kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
Maité Campillo

Maité Campillo

Sólo los pueblos que luchan avanzan practicando verdades. Ese es el pueblo, que yo rondo para enamorar.

Maité Campillo (actriz y directora de teatro)

Viernes, 27 Julio 2012 21:37

26 de Julio, y un millón de brujas

Una vez con los pies en el suelo, dice con resignación: he robado un nabo. Es tan pobre que ha cometido ese robo, evidentemente. . . después ya no sabe, no puede, agregar más detalles de su “pacto con el demonio”
Así lo siento y por ello me enfrento al lenguaje fascista, que quiere imponerse y formar parte de los muros de la casa de mis padres.
Los que roban la carne de la mesa predican resignación. Aquellos a los que están destinados los dones exigen espíritu de sacrificio. Los hartos hablan a los hambrientos
Se lo que es el amor, “señor Presidente”, conozco a mi gente... Por eso sé que su liderazgo es repugnante, tanto como el sufrimiento que impone
Quieren que nuestros hijos y los vuestros sean analfabetos como nosotros, que vimos las paredes de la escuela más por fuera que por dentro
Viernes, 08 Junio 2012 19:49

A solas

y las llamas alumbren las olas al calor de las hogueras en las que podamos bañar nuestro propio pudor, sea noche de San Juan o San Pedro, o aparezca la divina pastora con sus corderos
Nunca te fíes de quién no es de tu clase, y menos si su sangre no es del color de la tuya, el rojo es excitante, estimula, el azul es la descomposición de este, alerta!!!
Y, sí, ahí radica la diferencia del espíritu contra la sumisión, célula antioxidante sobre el esplendor humano de los abrazos a forma de barricadas, ese día llegará, claro que llegará!
Viernes, 18 Mayo 2012 19:15

Los Lunes al Sol

Si el diablo existe -pensó-, dios existe, o sea, no hay muerte, somos inmortales, el alma puede ser vendida en excelentes condiciones, jejejejeee!
Viernes, 04 Mayo 2012 22:01

“Un rey en Babia”

Que la Corona corría peligro o quería evitar pagar a la chusma, los reyes se refugiaban en Babia única forma de conseguir pensar con los pies y esconder la cabeza del machete campesino.