kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
23 May 2012

Educar o someter Destacado

Escrito por  Diana Moreno
Valora este artículo
(0 votos)
Los políticos intentan convencernos y convencerse de que, a pesar de que habrá más alumnos por clase y menos profesores por alumno, la calidad de la educación “no disminuirá”...

Los políticos intentan convencernos y convencerse de que, a pesar de que habrá más alumnos por clase y menos profesores por alumno, la calidad de la educación “no disminuirá”. No disminuirá, aún con el despido de profesores, la subida de las matrículas, la bajada de las becas, los cierres de centros de investigación. “Defendemos una educación de calidad e igualitaria”, insiste el Gobierno.

Exagerando mucho, estas políticas que recortan de abajo y apoyan a la educación privada y a la Iglesia van encaminadas a la Edad Media. Exagerando, digo. Pienso en las viejas sociedades, donde la educación de la masa era la última de las prioridades y la ciudadanía era, por tanto, fácilmente manejable. ¿Cómo, si no, se mantenían los regímenes más incoherentes de la historia en pie? Esos sistemas donde una minoría acumulaba toda la riqueza y la sabiduría y mantenía a la mayoría sumida en la pobreza, la falta de higiene, el analfabetismo y la sumisión, ¿cómo no se venían abajo?

Está claro: aniquilando la educación. No hay otra manera de que un aplastado no salte.

Ayer, durante la huelga contra los recortes educativos que nos va a imponer el Gobierno, hubo en varias ciudades manifestaciones donde sindicatos como el ANPE, CCOO o el CSIF expusieron con creces y a gritos los horrores de los tijeretazos (clases heterogéneas, menos horas extras y tutorías, menos atención al alumno…) y pidieron a los líderes que se “sentaran a dialogar”, pero, quitando eso, apenas dieron pistas de cómo pararles los pies a los que nos imponen estas medidas. Todos sabemos perfectamente, y no necesitamos explayarnos más en ello, que los recortes en educación son algo monstruoso, que nos hace “retroceder años”, que “nos deja sin futuro”, que “perjudica a las próximas generaciones”, etc. Todos estamos seguros también de que eso que dice Rajoy de que los sacrificios son iguales para todos no es verdad. Sabemos que hay dinero, y de sobra, y sabemos que los políticos mienten. ¡Lo sabemos perfectamente! Nos falta, como siempre, saber una cosa: cómo detener todo esto.

Y lo peor es que cada vez iremos sabiendo menos. Poco a poco nos cuestionaremos menos las cosas. Entenderemos menos el sistema, asumiremos como inevitables los abusos y las atrocidades pasarán a ser simplemente un link compartido y retuiteado en las redes sociales. Así han sido siempre los pueblos con educación deficiente. Cada vez seremos más sumisos, más conformistas: unas masas aturdidas por la telebasura. Así iremos volviendo hacia atrás, y siempre hacia atrás, a no ser que ahora demos rápido un paso hacia delante.

Modificado por última vez en Miércoles, 23 Mayo 2012 12:09

You have no rights to post comments