kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
09 Dic 2012

La División Brunete en Alcobendas Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)
El día 6 de Diciembre en Alcobendas resonó la bota militar y la trompeta cuartelera.

El 25 de Enero de 1976, se elige por parte del tercio familiar, el sindicato vertical  y las entidades locales afectas al régimen fascista, a propuesta del Gobernador Civil a Julián Baena Aguado como alcalde de Alcobendas. Un mes antes moría María Méndez García, viuda del regidor  de la Unión Patriótica del Dictador Primo de Rivera en la villa, Sandalio Aguado Perdiguero, al que hizo  a Julián Baena de Castro hijo político suyo, Quintacolumnista y puesto por la autoridad militar Franquista como administrador principal de FET-JONS en la localidad tomada  el 29 de Marzo de 1939.

Esa era una Alcobendas, la de las familias dominantes de siempre, la otra estaba de Huelga General en el centro de Danone el 27 de Febrero en su término municipal o celebraba según la Organización Revolucionaria de Trabajadores el Primero de Mayo con paros laborales. Entonces Alcobendas era parte del cinturón rojo de Madrid, en donde el PSOE renovado celebraba su asamblea regional o era la ubicación elegida por los miembros del maoísta  Sindicato Unitario, para su constitución.

El PSOE quiso hacer de Alcobendas, la Estocolmo Socialdemócrata del norte de Madrid y la ORT la Pekín de Castilla, a lo que el PCE respondía sacando pecho, paseando a Santiago Carrillo y Dolores Ibarruri por el pueblo,  por la aún calle del 18 de Julio y por la  Avenida del Generalísimo. Porque por aquí apareció Gil Robles a vender el producto de la Democracia Cristiana a la derecha local, más interesada todavía en Fuerza Nueva y el continuismo de Franco por vía centrista de la UCD.

34 años después de Carta Constitucional de 1978, unas cuantas urbanizaciones de Chalets  y una  reconversión industrial, estamos en el hoy. Tras alguna década de gobierno del L´Ulivo (PSOE-IU) que mas que hacer del municipio un Porto Alegre a orillas del Arroyo de la Vega, acabaron como la Junta del Coronel  Segismundo Casado, descomponiéndose y entregando el Ayuntamiento a la Nueva FET-JONS neoliberal del Partido Popular.

El PP comenzó sus primeros cuatro años de mandato en su primera legislatura, con un minarquismo escorado a la parafernalia clerical cuando llegaban las fiestas de la Virgen de la Paz, un consistorio de  Silvelistas y Campomanes. Otra legislatura más tarde, han creado un búnker entorno a la alcaldía y han sustituido un Maurismo Hayeksiano por un CalvoSotelismo de la Escuela de Chicago y nos han montado una parada militar en la Plaza Mayor de Alcobendas el 6 de Diciembre, con Guardias Civiles y con unidades de la Brigada Acorazada Guadarrama XII (O División Brunete). El PP primerizo de las flores en las farolas y de las noches de Sanjuán feriales,  es ahora el manifiesto de los persas.

Era una jura civil de la bandera Borbónica o de la Primera Republica, pero sin el color de los comuneros de Castilla, que mas parecía el desfile del 19 de Mayo de 1939  en diseño Alcobendano. Al principio pensé en unirme e ir y aplaudir el paso de bota de la Guardia Civil, si es porque rendían honores al coronel de la benemérita Antonio Escobar, al General Sebastián Pozas o al Comandante José Rodríguez –Mendel asesinados por el fascismo patrio, pero razone  que los soldados circulan siempre a las órdenes que les dan y deseche esa idea, porque quien las decreta. Los oficiales de los caquis de la  Brunete, no son herederos de los de la Unión Militar Democrática (UMD), ni estaba por allí el coronel Amadeo Martínez Ingles escribiendo contra el Rey, con lo que se prefiere una plaza llena de niños y niñas  haciendo subir globos al cielo  y vecinos al sol sentados en los bancos.  Que una marcha de un ejército al que  mandaron  a bombardear Libia y Yugoslavia y a mantener conquistas imperialistas de EEUU en Irak y Afganistán y gastar 800 millones de euros al año en las tierras del Asia Central de los presupuestos públicos.

A la derecha española le gusta lo marcial, si ello defiende sus intereses de clase, porque sin son tipo ácrata como el General Juan Perea Capulino se le da exilio. Lo que no sé qué es lo que hacían los Besteristas del  PSOE local en tal acto castrense-cívico, como dijo aquel si Pablo Iglesias levantase la cabeza se haría del 15-M  o de Izquierda Anticapitalista. Por allí también transitaban  los Lerrouxistas de la UPyD, en posición de firmes.

Lo que debía hacer el pleno del Ayuntamiento en vez de invitar a la tropa del Goloso, es exigir al ministerio de defensa que abandonen la zona adueñada de Alcobendas que habita el cuartel y se la  entregue   a los ciudadanos y ciudadanas como espacio verde.

El 6 de Diciembre no tenemos nada que celebrar, que se lo pregunten a las decenas de desahuciados o posibles de Alcobendas ¿Dónde está el artículo 47 de la carta Magna para ellos y ellas? Y el articulo 35 ¿para los miles de parados y paradas? Y el artículo 43 para los cientos de trabajadores de la salud y los usuarios de la sanidad pública ¿Dónde queda en Madrid? ¿Dónde está la constitución cuando se despide en este país? ¿Por qué no defiende la paga de navidad de bomberos, policías municipales o funcionarios, nuestro precepto máximo? ¿Dónde está el artículo 15 cuando la Unidad de Intervención Policial (UIP) detiene o interviene? ¿Dónde la cacareada soberanía nacional ante la Señora Merkel y la Troika Europea? ¿Dónde está esa constitución para proteger el derecho a celebrarla en su tiempo libre, para los obreros de las Grandes Superficies comerciales?

Alcobendas no necesita patriotismo del doctor Albiñana y bélicos de la OTAN y si que se mantenga la naturaleza pública del Hospital Infanta Sofía, que se siga asegurando el carácter municipal de la empresa Seromal, que no se recorte mas el sueldo de los trabajadores municipales y no se  privatice servicios públicos. Que  lo social no sea cambiado por la caridad,  que sea una ciudad libre de desahucios, con democracia directa y no ordeno y mando de despacho institucional. Desde mi opinión Ecolo-leninista.

Por todo ello, como la constitución de 1978 no preserva esos derechos y solo las cacerías  de elefantes del monarca, habrá que ir pensando en la Tercera Republica. Porque una España que no sea  del 99%, (Y sin derecho de autodeterminación)  será SU  España eterna.

Eduardo Andradas

Investigador Histórico, sindicalista, poeta y Candidato a Alcalde de Alcobendas en las elecciones municipales del 2003 y 2011.

Blog del Autor

Modificado por última vez en Domingo, 09 Diciembre 2012 16:47

You have no rights to post comments