacado

Escrito por  Anibal Malvar
Valora este artículo
(0 votos)
Nadie abre el portalón metálico del número 11 de la calle madrileña de Juan de Olías. Es la entrada de un edificio destartalado de tres plantas con enormes cristaleras rotas, y sobre el que ondea una bandera española no preconstitucional...

Sin escudo ni águila. El dato no es baladí, porque este antiguo bloque de oficinas ha sido ocupado, desde hace dos semanas, por una treintena de jóvenes ultraderechistas que pretenden dar cobijo y alimento a los desamparados del céntrico barrio madrileño de Tetuán. Con la única restricción de que los desamparados sean españoles.

Una pancarta de tres metros pintada a rotulador informa que la nave es la sede del Centro Social-Madrid Ramiro Ledesma. El sábado pasado un millar de personas se manifestó ante el local pidiendo su desalojo. Una treintena de policías evitaron enfrentamientos de importancia entre los vecinos que se oponen al centro social neonazi, y los okupas.

Pero dos días después, al mediodía del lunes, por mucho que se golpea el portalón metálico, parece que ya no hay nadie en el edificio. Hasta que al cabo de una hora una chica veloz se inclina hacia la cerradura, que se resiste. Varias veces vuelve una mirada rápida arriba y abajo de la calle vacía. En el imaginario neonazi que uno maneja las ultras no visten ni se arreglan así: pelo agitanado largo y negro, algo salvaje; short vaquero gastado; camiseta negra con las mangas y el escote recortados a tijera, labios de un rojo violento sobre una piel muy oscura, tatuajes en brazos y cuello. Todo en ella es más gitano que ario, más 15-M que Whermacht. La vamos a llamar Eva, porque prefiere no dar su nombre.

Aunque os apoya, el Movimiento Social Republicano se desmarcó el 21 de agosto de esta okupación. ¿Pero tú perteneces al MSR?

– Sí, soy militante del MSR.

¿Desde cuándo?

– No sé, desde hace mucho.

– ¿Cuántos años tienes?

– Veinticinco.

El MSR es un partido legal fundado en 1999 y cuyo líder, Juan Antonio Llopart, detenido en numerosas ocasiones por apología del genocidio contra los judíos, se declara heredero ideológico de Gregor Strasser, el nazi que sustituyó a Adolf Hitler en la presidencia del Partido Nacionalsocialista durante los dos años de cárcel del futuro führer [1923-1925]. Apenas nueve años después, Hitler ordenaba su asesinato para evitar rivalidades.

Eva, la portavoz de los okupas filonazis de Tetuán, tiene a su propio Strasser madrileño: Ramiro Ledesma, filonazi, antisemita y fundador de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista (JONS). Aquellas que estuvieron aliadas con Falange bajo el lema: “Si nuestros objetivos han de lograrse en algún caso por la violencia, no nos detengamos ante la violencia”. Por el fundador de las JONS el edificio okupado se llama ahora ‘Hogar Social Ramiro Ledesma’.

– Ramiro Ledesma no es lo que la gente piensa. Ledesma era un filósofo, un periodista, un credador, un político y un hombre de altura, era discípulo de Ortega y Gasset, y era de este barrio. Nos pareció una forma de reconocimiento ponerle a esto su nombre.

Ledesma era filonazi.

– ¿Qué es ser filonazi? ¿Qué es hoy ser nazi? El fascista es un socialista que defiende a la clase obrera, aunque no al estilo marxista. Hay ciertas etiquetas que están demonizadas –concluye Eva–. Si fascista es ayudar a tu pueblo, prefiero que me lo llamen. Pero nadie quiere volver a los tiempos de la guerra, los fusiles y las trincheras.

Eva está sentada ante una gran mesa de despacho. Detrás, pegados a la pared desconchada, carteles de celebraciones filonazis europeas, una pancarta en favor del pueblo palestino y una enorme bandera sin escudo preconstitucional. Como la que ondea en el techo del edificio okupado. Una de las peculiaridades del MSR, el partido filonazi de Eva, es que, al contrario que otras fuerzas fascistas o neonazis, ha eliminado de la bandera el escudo preconstitucional.

Este despacho sin paredes está en la esquina de una nave de 1.300 metros cuadrados. Las vigas están desconchadas, el techo cancerado y el suelo es cemento sucio. Las tres plantas son iguales. Hay colchones desnudos y de varios colores, tamaños e higienidades al fondo del inmenso hangar, en las antípodas de la pared de ventanas rotas.

–Queremos venir todos aquí, a vivir. Pero mira como está –dice Eva.

– ¿Tenéis por lo menos agua corriente?

–Qué va. Estamos intentando arreglarlo. Ten cuidado, no pises ahí –me señala una especie de conmutador medio camaleonizado entre un montón de polvo de cemento.

– ¿Cuántos sois?

– ¿Cómo? No sé. Un montón.

No. Me refiero a los que queréis quedaros a vivir aquí.

– Ah, eso. Unos treinta o cuarenta, en principio. Y la gente a la que tenganos que atender, claro.

– ¿Y cómo estás aquí tú sola? No he visto a nadie más en las tres plantas.

– Ya vendrá más gente…

Dos chicos y una chica aparecen una hora después. Ninguno llega a los 30 años. Serán las dos y media de la tarde. Los tres van informales y saludan cordialmente. Nada de galones, cabezas rapadas ni botas con clavos. Nada de la vieja iconografía nazi, franquista o fascista.

– ¿Sois como el 15-M de la derecha?

– ¿Por qué lo dices?

– Desde hace un tiempo, algunos partidos filonazis o fascistas están trabajando en la calle, haciendo recogida de ropa y alimentos, protestando contra desahucios, dando charlas ciudadanas… Sobre todo el MSR, tu partido, que también es muy activo en Zaragoza. No sé, como si reprodujerais algunas estrategias del 15-M para acercaros a la calle…

– No, no somos como el 15-M. Del 15-M nace Podemos, que es una gran falacia y un castillo de humo. Su programa es un disparate. No le puedes hacer un simpa a los bancos.

De trabajos entre la gente con este tipo de acciones solidarias, como las que pretendéis vosotros y hace el MSR, nació en Grecia Amanecer Dorado. ¿Qué piensas de Amanecer Dorado?

– Son partidos socialistas que propugnan derechos sociales para defender a su pueblo. Lo que están haciendo con Amanecer Dorado es una auténtica vergüenza. Si los tribunales fueran neutrales, eso no lo podrían permitir [quince diputados de AD fueron encarcelados por, entre otros delitos, diez asesinatos].

– ¿El MSR se presentará a las elecciones generales?

– Se decidirá en el próximo congreso.

– ¿Y cómo definirías su ideología, si no te gusta nazi, ni fascista…?

– Soberanista.

A la izquierda de la mesa de despacho, en la nave del tercer piso, hay apiladas algunas decenas de latas de conservas. Los miembros del Centro-Social no saben cuándo podrán alcanzar su objetivo de alimentar a los indigentes españoles del barrio de Tetuán, uno de los más multirraciales de Madrid. Pero ya empiezan a recoger donaciones, asegura Eva. La protesta vecinal del sábado [ver vídeo, abajo] también alertaba del polvorín que puede suponer en Tetúan la presencia de la ultra xenófoba con una infraestructura poderosa como el viejo edificio de oficinas. Aún son solo 30 okupas, pero acaban de empezar.

¿Tú eres racista?

–No. No somos racistas. Hay que analizar los contextos cuando se trata de difamar. No somos xenófobos ni supremacistas. Yo no desprecio a ninguna raza. Me gusta leer y viajar. Pero la igualdad entre etnias es una utopía. Soy antiimperialista, voy contra el imperialismo español que machacó al indio en América, pero también estoy en contra de las invasiones actuales que estamos viviendo en Europa.

– ¿Y qué harías? ¿Mandarlos de vuelta a su país?

– Sí, y todo el gasto social que generan dárselo en ayudas en su país. Aquí hay ecuatorianos que tienen cuatro y cinco hijos; eso es un gasto enorme. Y no me entiendas mal. El inmigrante ha sido víctima del sistema. Los trajeron con la burbuja inmobiliaria para tener mano de obra barata. Hay que ayudarles, pero enfocándolo de otra forma.

Antes de abrir el portalón del centro social hacia la calle Juan de Olías, Eva enseña las quemaduras supuestamente provocadas por un cóctel molotov arrojado por un presunto ultraizquierdista.

– No fue solo la manifestación del sábado. A veces vienen y nos tiran cócteles molotov o piedras. Son skins de extrema izquierda. Ahora mismo vengo de poner la denuncia.

¿Los has denunciado ante la policía? ¿Sabes quiénes son?

– Yo no sé quiénes son. Pero la policía los tiene identificados desde la manifestación del sábado.

¿Y a vosotros no nos ha dado la brasa la policía por okupar esto?

– No, qué va.

Qué raro, con la que se está montando.

– Ni nos ha llegado orden de desalojo ni nada.

La bandera española sin símbolos preconstitucionales flaquea sobre el Hogar Social. La tarde sin viento la invita a echarse la siesta.

 http://www.cuartopoder.es/loszapatosdelvagabundo/nazis-humanitarios-en-madrid-la-ultraderecha-intenta-montar-su-15-m/3279?utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter

You have no rights to post comments