kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
16 Sep 2013

Historia de un rapto de terneros

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)
Oímos unos sonidos procedentes de unas vacas que estaban pastando por los prados, unos lamentos; mi compañera, vegana, luchadora por la igualdad animal, detectó ipso facto la tristeza, la desesperación de los sonidos.

Organizaremos una manifestación para que los mataderos cierren sus puertas y cambien de actividad; la industria del asesinato convertida en cultivo de calabazas.

Legislaremos unas leyes, para desarmar a todos los cazadores.

Arrebataremos las espadas a todos los toreros.

La ganadería se convertirá en enfermería, ayudar y proteger a los animales salvajes que lo necesiten, esta es la auténtica sanidad universal.

No consumiremos ideas de ignorantes que explotan a los animales, por el hecho de creerse superiores a ellos, como por ejemplo (Vargas Llosa), asimismo nos mostraremos indiferentes a todos los deportistas de elite que publicitan el maltrato animal, será lo mismo hacia los que se llaman artistas por el mero hecho de ser humanos, “eso sí, vocean a los cuatro vientos que son humanos superiores”, estos no saben que es ser vegano, les importa una mierda el sufrimiento de animales.

No colaboraremos con ninguna ONG que trabaje fuera de nuestra proximidad ya que, tenemos muchos problemas que resolver en Kilómetro cero, recordad que el 13 de octubre empieza la temporada de asesinatos, liderados por mentes enfermas, eso si con escopetas y munición a destajo.

Las tiendas de venta de animales serán ilegales, y lucrarse con el comercio particular también.

Porque mi corazón esta tan triste, porque mi alma esta tan triste….

Historia de un rapto de terneros.

Era un mediodía de setiembre, un sábado soleado, estaba con mi compañera en la montaña, mirando las flores, observando las setas, absorbiendo el paisaje, alimentándonos del aire, y también recogiendo alguna seta para ponerla en el cesto. De pronto oímos unos sonidos procedentes de unas vacas que estaban pastando por los prados, unos lamentos; mi compañera, vegana, luchadora por la igualdad animal, detectó ipso facto la tristeza, la desesperación de los sonidos, no sabíamos exactamente qué pasaba, pero seguro que no sucedía nada bueno, un buen dia, pero unas malas acciones, alegría y sufrimiento, lluvia y Sol, día y noche, en un mismo punto del tiempo, aconteciendo multisucesos.

Inesperadamente, pude entender que si existiera solamente el Tiempo, no habría lugar para acciones malvadas, el Espacio era el responsable de infinitas realidades, solamente alteradas por unos humanos que se creen amos de los dos puntales de la física, decidiendo quien debe estar y cuanto puede durar.

Continuábamos impregnándonos del día maravilloso en el espacio y tiempo, cogiendo alguna avellana, saboreando algunas bayas, recolectando escaramujo, limpiando nuestras corporales cañerías interiores con el agua cristalina, todo armonía, el espacio y tiempo nos hacía estar conectados con la naturaleza, nada más existía.

Repentinamente entramos en territorio de la industria del petróleo,… las carreteras, no debemos olvidar nunca la frase “El automóvil es el invento más apocalíptico de todos los tiempos. Más aún que la bomba atómica, porque está por todo el mundo y no tiene vuelta atrás.” Kenneth Frampton (Woking, Reino Unido, 1930, como no, Isabel supo de manera inmediata que su presentimiento, era una adivinación, un camión lleno de terneros pequeños, yendo, oscilando de un lado a otro, una mirada de inmensa tristeza, que podría llenar de sentimiento los lugares más recónditos del Universo, una mirada provocada por la explotación del ser humano, la especie más apocalíptica de todos los tiempos.

Tomas Temp, correusdecatalunya.net,

20130916.

Modificado por última vez en Lunes, 16 Septiembre 2013 23:24

You have no rights to post comments