kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
02 Ene 2013

Rajoy, ‘empresario del año’: el sector público despidió en 2012 a más de 500 personas diarias

Escrito por  Clemente Heras
Valora este artículo
(0 votos)
Por primera vez desde que hay estadísticas, la destrucción de empleo público crece más que el privado.

Mariano Rajoy es, sin duda, el empresario del año 2012. Durante su primer año de Gobierno, ha logrado dos records históricos: las administraciones públicas españolas han despedido a más de 500 personas al día y por primera vez desde que hay registros estadísticos, la destrucción de empleo en el sector público ha sobrepasado a la del sector privado. Y lo mejor de la historia es que el Gobierno lo presenta fuera de España como un éxito de gestión.

El Ministerio no da datos
El Registro Central de Personal del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha dejado de actualizar las cifras estadísticas públicas durante 2012. La última que puede consultarse en el Ministerio de Cristóbal Montoro es a de julio de 2011, con lo que esta estadística oficial sobre el número de funcionarios y empleados públicos no recoge el efecto del primer año del Gobierno de Rajoy. Sin embargo, el Instituto Nacional de Estadística (INE) continúa realizando de forma trimestral la Encuesta de Población Activa (EPA), que es la estadística internacionalmente reconocida para medir el paro y muestra como en 2012 el conjunto de las administraciones y empresas públicas españolas han despedido una media de 16.300 personas al mes, lo que hace que 543 trabajadores del sector público se hayan ido al paro cada día en el año que acaba de terminar.

A peor
Las cifras corresponden a la EPA del tercer trimestre de 2012, pero todas las fuentes consultadas por ELPLURAL.COM coinciden en señalar que a lo largo del último trimestre del año, cuyos resultados se conocerán en la penúltima semana de este mes de enero, van a ser iguales o incluso peores que los acumulados hasta septiembre, debido a los planes de ajuste que han tenido que acometer las comunidades autónomas y los ayuntamientos para cumplir con los objetivos de déficit impuestos desde el Ministerio de Cristóbal Montoro.

El “triunfo” de la reforma laboral
Se da la circunstancia, además, de que en el informe titulado “The Kingdom of Spain’s path towards stability ang growth” correspondiente a diciembre de 2012, un documento que el Ministerio de Economía edita en inglés para las presentaciones que realizan con analistas internacionales tanto el titular del departamento, Luis de Guindos, como el secretario general del Tesoro y Política Financiera, Íñigo Fernández de Mesa, el cambio de tendencia en el empleo público es presentado como uno de los logros de la reforma laboral aprobada por el Gobierno.

Las líneas se cruzan
En la página 4 de ese documento, se señala que el mercado laboral español “se está adaptando rápidamente, empujado por las iniciativas legislativas recientes”. Apunta como logros importantes el aumento de los empleos a tiempo parcial, el menor porcentaje de contratos temporales y la conclusión de todo ello, que no es otro que “la desaceleración de los costes laborales”, tanto nominales como reales. Debajo de ese párrafo, la filmina preparada por Economía contiene un gráfico en el que puede verse claramente cómo la caída en el número de empleados en el sector público sobrepasa por primera vez en la historia a la del sector privado.

Capeando el temporal
Con los números de la EPA en la mano, salvo en 2008, en cuyo primer trimestre se registró una ligera caída, el número de trabajadores dependientes de administraciones o empresas públicas españolas se ha mantenido prácticamente estable a lo largo de la crisis, hasta que ha llegado 2012. Así, el año 2008 terminaba con 3,03 millones de personas cobrando una nómina del sector público y 2011 cerraba con 3,13 millones. Entre esas mismas dos fechas, los empleados ocupados en el sector privado pasaban de 19,86 millones a 17,32 millones. Es decir, que las empresas privadas habían destruido dos millones y medio de empleos mientras el sector público había creado 100.000 puestos de trabajo, muchos de ellos en organismos y empresas dependientes de las comunidades autónomas, ya que en los ayuntamientos el empleo lleva años sin crecer.

2012, el año horrible
Pero llegó 2012, el primero de la era Rajoy, y la guadaña ha pasado por el empleo público sin miramientos. Sólo la Administración de la Seguridad Social ha visto crecer algo su número de trabajadores en los nueve primeros meses del año (ha pasado de 38.600 a 41.300), pero la Administración General del Estado ha perdido 2.000 efectivos. Las comunidades autónomas, apretadas por los planes de ajuste, han eliminado una media de 10.000 trabajadores al mes, los ayuntamientos han puesto en la calle a 5.600 empleados cada mes y las empresas e instituciones públicas han despedido a otros 4.500 trabajadores en el conjunto de los nueve primeros meses de 2012. En total, 146.600 parados más procedentes del sector público en nueve meses, que serán más cuando se conozcan las cifras de final de año.

Malas perspectivas
Y las perspectivas no son buenas para el futuro inmediato, ya que según las cifras de la EPA la tendencia al aumento de destrucción de empleo público se ha acelerado a medida que avanzaba 2012. De esta forma, mientras en el primer trimestre la caída del número de trabajadores que cobraban nómina del sector público caía un 3% frente al 4% que lo hacía el de empleados de empresas privadas, en el segundo trimestre la caída fue igual para los dos (un 5%) y el tercero la destrucción de empleo público alcanzó el 7% mientras que la del sector privado se quedó en un 4%, tres puntos menos.

http://www.elplural.com/2013/01/01/rajoy-empresario-del-ano-el-sector-publico-despidio-en-2012-a-mas-de-500-personas-diarias/

You have no rights to post comments