kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
17 Nov 2012

El General de Brigada Manuel Romerales asesinado por el Fascismo

Escrito por 
Valora este artículo
(9 votos)
Manuel Romerales, militar profesional, liberal y republicano moderado, fue la primera autoridad que se enfrento al golpe de estado fascista del 17 de Julio de 1936 en Melilla y termino asesinado.

En 1907 el Rey Alfonso XIII firmo la cruz de segunda clase con distintivo blanco al  merito militar a Manuel Romerales Quintana, capitán de Infantería. En Septiembre de 1911 Manuel Romerales se encuentra en Madrid, impartiendo clases, tras su paso por las academias de Segovia y Toledo. El 20 de Julio de 1913, el capitán  Manuel Romerales se encuentra en Cádiz, esperando cruzar el estrecho y encaminarse a Larache al Marruecos Español, sin saber que años después será su tumba.

En Febrero de 1916 el Comandante Manuel Romerales Quintero se hace cargo de Batallón de Cazadores de Estella, establecido  en la ciudad de Olot. En Junio de ese año se le concede  permiso para trasladarse a Vich primeramente y posteriormente a Madrid. En Agosto el ejército le otorga una cruz de segunda clase por meritos militares.

El Comandante Romerales impartía clases de Historia y Geografía haya por el año 1921 en las academias militares. En Diciembre es nombrado para el mando del Batallón de Cazadores Alfonso XII con el grado de Teniente Coronel.  En Noviembre de 1926 toma posesión de la fortaleza de Mahón con el grado de Coronel. EL 14 de Febrero  de 1931 es recibido con otros mandos militares por Alfonso XIII.  En Marzo  instruye la causa militar contra los sublevados republicanos de Cuatro Vientos.

La primera muestra de republicanismo, para este antiguo oficial del ejército Borbónico, se da el 6 de Junio de 1931, en donde dirige unos ejercicios militares en Carabanchel con la asistencia del primer ministro el Señor Manuel Azaña, al que expresa la adhesión de los jefes y oficiales al gobierno de la II Republica.

En Julio de 1932, es  nombrado presidente  de la Junta facultativa de Infantería, ya siendo General de Brigada. Su hija Carmen Romerales era amiga de la poeta Greta Bravo.  El 5 de Agosto, cuatro días antes del golpe de estado del General Sanjurjo,  Manuel Azaña, en su cargo de ministro de la guerra, recibe a los generales Núñez de Prado, Romerales y los hermanos Virgilio y Miguel Cabanellas, que dan su palabra de lealtad al gobierno. Sustituye en el cargo al General Caballero del que el Gobierno sospechaba de sus veledeidades golpistas. Sera testigo del incidente en el cuartel de Carabanchel entre el coronel Julio Mangada y el General Goded.

A las 12.00h  del 31 de Agosto es el encargado de recibir en la estación de Atocha, a un tren especial con tropas  del regimiento numero I de Sevilla que han anulado el golpe reaccionario y monárquico de Sanjurjo, asiste  con  el coronel Mangada. Romerales ya esta significado con la administración republicana y contra la restauración monárquica.

El 16 de  Abril de 1933, se significa en un discurso en el centro cultural del ejército en  alabanzas a la república y al pueblo y al ministro de estado Luis de Zulueta. El 27 es recibido por el presidente Alcalá Zamora en palacio.

El 21 de Noviembre es nombrado  jefe de la circunscripción oriental del protectorado de Marruecos, por el gobierno liberal-conservador y por el presidente del consejo de ministros Diego Martínez Barrio. En Enero de 1934 visita la granja cuartel de la Legión en Melilla y es recibido afectuosamente por los legionarios, al que un sargento del tercio abraza según foto del Diario La Vanguardia.

En Febrero de 1935, es condecorado con la orden civil de África, en el boletín oficial su distinción sale la segunda tras Francisco Franco Bahamonde. En Enero de 1936 es designado jefe de la duodécima Brigada por el gobierno de Pórtela Valladares. El 10 de Enero el Diario fascista El Pensamiento Alavés, le señala como miembro de la masonería. El propio Diario ABC desmentía la noticia y lo calificaba de alguien apartado de la vida política, lo mismo que Gil Robles, entonces ministro de la Guerra negó la información.

El 16 de Marzo procedente de Tetuán llega a Melilla y se establece en la localidad. El 16 de Abril, es homenajeado en los viveros municipales  por las autoridades municipales y comerciales de la ciudad y posteriormente por la suboficialidad del tercio de la Legión.  El 26 asiste a la colocación de la primera piedra del grupo escolar Tahuima. El 23 de Mayo junto al General Gómez Morato, visitan en Tetuán al Jalifa de la zona. Ese mismo mes  ordena cerrar el casino militar, para evitar peleas entre oficiales fascistas y republicanos.

 El 8 de Junio se desplaza a Villacisneros en el Sahara. El lunes 6 de julio preside unas maniobras militares en Melilla que finalizan el día 12.

El 16 de Julio, el General Romerales sale en vehículo, con el delegado del Gobierno Fernández Gil, por los barrios de Melilla, que están en tranquilidad total. Años más tarde algún historiador Franquista diría que el alto mando militar en esa zona, al paso de unos obreros levanto el puño, el propio Carlos Seco Serrano, catedrático de Historia durante la dictadura y partidario de ella, negaría el hecho. Al mediodía del 17, Romerales da la orden de detener a los golpistas Melillenses y envía a la Guardia de Asalto, encabezados por quien será su verdugo el Teniente Coronel Bartoméu, quien presidirá el tribunal que le condenara a muerte. El Teniente Coronel Darío Gazapo se hará con el control de la situación para las unidades subversivas fascistas y comenzara el levantamiento absolutista.  En el despacho del propio General se dará la tragedia, reunido con las altas autoridades del ejercito leales a la república, el Teniente Coronel Aymat, el Comandante Edmundo Seco del Batallón de ametralladoras, el Comandante Izquierdo y los ayudantes de Manuel Romerales, los capitanes Rotger y Márquez, con ellos el capitán de la Legión Blanco Novo. La oficina seria asaltada por unidades rebeldes fusil en mano y apuntando al General Romerales que se puso a discutir con ellos, hasta que amenazaron con asesinarle en el acto y se rindió con todo su estado mayor.

Posteriormente el canalla, Teniente Carlos Samaniego, luego alzado a General del ejército Franco-Fascista, declararía en una entrevista que  para justificar el crimen, que el General Manuel Romerales,  manifestó en una peluquería unos meses antes  que “pronto en España vendría el comunismo” “Y entonces le nombrarían ministro de la Guerra o embajador en Moscú”, otra patraña más que jamás dijo y que es una invención. En el juicio que le harían  por su oposición al golpe de estado, por parte de las autoridades de FET-JONS, le inculparían haber hablando bien de un discurso de dirigentes del PCE locales. Una prueba que le llevaría al patíbulo.

En el  caluroso del día 29 de Agosto de 1937, madrugo el pelotón a las seis de la mañana y formo  la tropa, legionarios, mercenarios marroquíes  y falangistas. No salió el sol, se le degrado públicamente y su sable fue roto. Se formo el piquete asesino y antes de que un oficial gritara fuego, el alzo la voz más y pronuncio ¡Soldados! ¡Viva la República!

Nota

El General Manuel Romerales Quintana, durante su carrera militar nunca  intervino en política partidista y como demuestran los datos y fechas anteriores expuestas, no tuvo afiliación a ninguna organización  y sirvió al estado fuera cual fuera su orientación ideológica y así fue respetado.

A partir de la dictadura de Primo de Rivera, comienza a inclinarse al republicanismo y al pensamiento liberal  en su ámbito privado. En Julio de 1936 si demostró su antifascismo y se posiciono con el pueblo como evidencia sus buenas relaciones con las organizaciones del Frente Popular.

Las siguientes personas, levantadas contra el gobierno democrático y la voluntad popular y el pueblo debieron ser juzgadas y condenadas por sedición,  genocidio y el asesinato y privación de libertad del General Manuel Romerales Quintana y de otros oficiales que se mantuvieron leales a la II Republica en Melilla.

Teniente Coronel Asensio Cabanillas, Teniente Coronel Maximiliano Bartoméu, Teniente Coronel Darío Gazapo, Teniente Julio de Latorre Galán, Capitán  Carmelo Medrano, Teniente Coronel Juan Seguí, Teniente Coronel Juan Bautista Sánchez y Teniente Carlos Samaniego Ripoll y el peor de todos el comandante Luis Zanón, al que se creía amigo del General Romerales y fue quien le advirtió que si seguía resistiéndose le mataba allí mismo. Este ruin iría agredir a la URSS con el ejército Nazi en la División Azul.

Eduardo Andradas

Investigador Histórico

Blog del Autor

 

Modificado por última vez en Domingo, 18 Noviembre 2012 00:09

Comments  

+1 #7 TELMO 2012-11-19 09:37
Romerales es sujeto de las contradicciones vacilantes de la burguesía republicana de aquel entonces. ¿Qué hubiese pasado si hubiera atendido a Virgilio Leret? no lo sabré jamás. Teniamos unos presupuestos internos (correlación de fuerzas) influidos desde el exterior que nos fueron desfavorables y la historia es la que sucedió: ganaron los 'nacionales', perdimos los leales republicanos.
Aprender de ello para no volver a derrotarnos.

¡Salud y República federativa!
0 #6 Arturo Ferrín 2012-11-18 18:33
Si por algún motivo he recomendado estudiar esa biografía de Antonio Cruz acerca de Virgilio Leret, ha sido para poner de manifiesto que contra el fascismo no caben “medias tintas”, porque esa gentuza siempre ha sido (y será) despiadada con la ciudadanía que la enfrente.

Respetar al General Romerales (como yo le respeto) por ser una víctima de los fascistas, no debe significar que debamos aceptar su actitud en las horas previas a aquél “alzamiento fascista, nacional-catolicista”

Me siento obligado ahora a preguntar al comentarista TELMO:
¿Qué consecuencias se hubieran derivado para la República de este país en caso de que Romerales hubiese ordenado abortar el “movimiento”, habiendo atendido la solicitud de Virgilio Leret, el cual entonces reclamaba el suministro de ametralladoras para su base de hidroaviones en la Mar Chica de Melilla?

Un cordial saludo.
+1 #5 D A C I O 2012-11-18 12:11
Según el Anuario Militar de 1936 en aquellos momentos estaban en activo:
3 Tenientes Generales,
24 Generales de División,
57 Generales de Brigada,
más 5 de la Guardia Civil,
2 de Carabineros,
4 de Intendencia,
4 de Servicios Médicos,
2 de Intervención,
y 1 del Cuerpo Jurídico.
En total, sumándolos todos, 102 generales.
+1 #4 D A C I O 2012-11-18 12:06
Una cosa tenían claro todos, si te sublevabas y la sublevación fracasaba ibas directo al pelotón de fusilamiento; si no te sublevabas y ganaban los sublevados igualmente. Porque entonces te fusilaban cualquiera que ganase. El gral. felón Franco, había dicho en diversas ocasiones durante la República: "Al ejército no le es lícito sublevarse contra un Partido ni contra una Constitución porque no le gusten; pero tiene el deber de levantarse en armas para defender a la Patria cuando esté en peligro de muerte".
Tres Ttes. Gles. no se sublevaron, Pío López Pozas, Alberto Castro Girona y José Rguez. Casademunt.
Gles. de División no sublevados: José Schez. Ocaña, Ángel Rguez. del Barrio, Virgilio Cabanellas, Juan Gª Gómez Caminero, José Fdez. Villa Abrille Calivara, Fdo. Mtnez. Monje, Fco. Llano de la Encomienda, Domingo Batet, Nicolás Molero Lobo, Enrique de Salcedo, Agustín Gómez Morato, Cristóbal Peña Abuín, Miguel Núñez de Prado, Sebastián Pozas Perea.
Gles. de Brigada: José Miaja Menant, Luis Castelló Pantoja, Manuel Llanos Medina, M. Gámir Ulibarri, J. Gª Aldave, Ángel de San Pedro, R. Caridad Pita, Manuel Cardenal, Juan López Viota, Eduardo Cabanna, J. Iglesias Mtnez., M. del Alcázar Leal, Urbano Palma, Manuel Romerales, Julio Mena Zueco, Gª Antúnez, Otero Cossío, Ricardo Morales, Rguez. Glez., Toribio Martínez, Manuel Lon Laga, Enrique Avilés, Carlos Bernal, Leopoldo Jiménez.

Ver fuente: http://www.prnoticias.com/index.php/home/958/10067955
+3 #3 Obrero 2012-11-18 11:45
A esa lista de indeseables citada al final y encabezada por Asensio Cabanillas, habria que despojar a sus familiares de la paga y beneficios de ser hijos o viudas de militares y expulsarles simbolicamente del ejercito por FASCISTAS
+4 #2 TELMO 2012-11-18 11:19
Quoting Arturo Ferrín:
Al respecto, recomiendo la biografía sobre el Capitán Virgilio Leret Ruiz, de Antonio Cruz González, publicada recientemente en Editorial El Viejo Topo.
Leret fue el primer militar de la República fusilado en el aerodromo del Atalayón (cercano a Melilla) en la madrugada del 18 de Julio.
Dice este autor acerca de Manuel Romerales "Quintero":
"Toda su militancia política consistía simplemente en su profunda amistad con Manuel Azaña, amigo de la infancia. Por lo demás Romerales era un general que pensaba que, a pesar de las denuncias sobre una posible sublevación militar, no iba a tener problemas con los militares de su Circunscripción. El pensaba que con su mando de general todos los inferiores le iban a obedecer. Algunos han escrito que fue lo suficientemente cobarde para no enfrentarse, o cortar de antemano la rebelión, pero lo suficientemente valiente para ejercer con honestidad -y con una gran venda negra sobre sus ojos- lo que le dictaba su conciencia...fue repudiado por unos y por otros. Pero verdaderamente por quien fue fusilado fue por los fascistas...Ni frio ni caliente en un momento en que no valía quedarse en medio...


POR EL CORTE RENCOROSO MILITARFASCISTA HECHO A SU VIDA, MERECE JUNTO CON OTROS, NUESTRO APRECIO Y RESPETO IMPERECEDERO. BUENA MEMORIA AL GENERAL.
+2 #1 Arturo Ferrín 2012-11-18 05:33
Al respecto, recomiendo la biografía sobre el Capitán Virgilio Leret Ruiz, de Antonio Cruz González, publicada recientemente en Editorial El Viejo Topo.
Leret fue el primer militar de la República fusilado en el aerodromo del Atalayón (cercano a Melilla) en la madrugada del 18 de Julio.
Dice este autor acerca de Manuel Romerales "Quintero":
"Toda su militancia política consistía simplemente en su profunda amistad con Manuel Azaña, amigo de la infancia. Por lo demás Romerales era un general que pensaba que, a pesar de las denuncias sobre una posible sublevación militar, no iba a tener problemas con los militares de su Circunscripción. El pensaba que con su mando de general todos los inferiores le iban a obedecer. Algunos han escrito que fue lo suficientemente cobarde para no enfrentarse, o cortar de antemano la rebelión, pero lo suficientemente valiente para ejercer con honestidad -y con una gran venda negra sobre sus ojos- lo que le dictaba su conciencia...fue repudiado por unos y por otros. Pero verdaderamente por quien fue fusilado fue por los fascistas...Ni frio ni caliente en un momento en que no valía quedarse en medio...

You have no rights to post comments