kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
27 Sep 2014

27 de septiembre ¡Murió el General!

Escrito por 
Valora este artículo
(19 votos)
El primer beso no se da con los labios, se da con la mirada (A la memoria de Humberto Baena, Sánchez Bravo, Ramón García Sanz, Txiki, Otaegui. . .)

Pero “el general”, si tiene quien le escriba. . .

Andaba la mamá de una alumna en arte dramático, nacida en el exilio y de nombre Libertad, por las calles del viejo Madrid descubriendo el que llaman barrio de los Austrias, allá por el año 1979 (deduje mentalmente que hacía como cuatro años de la muerte del gran tirano) Pero la tiranía (continúa el relato la alumna), permaneció regocijándose en su sangrienta historia. Se estrenaban los medios a trabajar en “democracia”, tintando y coloreando entre nuevos eslogan las manos alzadas del régimen, cubriéndolas entre muecas de sonrisa y ramos de flores que siguieron destinados a los encuentros del llamado “Valle de los caídos”; a pesar de la legalización de partidos y sindicatos en apariencia opositores de ideologías antagónicas.

La entraña del poder seguía intacta. . .

Una parte de la materia se había esfumado pero no su idea, inquebrantable en la monarquía heredera y todos sus súbditos que se mantuvieron intocables en el poder, vinculados a las grandes decisiones políticas represivas y desastres económicos. Acampaba a sus anchas como en vida del dictador la siniestra guardia civil, mismos militares y mandos de diferentes policías. Misma política intimidatoria y represión contra el pueblo. Religión obligatoria de tradición conservadora oscurantista, pocos casos dan fe de otras conductas individuales, base en conjunto y jerarquía vinculada a la masacre, unida al levantamiento contra el pueblo, su sufragio universal, y al “lavamiento y purificación” de robo de hijos.

Hasta la simbologia de las calles se mantenía, abrazando nombres que dirigieron el ensalzamiento sangriento de la dictadura con esculturas en su honor. Todo permanecía en lo fundamental inquebrantable, incluido el barrizal de los barrios obreros intransitables y sus habitantes caminando como alma en pena, porque con y sin putocracia como dice mi mamá, siguió siendo además de barrizal suburbio, donde el que roba una gallina eran héroes de la dignidad, que tan bien recogió en sus haberes el grupo de teatro Tábano y Gayo Vallecano en “¡Perdona a tu pueblo, Señor!”, ya que ni socialismo ni comunismo ni anarquismo ni democracia llegaba, ni una lagrimita, pudo lavar la cara represiva que siguió acosando. Continuaron coordinados los asesinatos, con ellos la represión y la tortura repobló las antiguas mazmorras, por donde desfilaron líderes políticos, maestros, poetas de la república. Mucha mala hostia al parecer contra los que persistían caminar como gente. O sea, que el hedor de la mierda seguía corriendo por alcantarillas y despachos como corrieron las penas de muerte y ésto es así (ella lo vivió y nos lo cuenta aún horrorizada), mi mamá no miente! Sigue sensibilizada, se la eriza la piel cuando nos narra que tenía once años, cuando al alba de aquél 27 de septiembre fueron asesinados cinco combatientes antifascistas. No bastó la flor de sus vidas, dice mi madre cuando el recuerdo de aquellos echos la vienen a la memoria sobrevolando las emociones. . .

Aquí está el general.
¿Qué quiere el general?
Una espada desea el general.
¡Ya no existen espadas, general!

Caminamos juntas, sin pausas ni respiro sigue contando lo que escuchó en casa de Libertad, su madre. Cuando se cruzó entre nuestras piernas una gata con ojos de luna. “Gata Luna” nos miró alzando su cabecita y dijo. . . ¡miauuuuuuuuu! Yo se que traducido es algo así como: hola chicas, kaixo potxolas! La acaricié buen rato, era tan linda!, me recordó a Trasgu, pero esta mas chiquita y, cariñosa! Desde ese momentico empezó a seguirnos, cruzándose a gusto entre pierna y pierna bajo mis largas faldas hasta la terraza que elegimos para tomar algo. Y, “Gata Luna”, se unió como una más, presente en la historia, vigilante y oportuna tras un nuevo aviso. . . ¡miauuuuuuuuu! La di a degustar una galletica que llevaba en la mochila, creo que me dió las gracias!, mientras molía los cereales diciendo nuevamente. . . ¡miauuuuuuuuu! Pero esta vez más efusiva, ronroneaba. En eso estaba cuando se acercó un muchacho, que por su respirar, parecía que venía a galope por la acera: ¡Hola! (dijo como el gato, pero sin traducción), se me ha escapado Milenka, ¡ah!, la que tienes entre las piernas. . . La gatita que nos acompaña?, le digo, y él se agachó para acariciarla. El muchacho no tenía los ojos de luna como su gata, sus ojos eran dos soles brillando, uf!!!, y recordé la gran veracidad de que, el primer beso no se da con los labios sino con la mirada. Tras unos segundos indecisos le invitamos a sentarse. Creo que nuestra “Gata Luna”, alucinaba observando y preguntándose inquieta, a ésta familia no la conocía yo!!!

  • Pues nada, nada, aquí tienes a Milenka, que no sale de entre mi falda.

  • Será que la has gustado, me contestó.

  • Si, tengo un atractivo especial para los animales. . .

  • No sólo para los animales, yo igualmente te hubiera seguido hasta el infinito. . .

  • Ja,ja,ja,ja,ja. Aaaaah, que galante!

    Le preguntamos si quería tomar algo, y respondió, siiiiiiiiiiiiiiiii. . . Ja, ja,ja,ja,ja, uf!!! Sus ojos me cautivaron, diosssss!!! Izar, que así se llamaba, no dejaba de sonreír y de besarme. . . con la mirada quiero decir, yo hacia lo mismo, toma no!

Y, tras unos segundos de presentaciones en aquella acogedora terraza, nos empezó a contar una rara historia de antropología, al parecer era ésta una de sus pasiones. Así fue como el chico de los ojos radiantes, hermosos como los de su gata, empezó a contarnos una larga historia basada en la antropología. La historia la inmortaliza en la selva virgen de “España”:

Por lo visto en el 1979. . .

(De nuevo la fecha baila en el ambiente)

Había todavía selvas sin explorar por tierras del Caudillo (incluso), nos explicaba con gran interés, hemos descubierto recientemente una extraña manada de animales salvajes. El descubrimiento se debe a un grupo de antropólogos, equipo del que formo parte. La importancia del hecho reside en que estas especies se habían dado oficialmente por extinguidas (afirmándose incluso que habían sufrido un proceso de mutación), adecuándose a las condiciones de vida de una nueva fauna.

Dicha manada no fue difícil de descubrir, en apariencia era como si la tuvieran en estado de aletargamiento producido “por un cambio”. Sólo los altos cargos mostraban agilidad en los movimientos. Fruto de “extrañas circunstancias aún no esclarecidas”, la manada se reanimó de súbito dado los estímulos bancarios volviendo a florecer y con ellos nuevos retoños con aroma col de Bruselas. Nuevamente, “El Generalísimo”, entre los grandes depredadores de la selva virgen de las españas, dios de las criaturas. Los halagos desde el poder robustecieron su tren de vida. Se dispararon los escarnios entre las sobras, alimentando el surgir de unas peculiares alimañas, que ya sin necesidad de ladrar de forma rabiosa a los nuevos señoritos, fueron guiadas a fortalecer el cinturón metálico de balas espinosas de la selva. Y, se pusieron en movimiento coordinado el conjunto de nuevos bichitos a favor de la OTAN, matando aquí matando allá, a decenas de siniestros y despistados afanados en su quehacer diario.

Su colorido variopinto abundó sobre las tonalidades verdosas, junto a un grisáceo amenazador y marrón de cuartel. Los grandes jefes eran todos especímenes camaleónicos, adoptaban a veces una coloración azulada, como queriéndose sacudir las flechas de los hombros que empezaban a clavárselas en los costados, junto a los de cerebro de charol y marrón caqui como salpicado de lentejas entre unto rancio.

La ferocidad de estos bichos era tal que no dejaban signo de vida tras de si. Seguimos sus desplazamientos y apreciamos una extraña característica en sus salvajes ataques al encontrarse con cualquier tipo de animalito indefenso, resollaban fuego por sus fauces, cual dragones milenarios pero. . . ¡extraño fenómeno!. . . apuntaban al cielo y sin embargo caían fulminados como por arte de magia sus víctimas; lanzándose como en época de “El Generalísimo”, al ataque de una multitud de mansos corderos. Uno de ellos fue muerto por llevar en su collar una enseña roja, color del campo que sembró las tropas del general.

El jefe supremo que eligieron para la sucesión “democrática”

Animal informe tipo camaleón-licantropus, pareciera que intentaba depurar la manada de los bichos más voraces, sin embargo estaba en realidad, realizando una selección darwiniana, a lo felipista, preservaba el pellejo de aquellos que mejor se adaptaban a los cambios de clima y a las nuevas condiciones. Y, ahí ando chicas (dirigiéndose a nosotras), como veis, trabajando para la eliminación de esta especie depredadora del conjunto de la naturaleza. . . Cuando terminó su relato Izar, Milenka lo miraba y creo que reía, me contagió, asombrada de la peculiar forma filosófica del análisis que nos ofreció. A partir de ese encuentro tenía a Milenka pegada a mis faldas largas, hasta que un día. . . Izar, junto con el equipo que andaba de investigación para la eliminación de dichos bichejos, eliminó de un certero disparo a uno de los jefes de la camada. Increíble la peculiaridad del antropólogo, tiro certero, era el general!!!:

¿Qué quiere el general?
-Perderse por la tierra desea el general.
-Ya no existe la tierra, general.

¿Qué quiere el general?
-Morirse como un perro desea el general.
-Ya no existen los perros, general.

¿Qué quiere el general?
¿Qué quiere el general?
Parece que está mudo el general.
Parece que no existe el general.
Parece que se ha muerto el general.
que ya, ni como un perro, se ha muerto el general,
que el mundo destruido, ya sin el general,
va a empezar nuevamente, sin ese general.

(Rafael Alberti)

PD.

Hay que arrimarse a la Prima (el riesgo para el pueblo)

El cantante argentino Calamaro, eligió Prima, inconfundible de purito facha, venera la monarquía parásita y el degüello público, de toros a forma de espectáculo taurino. Así es como muchos pretenden ver al pueblo. Y, es que después de tantos años, “el Generalísimo”, sí tiene quien le escriba. La fauna asesina sigue creciendo, desplazándose por todos los territorios, eligiendo nuevos líderes que son los que hoy gobiernan la selva.

Pues sí, llegó el día de la ascensión. . .

A Felipe le proclamaron rey y la hija mayor de ocho años, se convierte en promesa de la fantasía latifundista de la casa real. La imposición de su ideario se impondrá una vez más contra el sentir popular. Heredará como monarca preñando a la sopa boba perpetuidad antagónica, y distinción racial en cuño de clase que la ubicará frente a los nadie. Educación

similar en derroche consentido e individualismo elitista, para ello se formará en el extranjero como su padre. La instruirán para la guerra en lo militar, y en lo económico, entre guerras de rapiña a nivel ideológico. Lo hace la academia extranjera que es la que da forma el poderío de “Tío Sam”, quién también la enseñará hablar a mentir como a toda su ascendencia, para que pueda hacer frente a futuras “crisis”, además de dirigir los siniestros cuerpos dependientes de la OTAN. Todo esto lo confirma Morenés, ministro de defensa, que en su nombre manifestó: Tener muchísima ilusión en dicha empresa por aportar la formación a la distinguida, dentro del proceso de normalización , de la presencia de la mujer ( o el monstruo que van a crear?) en las Fuerzas Armadas. Esperan que la infanta en su día 'cuando Dios quiera', sea la jefa suprema de las Fuerzas Armadas, como capitán general de las mismas.

Al hoy, rey Felipe, le tocó estudiar enToronto (Canadá)

Para que aquí no vieran (como su padre), el gran nivel académico que alcanza tal dedicación. Pero la instrucción militar, síííííííí. . . Es el lugar ideal para rematar las faenas a lo castrense, y muuuuucho menos frío que en Canadá, para jugar a las aventuras de la tierra enlodando mar y aire, para eso sin lugar a dudas, “España!”, es la mejor!!!. . . Pues ala, a la Academia General Militar, a seguir crucificando Zaragoza, que la catedral es muy grande y las cientos de palomas que conforman “La Plaza de la Paz”, es el escenario ideal del reino de los ciegos, perdón, de los cielos es que quiero decir, junto con la Escuela Naval Militar de Marín y la Academia General del Aire de San Javier.

*Hoy, como ayer, mi más sentido homenaje a todos los hombres y mujeres, luchadores antifascistas del mundo asesinados por defender la libertad y la justicia de los pueblos.

¡Ellos, sí son mis hermanos!

Maité Campillo (actriz y directora de teatro)

You have no rights to post comments