kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
13 Feb 2013

Comunicado de Enric Duran: La desobediencia, la única opción para garantizar que se respeten mis derechos hoy (Cat/ cast)

Escrito por 
Valora este artículo
(7 votos)
Ante un juicio que podría convertirse en una farsa. La desobediencia, la única opción para garantizar que se respeten mis derechos hoy. Davant d'un judici que podria esdevenir una farsa. La desobediència, l'única opció per garantir que es respectin els meus drets avui

Los tres jueces que componen el tribunal de la sección segunda de la Audiencia Provincial han decidido que no se puede suspender el juicio oral que tiene programado su inicio para hoy martes por la mañana.

No les ha parecido suficiente razón para suspender el juicio el hecho de no tener una nueva defensa después de que haya perdido la confianza en mi abogado por no haber sabido la fecha de juicio con los 4 meses de antelación que fue convocado, sino con sólo tres semanas.

Aunque el derecho a la defensa es un derecho fundamental reconocido por todas las constituciones y tratados internacionales, prefieren considerar que es un fraude procesal el querer cambiar de abogado con tan poca antelación después de tantos años esperando el lento proceso judicial, cuando, como es evidente, es a partir del hecho de que conozco la falta de información mencionada, que se ha generado la indefensión en que me he encontrado.

De cualquier manera, quizás esta decisión no tendría que sorprender porque, según el auto del 4 de octubre al que no pude acceder hasta hace menos de tres semanas, la aceptación y la revocación de testigos ha ido de la siguiente manera:

- testigos de la acusación, aceptados 15 de 15.
- testigos de la defensa, aceptados 0 de 23.

Según se puede ver en este auto, los argumentos para justificar esta desproporcionada decisión son escasos. Citaré un párrafo, del propio tribunal, porque pienso que el texto habla por sí mismo

«Procede denegar la totalidad de las testificales propuesta bajo números 1 al 23 por la defensa del acusado Sr. Duran Giralt ya que las mísmas ninguna relación tienen con los concretos hechos indiciariamente delictivos atribuidos al mismo. De entrada debe decirse algo que por obvio no habría ni que mencionarlo. Lo que constituye objeto de enjuiciamiento son unas presuntas falsedades documentales como medio para cometer unas presuntas estafas a diversas entidades bancarias por parte de D. Enrique Duran Giralt, así como un delito de insolvencia punible atribuido al mismo. No se juzga conducta alguna atribuida a entidades bancarias, de forma que todos los testigos propuestos con el fin de acreditar lo que la defensa califica de prácticas bancarias abusivas son impertinentes e innecesarias.»

Bajo la misma pauta son denegados todos y cada uno de los testigos, repitiendo en textos de una o dos líneas, la máxima «ya que las mismas ninguna relación tienen con los concretos hechos».

Y con esta acción, es el propio tribunal quien está vulnerando mi derecho a la defensa. Y lo hace porque contradice tratados internacionales firmados por el Estado español como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que dice en su artículo 14. 3. e:

Toda persona acusada de un delito tiene, durante el proceso, en plena igualdad, la garantía de interrogar o hacer interrogar a los testigos de cargo y a obtener la comparecencia de los testigos de descargo y que éstos sean interrogados en las mismas condiciones que los testigos de cargo.

Pero, sobre todo, vulneran mi derecho de defensa porque están prejuzgándome cuando no dejan que la argumentación presentada en el escrito de la defensa se pueda corroborar a través de los varios testigos que habían sido escogidos por sus conocimientos y experiencia, y que podían demostrar que mi decisión, para realizar la acción de reapropiación de dinero de los bancos, fue motivada por un estado de necesidad. Un estado de necesidad que provenía del hecho de conocer información fehaciente que ya en el año 2005 el crédito bancario sin control terminaría en una gran crisis económica que se cebaría en contra de los derechos sociales de la mayoría de la población.

El estado de necesidad es un eximente penal de primer orden y todo el escrito de la defensa gira en torno a demostrar que existía esta situación de exención penal, tal como queda expresado entre otros en el artículo cuarto del escrito:

Cuarta. – Circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal.
Subsidiariamente, y por el negado supuesto de que se pudiera considerar que la actuación de Enric Duran cumple algún tipo penales del que se le acusa, concurriría el eximente completo del artículo 20.5 del Código Penal en concurrir, como se ha relatado a la conclusión primera, todos sus requisitos.
Está recogido en el artículo siguiente:

Están exentos de responsabilidad criminal:
5. Quién, en estado de necesidad, para evitar un mal propio o ajeno, lesione un bien jurídico de otra persona o infrinja un deber, siempre que concurran los siguientes requisitos:
1. Que el mal causado no sea mayor que el que se trate de evitar.
2. Que la situación de necesidad no haya sido provocada intencionadamente por el sujeto.
3. Que el necesitado no tenga, por su oficio o cargo, la obligación de sacrificarse.

Me parece que a estas alturas es bastante obvio a la luz de los hechos acaecidos estos años, que el mal que se trataba de evitar era tan y tan grande que cualquier acción era poca para poder hacer algo. Tan grande, que el estado de necesidad es por lo menos un argumento a considerar en lugar de despreciarlo y ignorarlo antes de comenzar el juicio, como ha hecho este tribunal.
Un tribunal que me quiere llevar a un juicio penal en el que me pueden sentenciar a 8 años de prisión, sin haberme enterado de la fecha en tiempo debido, sin abogado de confianza, sin testigos y por tanto sin forma de poder justificar el estado de necesidad como forma de exención de prisión, ¿qué pretende hacer?

Ante todo esto, creo que la situación que se podría dar en este juicio, sólo tiene un nombre y es el de farsa judicial.
Según la Wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Farsa_judicial):

Farsa judicial es una expresión utilizada para referirse a la situación en que, para disimular la intención de condenar a una persona en particular que resulta especialmente molesta para el poder establecido, y conferirle a dicha maniobra una apariencia de legalidad, se la somete a un juicio fraudulento, cuyo resultado final es previsible, y en el cual no se le confiere a la persona contra la que se entabla ninguna de las garantías propias de un debido proceso que le permitan obtener acceso a la justicia.

Así pues, ante un tribunal que por pasiva y por activa, me ha demostrado que está dispuesto a pasar por encima de mis derechos fundamentales, ¿qué debería hacer yo? ¿Tendría que presentar y confiar en que una vez en la sala aceptarán mis solicitudes que antes no han sido aceptadas? ¿Y que podría hacer si no fuera así? ¿Reclamarlo en el tribunal constitucional? ¿Y cuando tardaría en responder? Y, mientras tanto, ¿hasta donde nos llevaría la impunidad judicial?

Entendiendo que si participo en el juicio de hoy puedo ser afectado de una acción judicial ilegítima y quizás incluso delictiva, concluyo que la mejor decisión que puedo tomar es no presentarme y hacer valer así, desde la desobediencia civil, el respeto a mis derechos fundamentales.

En mi ausencia y sin la capacidad de ejercer directamente su coerción contra mi, el tribunal tendrá esta mañana su última oportunidad de rectificar y aceptar la suspensión del juicio en base a mis derechos o criminalizar mi decisión y protagonizar una nueva huida adelante.

Enric Duran Giralt
12/02/2013

 

Comunicat d'Enric Duran

Davant d'un judici que podria esdevenir una farsa

La desobediència, l'única opció per garantir que es respectin els meus drets avui

 

Els tres jutges que componen el tribunal de la secció segona de l'Audiència Provincial han decidit que no es pot suspendre el judici oral que té programat el seu inici per avui dimarts al matí.

No els ha semblat prou raó per suspendre el judici el fet de no tenir una nova defensa després que hagi perdut la confiança en el meu advocat per no haver sabut la data de judici amb els 4 mesos d'antelació que va ser convocat, sinó amb només tres setmanes.

Tot i que el dret a la defensa és un dret fonamental reconegut per totes les constitucions i tractats internacionals, prefereixen considerar que és un frau processal el voler canviar d'advocat amb tant poca antelació després de tants anys esperant el lent procés judicial, quan, com és evident, és a partir del fet que conec la manca d'informació esmentada, que s'ha generat la indefensió en què m'he trobat.

De qualsevol manera, potser aquesta decisió no m'hauria de sorprendre perquè, segons la interlocutòria del 4 d'octubre —a la qual no vaig poder accedir fins fa menys de tres setmanes—, l'acceptació i la revocació de testimonis ha anat de la següent manera:

 

  • testimonis de l'acusació, acceptats 15 de 15.

  • testimonis de la defensa, acceptats 0 de 23.

 

Segons es pot veure en aquesta interlocutòria, els arguments per justificar aquesta desproporcionada decisió són escassos. En citaré un paràgraf, del propi tribunal, perquè penso que el text parla per si mateix (l'original és en castellà):

«Procede denegar la totalidad de las testificales propuesta bajo números 1 al 23 por la defensa del acusado Sr. Duran Giralt ya que las mísmas ninguna relación tienen con los concretos hechos indiciariamente delictivos atribuidos al mismo. De entrada debe decirse algo que por obvio no habría ni que mencionarlo. Lo que constituye objeto de enjuiciamiento son unas presuntas falsedades documentales como medio para cometer unas presuntas estafas a diversas entidades bancarias por parte de D. Enrique Duran Giralt, así como un delito de insolvencia punible atribuido al mismo. No se juzga conducta alguna atribuida a entidades bancarias, de forma que todos los testigos propuestos con el fin de acreditar lo que la defensa califica de prácticas bancarias abusivas son impertinentes e innecesarias.»

Sota la mateixa pauta són denegats tots i cadascun dels testimonis, repetint en textos d'una o dues línies, la màxima «ya que las mismas ninguna relación tienen con los concretos hechos».

I amb aquesta acció, és el propi tribunal qui està vulnerant el meu dret a la defensa. I ho fa perquè contradiu tractats internacionals signats per l'Estat espanyol com el Pacte Internacional de Drets Civils i Polítics, que diu en el seu article 14. 3. e:

 

  • Tota persona acusada d'un delicte té, durant el procés, en plena igualtat, la garantia d'interrogar o fer interrogar els testimonis de càrrec i a obtenir la compareixença dels testimonis de descàrrec i que aquests siguin interrogats en les mateixes condicions que els testimonis de càrrec.

 

Però, sobretot, vulneren el meu dret de defensa perquè estan prejutjant-me quan no deixen que l'argumentació presentada en l'escrit de la defensa es pugui corroborar a través dels diversos testimonis que havien estat escollits pels seus coneixements i experiència, i que podien demostrar que la meva decisió, per a realitzar l'acció de reapropiació de diners dels bancs, va ser motivada per un estat de necessitat. Un estat de necessitat que provenia del fet de conèixer informació fefaent que ja a l'any 2005 el crèdit bancari sense control acabaria en una gran crisi econòmica que s'acarnissaria en contra dels drets socials de la majoria de la població.

L'estat de necessitat és un eximent penal de primer ordre i tot l'escrit de la defensa gira al voltant de demostrar que existia aquesta situació d'exempció penal, tal com queda expressat entre d'altres en l'article quart de l'escrit.

Quarta.- Circumstàncies modificatives de la responsabilitat criminal.

Subsidiàriament, i pel negat supòsit que es pogués considerar que l'actuació de l'Enric Duran compleix algun tipus penals del quals se l'acusa, concorreria l'eximent complet del l'article 20.5 del Codi penal en concórrer, com s'ha relatat a la conclusió primera, tots els seus requisits.

Està recollit en l'article següent:

Estan exempts de responsabilitat criminal:

  1. El que, en estat de necessitat, per evitar un mal propi o aliè, lesioni un be jurídic d'una altra persona o infringeixi un deure, sempre que concorrin els següents requisits:

    1. Que el mal causat no sigui major que el que es tracti d'evitar.

    2. Que la situació de necessitat no hagi estat provocada intencionadament pel subjecte.

    3. Que el necessitat no tingui , pel seu ofici o càrrec, l'obligació de sacrificar-se.

Em sembla que a hores d'ara és prou obvi a la llum dels fets succeïts aquests anys, que el mal que es tractava d'evitar era tan i tan gran que qualsevol acció era poca per poder-hi fer alguna cosa. Tan gran, que l'estat de necessitat és pel cap baix un argument que s'ha de considerar en lloc de menystenir-lo i ignorar-lo abans de començar el judici, com ha fet aquest tribunal.

Un tribunal que em vol portar a un judici penal en qual em poden sentenciar a 8 anys de presó, sense haver-me assabentat de la data en temps degut, sense advocat de confiança, sense testimonis i per tant sense manera de poder justificar l'estat de necessitat com a forma d'exempció de presó, què pretén fer?

Davant de tot això, crec que la situació que es podria donar en aquest judici, només té un nom i és el de farsa judicial.

Segons la Wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Farsa_judicial):

«Farsa judicial és una expressió utilitzada per referir-se a la situació en què, per dissimular la intenció de condemnar a una persona en particular que resulta especialment molesta per al poder establert, i conferir-li a aquesta maniobra una aparença de legalitat, és sotmesa a un judici fraudulent, el resultat final del qual és previsible, i en el qual no se li confereix a la persona contra la qual s'estableix el judici cap de les garanties pròpies d'un degut procés que li permetin accedir a la justícia.»

Així doncs, davant d'un tribunal que per passiva i per activa, m'ha demostrat que està disposat a passar per sobre dels meus drets fonamentals, què hauria de fer jo? M'hauria de presentar i confiar que un cop a la sala acceptaran les meves sol·licituds que abans no han estat acceptades? I que podria fer si no fos així? Reclamar-ho al tribuna constitucional? I quan tardaria a respondre? I, mentrestant, fins on ens portaria la impunitat judicial?

Entenent que si participo en el judici d'avui puc ser afectat d'una acció judicial il·legítima i potser fins i tot delictiva, concloc que la millor decisió que puc prendre es no presentar-m'hi i fer valer així, des de la desobediència civil, el respecte als meus drets fonamentals.

En la meva absència i sense la capacitat d'exercir directament la seva coerció en contra meva, el tribunal tindrà aquest matí la seva darrera oportunitat de rectificar i acceptar la suspensió del judici en base als meus drets o criminalitzar la meva decisió i protagonitzar una nova fugida endavant.

Enric Duran Giralt

12/02/2013

+ informació:

www.enricduran.cat
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
605 098 116

Modificado por última vez en Miércoles, 20 Febrero 2013 22:31

Comments  

0 #2 Guest 2013-02-13 22:56
ánimo Enric!!
+5 #1 Octavio 2013-02-13 13:49
Enric, tu caso es una razón más para indignarse y rebelarse contra este sistema de corrupción institucional en el que la Justicia esta siempre del lado de los poderosos.Tu decisión de asumir tu defensa desde la desobediencia civil es un acto ce coraje ético que te honora.
Nuestro deber es pues de solidaridad con Enric Duran y hacer todo por integrar su combate en el que mantienen cuantos se sienten indignados por el estado de injusticia y putrefacción en que se encuentra hoy la clase dominante.

You have no rights to post comments