Imprimir esta página
18 Jul 2013

[Chile] Rodrigo Paz “Este es un país de niños maltratados, que hemos transformado en adultos maltratadores” Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(4 votos)
Un informe del Poder Judicial chileno, en conjunto con Unicef, dejó al descubierto las negligencias del Servicio Nacional de Menores (SENAME), las cuales afectan a seis mil quinientos niños.

 

Los periodistas de CIPER publicaron, el 4 de julio de 2013, el reportaje que desenmascaró los abusos y los maltratos físicos y psicológicos a los que estos menores están siendo sometidos. Conocida la noticia, los responsables de estos hogares de acogida, comenzaron a rasgar vestiduras y a justificar lo injustificable. Por parte de los menores, existen acusaciones de abusos sexuales, de uso de drogas, de implementación de violencia corporal, de aislamiento y de empleo de medicamentos sin prescripción médica.

El siquiatra Rodrigo Paz, ha salido en defensa de los niños, junto a otras personas, pertenecientes a grupos de apoyo infantil o contra la violencia de menores. En dos oportunidades se han manifestado en las mismas dependencias del SENAME, en Santiago, demandando “JUSTICIA y PROTECCIÓN para cada uno de los 15 mil niños y niñas que hoy se encuentran recluidos en dependencias de responsabilidad del SENAME y de los juzgados de familia”.

En entrevista telefónica, Paz expresó: “El tema es qué hacemos con estos 15 mil niños en residencias dónde se están produciendo gravísimas violaciones a sus derechos. La respuesta del gobierno es cerrar los centros cuestionados, pero esa no es la solución porque eso daña más a los niños que, en muchos casos, llevan ahí de tres a diez años. Para bien o para mal, ahí han creado nexos y cerrarlos significaría tirarlos para otro lado”.

Existen 294 centros de acogida, de los cuales, sólo 10 (3,4%) son administrados por el estado y, el resto, 284 (96,6%) están concesionados a particulares. A su juicio, es necesario que el estado de Chile asigne recursos frescos para que compre estos hogares a los privados y que, al mismo tiempo, se asigne presupuesto del Ministerio de Hacienda para contratar profesionales con sueldos dignos. Luego, que se elaboren planes de intervención para cada uno de los niños.

¿Bastaría con la intervención de Hacienda?

Sabemos que 70% de los niños internados padecen patologías psiquiátricas, ellos y sus familias. El SENAME funciona escindido del Ministerio de Salud. Por eso pensamos que es este ministerio el que debería ser el administrador de toda esta institucionalidad. Nosotros proponemos un servicio de salud mental que se haga cargo de los niños, coordinadamente con el Ministerio de Educación, con el de Desarrollo Social y con la JUNJI.

¿Cómo llega un niño al SENAME?

Llega a través de los tribunales de familia o de los tribunales ordinarios. Los que llegan por tribunales de familia es porque están abandonados, en la calle, forman parte de una red de prostitución, o por violencia intrafamiliar o como medida de protección. Aquí no hay seguimiento de los casos. Con suerte, un juez va a visitar un hogar una o dos veces al año. El tema de fondo es que los niños ingresan al hogar sin un plan, sin que haya una intervención con metas y objetivos. Los niños ingresan y quedan ahí, hacinados, sin que nadie más se preocupe de ellos.

¿Cómo se rehabilita a un niño que ha sido abusado o ha visto sus derechos atropellados?

Lo primero que ha develado este informe, es que cuando a los niños se les da la oportunidad de hablar, hablan. Hay que darles la oportunidad de hablar, empoderarlos, generar espacios para que se sientan sujetos de derecho, seres humanos respetables y respetados. Necesitan apoyo permanente, que sientan que existen, que hay gente que está escuchándolos. Ese es el primer paso para la rehabilitación.

El segundo paso es tratar los trastornos, consecuencia de los traumas que traen o que son de índole genética. Esos niños requieren tratamiento médico y psiquiátrico. Lo más importante, es tener en cuenta que vienen de familias dañadas y que, en su gran mayoría, podrían hacerse cargo de ellos si éstas recibieran ayuda, es decir, rehabilitar a la familia dañada, rescatarla, para que el niño pueda volver a vivir con ella.

Cuando la familia no es rescatable hay que buscar una familia adoptiva pero, como el proceso de adopción es complejo, se creó la figura de “familia guardadora” que se entiende como una medida provisional.

El estigma del Niño-SENAME

El estigma social no lo tiene el niño o, si lo tiene internalizado, sale rápido, porque no se condice con su identidad más profunda. Cuando un niño que ha sido maltratado, empieza a recibir un trato acorde con lo que él siente que es, eso tiene un peso muy grande. Eso se logra cuando uno lo entiende, se hace cargo de él, le da apoyo sicológico a él y su familia.

¿Qué características tiene que tener una persona para trabajar en estos hogares?

Primero tiene que ser emocionalmente sana, que tenga un compromiso real con los niños. Que tenga un buen control de impulsos, que no tenga conflictos con el poder. Hay que acompañar al personal, supervisarlo, acogerlo, educarlo. Si uno piensa que muchas de estas instituciones son administradas por instituciones de iglesia donde hay pedófilos, te imaginarás la clase de personal que ingresa. Por otro lado en las instituciones más vinculadas a partidos políticos es lo mismo, entran por pitutos políticos.

¿Ayuda a corregir errores el impacto social que ha tenido esta denuncia?

Creo que a nadie en Chile le importa este tema. El revuelo ha sido en el medio periodístico, El 90% de la gente está preocupada de cualquier cosa, del programa de farándula, de pagar la última cuenta o de las vacaciones de los niños. A algunos les llamará la atención, les tocará, pensarán “qué terrible” y les durará quince minutos o una hora.

¿A qué atribuye el que se viva esta situación?

El grueso de la población adulta chilena ha tenido experiencias de maltrato infantil que van desde cosas tan terribles como abuso sexual a cosas más sutiles pero que son igual de maltratadoras. Somos una generación de “la letra con sangre entra”, de mamás que tuvieron que salir a trabajar, con padres muchas veces ausentes. Este es un país de niños maltratados que hemos transformado en adultos maltratadores.

¿No es una observación muy drástica esta que plantea?

El abuso sexual es tres veces mayor en el grupo etario adultos que en los otros grupos de población. El maltrato y abuso sexual infantil puede generar adultos maltratadores. Afortunadamente, la mayoría de los niños que han sido víctimas de abuso sexual, maltrato o abandono, no llega a ese extremo. Pero sí son adultos con problemas emocionales, con dificultades para entablar vínculos, para entregarse, con dificultades para vincularse emocionalmente consigo mismos y con su entorno. En la mayoría de la gente alguna cicatriz queda.

Según su experiencia profesional, ¿qué debe hacer una persona que ha sufrido abusos?

Los caminos para llegar a la sanación personal son muchos. Hay gente que puede resolver esto a través de su desarrollo personal, espiritual, social. Hay gente que hace deporte o que suben a una montaña y encuentran en eso una pacificación interna. Claro que hay un grupo de personas que por razones biológicas son más vulnerables a estos traumas y requieren apoyo médico y psiquiátrico, con estabilizadores de ánimo, antidepresivos, fármacos para el control de los impulsos, además de psicoterapias especializadas.

¿Existe un catastro de enfermedades mentales en los niños que viven en estos hogares?

Nadie lo ha investigado porque estos niños no son objeto del estado. No hay un estudio o investigación estadística de cuál es el daño que queda en estos niños, en sus cuerpos, en sus cerebros, en sus corazones. Lo que sí sabemos es que a mayor trauma temprano infantil, mayor probabilidad de padecer diabetes, obesidad mórbida, hipertensión y otras enfermedades. La pobreza es causa de enfermedad en general, especialmente de trastornos psiquiátricos, pero también de cáncer y de afecciones cardio y cerebro vasculares.

 

¿15.000 ó 9.000? ¿CUÁNTOS NIÑOS SON TUTELADOS POR EL SENAME?

El presidente Sebastián Piñera, entrevistado en el programa El Informante, emitido el 17 de julio pasado por TVN, aseguró que nueve mil seiscientos niños están bajo la protección del SENAME. Este dato fue rebatido por el psiquiatra Rodrigo Paz, quien aseguró que son quince mil los niños que viven en estos centros y que esta diferencia de casi seis mil niños demuestra que el SENAME desconoce su propia realidad.

Consultada la entidad, Héctor Durán (encargado de prensa) respondió que, oficialmente, 10.400 niños están bajo su responsabilidad, de los cuales 9.400 (91,3%) están a cargo de privados concesionados y sólo 900 (8,7%) a cargo del estado chileno. Consultado Rodrigo Paz sobre su afirmación, contestó que él se basa en el reportaje realizado por Juan Andrés Guzmán, Niños protegidos por el Estado: los estremecedores informes que el Poder Judicial mantiene ocultos, y publicado por CIPER.

CIPER, a su vez, se apoya en los datos proporcionados por los Informes de la COMISIÓN JELDRES, llamada así por la magistrada Mónica Jeldres Salazar, titular del 2º Juzgado de Familia de Santiago, quien, hasta el 11 de enero de 2013, coordinó el Proyecto de Levantamiento y Unificación de Información Referente a los Niños, Niñas y Adolescentes en Sistema Residencial.

Modificado por última vez en Jueves, 18 Julio 2013 21:55

Comments  

0 #2 Claudio 2013-07-19 06:41
Gobierno de ezzzelensssia.... chantas, yetas, corruptos al peo. La derecha gobernante es totalmente ajena a las necesidades del pueblo chileno, no ha cambiado un ápice desde la dictadura.
+3 #1 Ligia Sosa 2013-07-19 00:10
Estoy sumamente satisfecha con la lucha y el buen testimonio profesional que estas personas estan demostrando al mundo entero, nuestros niños, no solo de Chile, sino de toda América y del mundo merecen una vida digna, si no, para que fueron creados los derechos de los niños??? Felicito la motivacion y el maravilloso esfuerzo del Dr. Paz y del grupo de personas que le acompañan. Nuestras muestras de apoyo desde Honduras.

You have no rights to post comments