kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
14 Sep 2012

Al empleado público nadie le ha regalado nada

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)
Los empleados públicos adquieren su condición tras competir libremente y en igualdad de condiciones con cincuenta, cien, mil o más aspirantes a la misma plaza. Por lo general, un trabajo de remuneración escasa, muchas veces alejado de su residencia...

 y con la prohibición (en virtud de una anticuada “ley de incompatibilidades”) del desempeño de otras actividades profesionales privadas.

Olvidados en épocas de bonanza, injuriados en tiempos de crisis

A mayor abundamiento, en épocas de crisis se convierten en el blanco de todas las iras y víctimas de insufribles recortes. En tiempos de bonanza, por el contrario, nadie se acuerda de ellos, salvo para convertirlos en objeto de escarnio “por ganar tan poco habiendo estudiado tanto, por haberse esforzado tanto para ganar lo que yo me levanto en una semana y en negro”…

    Y pese a este esfuerzo tan considerable (y rara vez reconocido), se les moteja de “privilegiados” e insidiosamente se les dispara con frases del tipo: “se sacan una oposición y a echarse a dormir, no como yo…”, “no dan ni golpe porque tienen el trabajo fijo…”, etc.

   Pero, en realidad, el régimen jurídico de los empleados públicos contempla infracciones por las cuales pueden ser sancionados con largas suspensiones de empleo y sueldo y hasta la pérdida de  condición de funcionario. Pero esto rara vez ocurre. Y la razón, debemos proclamarla con orgullo y sin timidez, es que hablamos de los mejores entre cientos o miles de aspirantes a una plaza. Así de simple.

Las políticas neoliberales quieren acabar con la imparcialidad de los empleados públicos

  A lo anterior debemos añadir que, para rendir auténticamente un servicio a la sociedad, el trabajo de los empleados públicos debe desarrollarse bajo los principios de imparcialidad e independencia de la política. Circunstancia, obviamente, incompatible con los despidos arbitrarios, tan comunes en la empresa privada aunque se disfracen de legalidad. Y que impide su remoción por no plegarse a los disparates (o ilegalidades) del político de turno.

  En este sentido, pensemos en los continuos enfrentamientos entre los secretarios de Ayuntamiento (funcionarios de carrera) y los concejales de urbanismo (políticos). Y ahora reflexionemos sobre cual de los anteriores ofrece mayor confianza, así como lo que sucedería si los funcionarios, por el temor a ser despedidos, no pudieran frenar y oponerse a los planes de políticos y grandes contratistas.

El estatuto de los empleados públicos es vital para el funcionamiento de la Administración

  En consecuencia, el empleado de la Administración, en su calidad de servidor público, ha de verse protegido ante caprichos, irregularidades e ilegalidades que puedan ejecutar sus superiores. De no ser así, el colosal aparato de la Administración se convertiría en una máquina omnipotente al servicio de corruptos, autoritarios, mediocres…

  Como consecuencia de este necesario estatuto que salvaguarde su independencia, las infracciones de los empleados públicos no solo se saldan con efectos en el ámbito laboral, sino que sus consecuencias son más gravosas que en el ámbito privado y pueden acarrear una triple responsabilidad: administrativa (laboral), civil y penal.

Los empleados públicos se examinan todos los días en su trabajo

No faltan quienes alegan: “Yo no me saqué ninguna oposición, pero me examino todos los días en mi trabajo”. Perfecto, los empleados públicos también se examinan a diario, pues se incardinan en el llamado sistema de “formación continua” que se materializa en cursos, jornadas, publicaciones, pruebas de promoción interna, etc, que los obliga a un proceso diario de actualización, toda vez que las leyes se reforman o derogan y que los procedimientos administrativos mutan velozmente.

   Así, resulta habitual encontrar en las oficinas de la Administración a gestores, abogados o empleados de empresas privadas que acuden para “informarse con quien más sabe de estos temas”, que no son otros que los trabajadores del área concreta de la función pública. Y no pocas veces, aquellos profesionales repercuten en sus minutas la  información y conocimientos transmitidos por modestos empleados de los ministerios.

  El empleado público, por consiguiente, tanto por  su relación precio-calidad, como por los valores de mérito, capacidad, imparcialidad y neutralidad política, es uno de los activos más valiosos de la sociedad.

  A pesar de todo lo expuesto, o tal vez precisamente por eso, los empleados públicos cuentan con muchos enemigos.

Algo que todo empleado público debe saber

El trabajador al servicio de la Administración, merced a un status laboral relativamente estable, ha perdido la conciencia de su situación. Más exactamente, aunque a muchos no les guste la expresión, ha perdido su "conciencia de clase social".  Pero no así los grandes poderes, que saben perfectamente que nuestro sitio se encuentra  en el colectivo de las clases populares (junto a pensionistas, parados, estudiantes, enfermos y resto de trabajadores), al cual ahora gusta mucho calificar de “clases medias”.

   Pero, no lo dudemos, vienen ahora a por los empleados públicos. Y con especial saña. A banqueros y grandes empresarios no les importan estatutos, leyes orgánicas o derechos adquiridos. Tan solo buscan el dinero en los bolsillos ajenos. No reparan en otros detalles. Y creer lo contrario solo demuestra ignorancia y/o imprudencia.

     El día que los empleados públicos tomen conciencia del lugar que ocupan en el sistema habremos dado un paso de cíclope.

Modificado por última vez en Viernes, 14 Septiembre 2012 12:42

Comments  

+7 #6 Rafael de Riego 2012-09-15 09:24
Los empleados públicos, en especial los funcionarios, han sido muy insolidarios con el resto de trabajadores; el resto de trabajadores (como vuelvo a comprobar por los comentarios) muy ENVIDIOSOS hacia los funcionarios...¡Mal arreglo tiene este país!
-5 #5 Layla 2012-09-15 05:16
Aquí vivimos en un mundo ideal en el que se accede a la función pública por los principios que marca la constitución, ¿no te jode? pues si fuera por eso, ya tendría yo tres plazas de funcionario; el problema es que no he tenido padrino, y en las fases de concurso los sindicatos pactan con la administración unas condiciones que hacen imposible entrar a alguien sin puntos aunque haya quedado el primero en fase de exámen (pero ni para bolsa de trabajo).Puro clientelismo y mafia.
-4 #4 Estrella Roja 2012-09-15 00:33
Uno de los cambios mas importantes es el del Tribunal .... la mejor forma de practicar el enchufismo.

A ver, si el inspector de la zona te viene y te dice que tiene un amigo, un sobrino o un hijo que a ver que se puede hacer... va el funcionario y se rebota (jajaja...) , No, piensa, hoy por ti mañana por mi, sin olvidar que subir de escalafon dependa el visto bueno de ese inspector o de cualquie otro alto cargo que puede tener a su hijo o pariente en la oposición.

Yo siempre me habia preguntado si los hijos de los funcionarios eran más inteligentes que el resto de los españoles ya que el porcentaje de hijos, sobrinos y parientes es altisimo y la conclusión fue evidente... Se aplica el metodo español que siempre da buenos resultados: el enchufismo.
-4 #3 Estrella Roja 2012-09-15 00:30
Es evidente que cuando alguien pasa tanto tiempo junto en la cafeteria, en el bar o en cualquier otro lugar que en el puesto de trabajo, las posibilidades de "ligue" son superiores.

La "productividad" en esa inmensa maquinaria burocratica que es el Estado es de las mas bajas y cualquier ciudadano que tenga que acudir a alguna administración a resolver algún problema lo ve a la primera. Desayunos que se alargan, fuga masiva de empleados, colas y colas para un papel que no sirve absolutamente para nada más que hacer desistir al ciudadano y esa sensación de que a mi no me diga nada que soy un mandado.
+3 #2 Ricardo2 2012-09-14 18:05
Quizá haya muchos matrimonios entre empleados públicos porque cuando la gente pasa junta muchas horas acaba teniendo relaciones humanas, y algunos acaban enamorándose y casándose. Ocurre en todos los sectores y en todas las edades; los chavales flirtean con los de su instituto más que con otros. Eso no es prueba de nada.
Hace mucho tiempo que las pruebas de oposiciones no son exclusivamente memorísticas: hay supuestos prácticos, pruebas físicas cuando el puesto lo requiere, periodos de prácticas. Usted conoce el sistema de oposiciones de hace cien años y tiene muchos prejuicios pero muy poca información.
Pero lo más gracioso es lo de los puestos rotativos: ¿comemos unos meses al año y ayunamos el resto? ¿Y por qué no exigimos que todo el mundo tenga un trabajo digno durante todo el año, reduciendo la jornada laboral sin reducción salarial, por ejemplo? Igual en el sector privado que en el público.
-3 #1 Yuste 2012-09-14 16:18
No todos han sacado la plaza así, muchas veces más en epocas anteriores que ahora casi se heredaban de padres a hij@s, o se hacia un convocatoria fantasma para que se enteraran pocos con pocos dias de plazo y un perfil determinado que ya sabian de antemano paro tenerlo en el momento de la convocatoria. De hecho por algo es que es muy alto el porcentaje entre matrimonios entre ellos. Y además creo que seria bueno que un alto porcentaje de empleos publicos que no requireran una alta especializacion tuvieran una funcion social laboral y sirvieran para que pasaran por ellos mucha gente teniendo así casi segro mucha gente el trabajar varias veces al año, si ya lo tiene uno de por vida lo bloquea y ya no va a dar mas empleo a nadie. Y la verda el sistem de seleccion es absurdo, una mera memorizacion absurda que no indica nada sobre el valor de esa persona, y estas selecciones competitivas tampoco son ejemplares socialmente. Cuando las cosas les van bien suelen ser los que mantienen el bipartidismo y les parece que el sistema es el unico posible, se encuntran seguro en él. Y otra cosa ahora tambien hay gente que con estudiso que supera una oposicion con miles de personas y solo le sirve para un contrato de 6 meses.

You have no rights to post comments