Imprimir esta página
10 Oct 2013

Al sistema capitalista le sobra el 90% de la fuerza humana disponible

Escrito por  José Estrada Cruz
Valora este artículo
(1 Voto)
Desde hace siglos el sistema capitalista ha sorteado sus brutales contradicciones con actuaciones crueles, provocando desempleo, guerras, expolios y desigualdades.

AL SISTEMA CAPITALISTA LE SOBRA EL 90% DE LA FUERZA HUMANA DISPONIBLE POR LO QUE EL PARO SEGUIRA AUMENTANDO SIN SOLUCION

EN ESTE DESASTRE LOS DE IZQUIERDAS SIN ACLARARNOS Y DANDO PALOS DE CIEGO

Desde hace siglos el sistema capitalista ha sorteado sus brutales contradicciones con actuaciones crueles, provocando desempleo, guerras, expolios y desigualdades. Ahora bien, en el contexto actual ya no tendría salida aunque provocaran una guerra mundial de proporciones destructivas jamás conocidas.

Ya no se podrá volver a conseguir que haya trabajo, ni como antes y ni siquiera (como algunos pueden estar pensando), parecido a términos medios. El sistema no solo llegó al tope, sino que se sobrepasó. De modo que ya no se puede volver a recuperar esa cuotas mínimas, de lo que el capitalismo llama crecimiento, para generar empleo y plus valía, porque ya hace tiempo se llegó a un nivel donde se sobrepasó en capacidad para producir y servir lo necesario y sobre todo lo innecesario sin apenas esfuerzo, y en estos momentos, en todo tipo de producción ya le sobra el 90% de la fuerza humana disponible para su explotación. Por ello, aún es más grave lo que nos espera, pues el sistema de laissez faire sigue agudizando constantemente esta tendencia. Hasta Albert Einstein, (que no era marxista, sino un científico con inquietudes por el bien de la humanidad), así lo pronosticó en 1934.

Esta es sencillamente la realidad, y quienes pretendan discutirlo y  mostrar su desacuerdo, no encontrarán razones y solo demostrarán  su despiste, o en otro caso, su actitud reaccionaria tratando de desviar la atención y ganar tiempo de confusión. La enfermedad del sistema ya no tiene cura, no tiene escapes tal y como los encontró en otras ocasiones, ahora, como dice Iñaki, nos lleva al caos

Desgraciadamente la alienación está impregnada masivamente, de manera vasta, en la clase obrera, pero también en todas las capas medias de la humanidad. Y existe una parte de las personas, que aparentemente estarían en condiciones de aproximarse a saber lo que ha ocurrido, no obstante tampoco son conscientes y de ahí que reine en su seno una actitud de no implicarse, convencidas de que a ello@s no les llegará el “agua al cuello”, creyendo que tienen margen hasta que de nuevo las aguas vuelvan, más o menos, a su cauce. Piensan que podrán aguantar cruzados de brazos, sin arriesgarse hasta que “esto se arregle”. Este personal, mayormente de carrera que aún mantiene empleo, será muy culpable de la gravedad extrema en la que nos vamos a encontrar si continúa sin comprender y sin implicarse en la suma de fuerzas para evitarlo.

Ingenuamente también hay quien piensa que la clase más poderosa  del capitalismo  puede llegar a comprender que tiene que dar margen a las masas para que puedan seguir consumiendo, es decir, que podría surgirle la lucidez de  generar y pagar empleos innecesarios para generar poder adquisitivo. Ello es erróneo, pues se olvida que es el capitalismo el que ha obstaculizado al Estado, cualquiera de esas vías, usurpando los sectores públicos. Su única alternativa sería la de poder continuar con la explotación de las masas obreras y de otras capas sociales que se les han incorporado, de forma más concreta en este contexto, exprimiéndolas a todas en la salvaje competición en producción y consumo. Sin embargo, para su desgracia, eso solo podría hacerse con trabajadores, algo imprescindible que está pasando a la historia. En todo caso (mientras que mal aguantan), los trabajadores los van encontrando en países como Bangladesh con salarios diarios de 50 céntimos y de un euro.

 

Y EN TODO ESTE DESASTRE LA IZQUIERDA, SIN ACLARARNOS, DANDO PALOS DE CIEGO

De modo que, en todo esto existe una causa que si las masas no la han hecho suya es porque, en primer lugar, la izquierda radical no hemos tomado conciencia de su importancia y por tanto no la hemos propagado como hubiera requerido: si el problema es que hay mucho, las soluciones deberían estar  en la aplicación de reglas simples; como distribución de  aportación social, de tiempo libre y de bienes sociales. De otra manera, tal y como viene ocurriendo, es una aberración que solamente puede mantenerse dado los altos grados de inconciencia que invade a toda la humanidad.

“Aparentemente” existen “mil” frentes de ataque del capitalismo contra la clase obrera y capas populares: la especulación, la corrupción, la deuda pública, el desempleo, los bajos salarios, los desahucios, el robo de la sanidad, de la enseñanza, de las pensiones, de las leyes laborales; el saqueo internacional, el drama de la inmigración, etc. etc.  Frente a esa ofensiva, la izquierda revolucionaria, yendo de un lado para otro, tratamos de sacar a la gente a la calle explicando los golpes que nos han dado, que nos siguen dando y los que nos piensan dar. En este escenario se ha propiciado un ambiente desolador, de derrota y de impotencia.

Por todo ello, estoy convencido que de no haber abandonado esa aplastante razón histórica de lucha (avanzamos luego hemos de vivir mejor), el dantesco y cruel “partido que se está jugando” entre las clases, hoy tendría otros resultados muy distintos y favorable a los trabajadores y pueblos.

La clase obrera ha de expresar todas las razones que tiene de su parte y ha de poner patas arriba esa obscena irracionalidad en que, habiéndose conseguido que haya muchísimo de todo (para cubrir de sobra las necesidades de toda la humanidad), se permita que la gran mayoría soporte mares de insuficiencias y miserias. Más cuando se posee la capacidad para continuar obteniendo cuanto se quiera y como se quiera. Y por eso, la multitud de ataques en que nos divide la clase opresora, (sin dejar al margen ningún problema individual o colectivo),  deben de ser vistos y entendidos como un solo ataque, como una sola cosa; siempre deberá ir por delante como lema fundamental y determinante: somos inmensamente más ricos, hemos de vivir inmensamente mejor.

Sin embargo siempre habrá gente de la izquierda, sumida en ese despiste decimonónico, que me dirá que eso ya lo sabemos y que primero hemos de acabar con el capitalismo. Una opinión que dejará al descubierto que no ha entendido el fondo del artículo, embozándose en el axioma del error olvidado no corregido y difuminado en el tiempo. Siendo que, lo que se pierde de vista y se olvida no es posible comprenderlo, ni  descubrir la necesidad de valorarlo y discutirlo. Si  además, ese error es la raíz más gruesa en que se sustenta la lucha de clases, entonces podemos explicarnos porqué el capitalismo no ha desaparecido aún.

Si tenemos en cuenta las luchas de clase y las elaboraciones teóricas de Marx y Engels, en el siglo 19, ¿Qué conclusiones, materialistas-dialécticas e históricas, deberíamos estar sacando para una puesta en práctica que genere sujeto subversivo?

¿A caso no es cierto que hoy estamos a “años luz” de la aspiraciones y diferencia que la clase obrera mantenía con su lucha, en el siglo 19, respecto de la burguesía?

¿No es cierto por tanto, que las reivindicaciones obreras, no solo están desajustadas en base a la revolución científico-técnica, sino que están en manos del capitalismo que es quien está imponiendo retrocesos a las conquistas de estas?

En mi opinión, y si alguien no demuestra lo contrario, todo apunta a que estamos atascados en una práctica exageradamente desfasada  respecto de la filosofía marxista.

Las grandes organizaciones comunistas de Europa “han desaparecido” porque fueron incapaces de ver y de afrontar que con el 20% de la fuerza de trabajo que existía, ya hace cuarenta años, había suficiente para que la humanidad se mantuviera con un nivel alto de calidad de vida y sin asesinar el ecosistema.

De nuevo, con la infinidad de contundentes argumentos que tenemos de nuestra parte, hemos de lograr que las ideas del comunismo calen en las masas.   

Modificado por última vez en Jueves, 10 Octubre 2013 21:41

Comments  

0 #7 J. Estrada 2013-10-10 17:43
Las capacidades alcanzadas para producir y servir, ya no dejan margen al capitalismo. Los parados no son un capricho, son un estorbo de la competitividad y estos como las máquinas no consumen. Este problema del sistema ya no puede ser resuelto. Está claro que todos los revolucionarios no tenemos la misma idea de como se funcionaría, una vez derrotado el sistema capitalista. Pero creo que tenemos claro que no sobrará fuerza, (o sea personas que no trabajen, que no aporten social o comunitariamente) sobrará, eso si, tiempo libre para tod@s..
0 #6 ¡PASALO! 2013-10-10 13:47
¡BASTA YA DE OSCURANTISMO TERRORISTA CLERICALFASCIST A EXPOLIADOR!
-2 #5 andalú kabreao 2013-10-10 13:24
En nuestra hambre mandamos nosotros y antes que esa solidaridad y la igualdad que jamás hemos tenido, preferimos antes que cualquier otro EL IDEAL DE LA LIBERTAD, como dice un cabezón granaíno (aunque no compartamos otras de sus cosas, hay que reconocerle maestría en lo suyo):

http://www.youtube.com/watch?v=teXgD2lX4IM

http://www.youtube.com/watch?v=yWwsnZqDarE

¡¡¡VIVA AL-ANDALUSIA LIBRE!!! ¡¡¡LIBERTAD PA TOS LOS PUEBLOS DE LA TIERRA, KABRONES NAZIONALCATOLICI$TA$ USUREROS SIN DIGNIDAD HUMANA!!!
+6 #4 Ramonb 2013-10-10 13:23
No nos engañemos, ese 50 o 90% es necesario, el capitalismo necesita de ese ejército de desempleados para apretar la cuerda, para bajar costos partiendo de la ley de oferta demanda, u otras aberraciones del capitalismo, que para nada tienen en cuenta las necesidades de ese porciento "sobrante". Por eso es que en España, como en otros países, están apareciendo los mini-jobs, y otras ofertas tan escandalosas como trabajo por comida. Eso es sistemico, y solo desaparecerá con el capitalismo.
La pregunta es una: hasta cuando la clase obrera y los desposeidos permitirán esa situación.
-1 #3 Guest 2013-10-10 13:11
Ya se encargarán los nazis, como los de Amanecer Dorado pero institucionalizados, de liquidar a esos elementos improductivos de la sociedad, sean un 50 o un 90%.. Teniendo en cuenta lo que se tolera por la subdelegación de gobierno en Málaga (único lugar de Europa donde se permite) no se trata de ciencia ficción:

Estamos en el UNICO ESTADO DE EUROPA que tolera manifestaciones callejeras en apoyo a partidos racistas nazis apologetas de genocidios, perseguidos por criminales en otro Estado de la Unión Europea (¡dufundidlo a los cuatro vientos ya!):

http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/70690-interior-considera-que-apoyar-a-amanecer-dorado-entra-dentro-de-la-libertad-de-expresi%C3%B3n.html
+9 #2 Octavio Alberola 2013-10-10 12:46
Poco importa si es el 90 o el 50% de la fuerza humana que le es suficiente al capitalismo para hacer funcionar su sistema y si, como lo pretenden algunos, ese porcentaje le es necesario para asegurar una buena taza de plusvalía; lo importante es que, como lo reconoces, la alienación "está impregnada masivamente en la clase trabajadora" y que es ella la que posibilita al capitalismo seguir ganando la "guerra de clases".

Nuestra derrota proviene pues de nuestra incapacidad a liberarnos de esa alienación, y el verdadero problema es que ningún partido de izquierda, ningún sindicato ni ningún explotado se plantea seriamente cómo desalienarnos, cómo actuar para resolver ese problema, pese a que ya Einstein lo dijo claramente: "no se puede resolver un problema utilizando los mismos conceptos que lo crean".

La alienación proviene del hecho de haber hecho nuestros los valores del capitalismo (cada vez más) y de haber sacrificado los nuestros (los de los internacionalistas de la Primera internacional) que eran los de la solidaridad y la igualdad.
Un comunismo que no tenga y practique estos valores no calará nunca en las masas explotadas y oprimidas.
Es por haberlo olvidado que estamos como estamos.
Fraternalmente
+1 #1 andalú kabreao 2013-10-10 11:22
Me he dado cuenta enseguida, porque sino ya en Andalucía, Canarias o Extremadura estaría el capitalismo imperialista de la alta burguesía de Madrid -y sus socios de Navarra-Euskadia&Catalunya- a punto de alcanzar su perfección sublime, acercándonos cada vez más a un 40% de paro real y una población cada vez más envejecida y sin recursos:

http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/65073-un-atlas-de-mortalidad-muestra-la-brutal-desigualdad-norte-sur-en-el-estado-espa%C3%B1ol.html

(¡El informe anterior es de 2004, antes de la crisis-estafa! La tasa de desempleo e índice de mortalidad actuales en el norte del estado de desecho expañol ¡es lo que han considerado "normal" para Andalucía durante décadas! La del día de hoy del Tajo para abajo sencillamente ya es PAVOROSA)

http://www.youtube.com/watch?v=S5OMqRBOdy4

¿Y NO SERA TAMBIEN QUE LO QUE SOBRA SON EL 90% -O MEJOR TODOS- DE USUREROS, EVASORES FISCALES, TIBURONES ESPECULADORES Y BANDIDOS? PERO DESDE AQUI HASTA LA CHINA...

http://www.youtube.com/watch?v=V1VpfQL0bkA

http://www.youtube.com/watch?v=9ge8meF9pNw

You have no rights to post comments