kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
25 Oct 2014

La Universidad pública Miguel Hernández de Elche apoya la privatización sanitaria

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
A pesar de su nombre y de tratarse de una Universidad "pública", los máximos responsables orgánicos de la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH) se han vanagloriado en repetidas ocasiones de llevar a cabo un modelo de gestión privada dentro de una institución pública. Y, efectivamente, la precariedad laboral de buena parte de su profesorado y personal de administración y servicios, junto con los raquíticos espacios participativos tanto para trabajadores/as como para estudiantes, así lo atestiguan.

Resulta coherente, por tanto, que uno de sus Institutos, el Centro de Investigación Operativa (CIO), apoye abiertamente el proceso de privatización sanitaria rindiendo homenaje a uno de sus iconos más vergonzantes, el Hospital de La Ribera de Alzira (Valencia), el primer hospital “público” de gestión privada del Estado español, fundado en 1998 tras la aprobación de la Ley 15/97 de nuevas formas de gestión del Sistema Nacional de Salud, que le da soporte. El CIO organiza para el Miércoles 22 de octubre el seminario titulado “El Modelo Alzira de la gestión integral de la salud”, impartido por el consejero delegado del Grupo Ribera Salud, Alberto de Rosa Torner. El ponente, que en 1998 fue nombrado director gerente del Hospital de La Ribera de Alzira (Valencia), se encuentra en una excelente posición para explicarnos la quiebra de este hospital en el año 2003 debiendo ser rescatado con 25,4 millones de € por “lucro cesante” más 43,9 millones por activos amortizables. Y también podría explicarnos qué tipo de gestión es capaz de lograr que, tras ese saqueo del erario público, la nueva concesión recaiga sobre la misma UTE Ribera Salud, esta vez añadiendo al botín la gestión de 13 centros de salud.

La nota que sirve de anuncio de este seminario (http://comunicacion.umh.es/2014/10/21/la-umh-acoge-el-seminario-online-el-modelo-alzira-de-la-gestion-integral-de-la-salud/#more-79283) tiene el descaro de afirmar: “El modelo de colaboración público-privada ha demostrado ser un sistema de gestión sanitaria con múltiples ventajas tanto para los profesionales, como para la Administración Pública y los gestores privados. Pero, sobre todo, para los ciudadanos”. Mientras que las ventajas para los gestores privados resultan evidentes, las de los “ciudadanos” consisten en ver cómo se deterioran los hospitales públicos de la comarca por los recortes en financiación a la vez que son convertidos en centros sanitarios a los que se derivan los pacientes “no rentables”, crónicos, etc. Las ventajas para los “ciudadanos” quedan muy bien descritas en los innumerables artículos científicos que demuestran que en los hospitales de gestión privada la mortalidad de los pacientes adultos se eleva un 2% y la de neonatos en cerca de un 10% [P.J. Devereaux et al. (2002). Canadian Medical Association Journal, 166(11): 1399-1406].

Esas supuestas ventajas sociales de los modelos público-privados son radicalmente refutadas por el Informe Final de un estudio financiado por la propia Comisión Europea a través del 6o Programa Marco, el denominado Proyecto PIQUE (Privatización de los Servicios Públicos e Impacto sobre la Calidad, el Empleo y la Productividad, 2009), realizado en seis países diferentes sobre cuatro sectores básicos del Servicio Público, incluidos los Servicios de Salud (http://cordis.europa.eu/documents/documentlibrary/122489371EN6.pdf). Junto al evidente deterioro en los Servicios Públicos y en las condiciones laborales de sus trabajadores/as, el informe concluye que estos modelos ni siquiera han servido al pretendido objetivo de generar “estructuras de mercado altamente competitivas”.

Al ya penoso hecho de que una Universidad pública sirva de altavoz a este tipo de “gestores”, se añade el ridículo de ser “el último de la fila”, pues este tipo de gestión público-privada como modelo de privatización sanitaria acaba de ser puesto en duda por la misma Comisión Europea que, en su momento, lo impuso (http://www.casmadrid.org/docStatic/UE_INFORME_2014_MODELOS_PPP_PFI.pdf). Eso sí, no por sus nefastos resultados de salud sino porque encima, este tipo de hospitales salen mucho más caros. Como decían los/as compañeros/as de CAS-Madrid, “a buenas horas mangas verdes”.

You have no rights to post comments