kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
11 Feb 2013

Partido X, una incógnita Destacado

Escrito por  Pere Duran
Valora este artículo
(2 votos)
En la corta vida del Partido X son ya muchísimas las voces que se han posicionado en contra o a favor. Lo más interesante del Partido X es la comprensión e integración de las dos lecciones más importantes que el 15M mostró a la mayor parte de la izquierda. [TAMBÉ EN CATALÀ]

En la corta vida del Partido X son ya muchísimas las voces que se han posicionado en contra o a favor. La mayor parte de las críticas comparan el experimento político Partido X con otros movimientos políticos de la historia. Pero a pesar de todos los paralelismos que podamos observar entre las diferentes fases de la historia de los movimientos emancipatorios, en la actualidad existen dos factores que invalidan la comparación mecánica entre el pasado y el presente. A nivel estructural la aparición de internet y las relaciones sociales 2.0 representan una ruptura, aún en desarrollo, en la evolución de las relaciones humanas. Y a nivel coyuntural la actual fase política, caracterizada por una crisis política de enorme alcance y una crisis económica que no ha tocado fondo combinada con una falta clara de conquistas sociales de las clases populares.

Lo más interesante del Partido X es la comprensión e integración de las dos lecciones más importantes que el 15M mostró a la mayor parte de la izquierda. En primer lugar la importancia política y la fuerza rupturista del nodo abierto como articulador del malestar, y en segundo la necesidad de actuar estratégicamente sobre la coyuntura sin dogmas ni fórmulas abstractas, no organizar la ruptura a partir de los discursos autorreferenciales de la izquierda anticapitalista sino de las grietas y procesos realmente existentes.

En relación a la primera lección, si entendemos la política y el poder desde su esfera ideológica y comunicativa podemos observar cómo el cambio tecnológico y la irrupción de las redes dificulta el éxito en el ejercicio de dominación y liderazgo político del 1%. Las redes sociales y los cambios en el acceso a la información permiten a las clases populares tener espacios donde poder compartir sus experiencias y generar un relato propio relativamente independiente de la mass media.

Este contrapoder popular está todavía en una fase muy latente. Pero si pensamos en la campaña de propaganda y denuncia sobre el caso de Esther Quintana y las balas de goma, iniciada por Reraguarda, La Directa y el 15Mtv, y nos percatamos del impacto que ha tenido sobre la sociedad y el propio gobierno, nos daremos cuenta de la capacidad de generar nuevos consensos y de la fuerza rupturista que nos aportan los canales de comunicación web y 2.0. Al menos durante el periodo de tiempo en que se mantenga la actual crisis política esta contrahegemonía desde la base nos ayudará a conquistar, incluir y articular al 99%.

A las reuniones secretas, las asambleas en las fábricas y las ágoras de los barrios se suma un nuevo espacio de sociabilización y contrahegemonía, la red. De hecho ya hace tiempo que es así.

El Partido X prioriza este nuevo territorio para generar, dinamizar, viralizar y organizar el contrapoder, intentando sacar el máximo potencial rupturista de la red.

En relación a la segunda lección: si entendemos el poder como una alianza de clases que dan estabilidad política y social en la circulación del capital podemos observar como la actual crisis económica ha desembocado en una crisis política de profundo alcance en la que se van disolviendo las alianzas que conforman el bloque histórico que inaugura la Constitución del 78. Los consensos entre diferentes clases sociales y diferentes secciones de estas clases se están erosionando y tensando, el pacto social hace aguas.

A pesar de que la inercia capitalista del "sistema" sigue dominando totalmente nuestras vidas, la clase dirigente tiene serias dificultades para seguir detentado el monopolio del liderazgo político, ideológico y moral dentro de la sociedad. El régimen actual se sustenta más en la aparente falta de alternativas que en una aceptación positiva de los valores del sistema por parte de los "ciudadanos". Actualmente, el pesimismo y la sensación de impotencia de las clases populares, sensaciones provocadas por la falta de victorias pero también muy ligadas a las carencias estratégicas de los movimientos y a una lectura profunda de la realidad, se convierten en el verdadero apaga fuegos del sistema, parecen ser armas más disuasivas que la propia policía. En este sentido la dimensión ganadora del discurso del Partido X, "venimos del futuro donde ya hemos ganado", y el plan estratégico ordenado por fases, son claros antídotos contra la parálisis anímica que a menudo domina la izquierda y las clases populares.

El Partido X y su estrategia puede contribuir a la articulación de un sujeto político cada vez más alejado del liderazgo de los partidos del régimen. Muy probablemente las propuestas del Partido X serán ampliamente apoyadas por la población a la vez que imposibles de acatar y aplicar por el sistema. A través de un concepto y una práctica ampliamente aceptada como es la democracia y gracias a la viralidad de la web, la estrategia del Partido X y el proceso que pueda iniciar puede ir generando una comunidad de intereses en continua radicalización.

A la hora de analizar las estrategias políticas conviene no confundir medios con objetivos; el Partido X es una herramienta para ganar terreno en la correlación de fuerzas, no para destruir o sustituir el capitalismo. El Partido X no es una organización revolucionaria ni la nueva sociedad que queremos. Es un dispositivo que, junto con muchos otros, puede contribuir al proceso destituyente-constituyente abierto. La democracia 2.0 per se, sin igualdad ni democracia económica, no resolverá la miseria social ni la opresión. Tampoco las redes sociales per se, sin organización, un buen diagnóstico y una estrategia radical, serán capaces de doblar el poder del 1%. Pero, en el mejor de los casos, la materialización de las propuestas del Partido X podrían ser el escenario estratégico que preludia y precipita el ataque a las cadenas del capitalismo.

Entendiendo pues que el Partido X es un proceso abierto y destacando, ahora sí, ciertos paralelismos históricos, acabaremos esta breve y temprana caracterización advirtiendo de un peligro latente en este proyecto, la crítica política sin crítica económica y la vanaglorización de los expertos y la técnica en el ideario del Partido X tocan tangencialmente el bagaje teórico y la praxis fascista. Criticar el sistema político sin introducir el aspecto económico corre el riesgo de jugar a favor de la utopía neoliberal o de atizar el fuego de la desesperación social provocando la necesidad de un líder apolítico fuerte y técnicamente preparado. Los políticos son los gestores del problema, no el problema en sí. Ahora bien, entendiendo que el Partido X es un proceso, esperamos que sus integrantes y quienes se sumen o participen de su estrategia puedan profundizar su visión crítica y comprender que la competencia económica capitalista es el problema de fondo.

Pere Duran (@ en_pere) es militante de En lluita / En lucha

Artículo publicado en el Periódico En lucha Diari En lluita

http://enlucha.org/site/?q=node/18249

Modificado por última vez en Lunes, 11 Febrero 2013 10:32

Comments  

+1 #5 Alvarez del Vayo 2013-02-11 18:23
Guest, te voy a decir el único partido a nivel estatal capaz de coger el toro por los cuernos:
Partido Comunista de los Pueblos de España
+2 #4 novotante 2 2013-02-11 15:07
buen articulo de Marat y verdades como puños
+4 #3 novotante 2013-02-11 13:59
Interesante artículo de Marat sobre este "partido" en:
http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2013/01/eres-mas-tonto-que-un-votante-del.html
-2 #2 Guest 2013-02-11 12:21
Hasta la fecha Partido X Partido del Futuro ha sido el unico partido piltico capaz de coger el toro por los cuernos: los españoles necesitamos instrumentos de democracia directa como el referendum abrogativo. A mi me parecen bien las propuestas del 15M en favor de democracia directa? Tipo Iniciativas Legislativas Populares, y referéndums vinculantes.
¿Tan intocable que era la Constitución, y ahora se pudo reformar en dos semanas, sin referéndum y sin apenas debate público? En mi opinión el 11-M y el partido x tienen razón en que 200.000 firmas son más que suficientes para exigir un referéndum vinculante (propositivo, aprobativo o abrogativo. Hace unos años en Florida el pueblo logro mediante referendum aumentar el salario minimo pese a que el gobernador republicano se oponia con uñas y dientes . Uruguay,Suiza, Baviera, Italia, California, Florida...permiten esta forma de democracia directa.
0 #1 pau_latina_ment 2013-02-11 10:20
Versió en català

http://www.enlluita.org/site/?q=node/5913

You have no rights to post comments