kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
19 Ene 2013

La conformación del espacio Europa y el capitalismo planetario

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)
Desaparecidos los modelos “socialistas” y abandonados los programas de transformación de organizaciones del universo de izquierdas, los monopolios generalizados de la globalización capitalista no hallan resistencias para extender su lógica depredadora de los recursos y explotadora de seres humanos

Invadido el planeta, y sin resistencias, el capitalismo se transmuta

Desaparecidos los espacios con experiencias de modelos socialistas, que ideológicamente se presentaban como alternativas al capitalismo, [1] y abandonados los programas de transformación del sistema por buena parte de los partidos, sindicatos, cooperativas, mutuas y colectivos afines [2] que aún habitan el universo de izquierdas,[3] los monopolios generalizados [4] por todos los espacios de la globalización capitalista no encuentran resistencias para extender su lógica depredadora sobre los recursos naturales y explotadora sobre los seres humanos en todo el planeta.[5] Como inciso, Constantino Bértolo lamenta la deriva ideológica de las izquierdas afirmando: “no se puede seguir insistiendo en la necesidad de la revolución mientras uno se sonroja intelectualmente de la revolución”.[6]

Es decir, aprovechando la crisis actual, una crisis que algún autor matiza que la debemos catalogar como “una crisis dentro del neoliberalismo, no una crisis del neoliberalismo”,[7] al capitalismo planetario se le abre una nueva situación en el conflicto mundial capital-trabajo,[8] en la que encuentra la oportunidad de liquidar el viejo modelo de crecimiento con bienestar social para una parte de la población mundial, y una situación de poder total que le permite reestructurar los espacios geopolíticos y geoeconómicos del planeta sin apenas convocar un frente múltiple de geografías y sujetos con oposición fuertemente organizada. Es decir, advierte el momento en que le conviene ‘acordar o encontrar de la forma más pacífica’ un nuevo “reparto del mundo [mercados] entre las grandes corporaciones multinacionales, acompañada del reparto [territorial] del planeta entre las grandes potencias capitalistas”.[9] O como establece Roger Martelli, “la mundialización del capital hace que no haya un solo orden del mundo, sino cuatro que se entremezclan, sin anularse. […] La tendencia histórica a largo plazo avanza hacia el cuarto modelo, hacia la casa común planetaria, pero el dominio está todavía en el tercero, en la red mundial jerarquizada de matriz capitalista-imperialista”.[10] En esta línea de cambios, incluso algún economista neo-convencional ya admite abiertamente esta mutación del capitalismo: lo que cambia es “el modelo de toma de decisiones, en el que ni el gobierno catalán ni el español tendrán la soberanía actual”.[11]

Por lo que, el capitalismo, en su necesidad de expansión territorial, siempre ha sabido como integrar los diversos autoritarismos ancestrales (patriarcales y religiosos) a sus diversos períodos de desarrollo. Ahora bien, el sistema se encuentra con una coyuntura única y favorable para las fuerzas conservadoras en la historia de la lucha de clases, [12] las cuales han decidido aprovechar el poderío que les brinda las circunstancias actuales, ya no para integrar como en el último siglo, sino para destruir domesticando al enemigo de clase. Han pensado que es el momento de poner/imponer nuevas reglas, de recomponer el capitalismo planetario a partir de las propias bases estructurales que lo sustentan. [13]

(.....)

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO, VER LA VERSIÓN ADJUNTA EN PDF >>>>>

[1] Apenas colean algunas experiencias históricas, como Cuba y Vietnam del Norte; o alguna declaración de intención, como Venezuela, y poco más.

[2] Asociaciones sin ánimo de lucro: ONGs, organizaciones religiosas, fundaciones, etc. Grupos (Carta al banquero CAB, Res Pública Global, etc., que todavía proponen un planeta más humano, parar el neoliberalismo, un sistema educativo mejor, explotación digna, etc. sin modificar el capitalismo, el gran sistema que domina al resto de sistemas.

[3] A lo más, quedan algunos colectivos residuales sin fuerza en los ámbitos sociales y sin programas con contenido alternativo al poder de la ofensiva desencadenada por el capitalismo. Se carece de una capacidad de transformación teórica.

[4] Ver Apéndice A. Terminología. Monopolios generalizados.

[5] Nunca estuve por la construcción de Europa como espacio político y económico, ni del capital ni del trabajo. Ver José Iglesias Fernández. La iniciativa de construir una Europa: un sin sentido en todos los sentidos.

   En http://old.kaosenlared.net/noticia/iniciativa-construir-europa-sin-sentido-todos-sentidos

[6] Salvador López Arnal. Volver a Lenin. Entrevista a Constantino Bértolo. Rebelión, 27 junio del 2012.

[7] Hugo Radice. Las perspectivas para el socialismo: una cuestión del capital y la clase.

  En http://www.herramienta.com.ar/categoria-tematica/socialismo

[8] Todos sabemos como Marx “nos recuerda que el capital es una relación social, en cuyo corazón se afirma la propiedad del capital sobre los medios de subsistencia del trabajador. Las condiciones de existencia del trabajo como tal son presentadas como codeterminadas y coextensivas con las del capital”. Hugo Radice, trabajo citado.

[9] Néstor Kohan y Claudia Korol. El capitalismo como sistema mundial en expansión. En http://elpolvorin.over-blog.es/

[10] Roger Martelli. “Reflexiones sobre la desmundialización”. El Viejo Topo, nº 300, enero 2013.

[11] Xavier Sala i Martín. “Els governs tindran menys sobirania i poder”. El capitalisme a 5 anys vista. Ara, 29 gener del 2012.

[12] “La historia de todas las sociedades hasta nuestros días es la historia de las luchas de clases”. K.Marx y F. Engels. El Manifiesto comunista, p. 39.  Fundación de Estudios Socialistas Federico Engels, 1997. Sin embargo, en Cosmópolis, las pantallas de Time Square anuncian la expresión modificada por Eric DeLillo, autor de la novela que Cronenberg llevará al cine: “un espectro recorre el mundo. El espectro del capitalismo”.

[13] Ya a finales de los 80, varios economistas (Aglietta, Boyer, Lipietz, Mistral) avanzaban la idea de un capitalismo planetario expresado en “un sistema global de acumulación”, o en “áreas estratégicas y regímenes internacionales de acumulación”, o en un “régimen monetario internacional que se establece alrededor de una moneda única”, etc. En Taifa, Seminario de Economía Crítica. Crítica a la economía ortodoxa. Universidad Autónoma de Barcelona, 2004.

 
Modificado por última vez en Domingo, 20 Enero 2013 02:57

You have no rights to post comments