kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
16 Nov 2014

Carta Abierta a Chino y Nacho Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(12 votos)
Yo también estoy indignado. Estoy indignado es con ustedes dos, con Chino y con Nacho. Porque ustedes dos no me parecen verdaderos venezolanos, un venezolano, normalmente, cree en algo y lo defiende, cree en algo y es leal a lo que cree. Ustedes no.

Como venezolano educado y republicano, comenzaré saludándolos con el amor que se deben saludar los compatriotas, con ese amor con el que Chávez nos pidió siempre fuera el abono de nuestras pasiones patrias, con el respeto a la diferencia en cualquier aspecto y la unión en lo que nos debe unir la patria, en Venezuela.

He visto que a ustedes les ha invitado nuestra alcaldía a participar en el próximo Festival de la Canción Latinoamericana que desarrolla esta alcaldía en nuestra Caracas. Igual he de suponer que ustedes han aceptado este contrato, para no llamarlo invitación, pues por palabras del mismo alcalde ustedes van a recibir dinero por su trabajo, lo cual es algo lógico cuando un artista trabaja, que se gane su paga por su trabajo.

He visto que ustedes dos, a quienes conocemos como Chino y Nacho, bajo el derecho que les da nuestra constitución de tener la libertad para optar la posición política que dispongan, han utilizado sus espectáculos para anteponerse a nuestra revolución desde escenarios internacionales arropados hasta con nuestra bandera nacional, pidiendo SOS para este país. Esto me hace suponer que ustedes dos, Chino y Nacho, son opositores a la revolución que desde que Chávez llegó democráticamente al poder, se desarrolla en nuestro país, siempre bajo la premisa de la consulta popular y la decisión de la mayoría. Pero ustedes parecen más bien pensar que aquí vivimos en una dictadura y así lo han expresado públicamente, por lo cual les escribo esta carta.

La música es sabido por todas y todos, es el idioma universal, en ella podemos unirnos pueblos de distintas lenguas o creencias políticas o religiosas. Un músico debe ser respetado por su obra musical y no podría ser excluido de ningún acto.

He visto que ha nacido una reacción de rechazo hacia su presentación en este festival. Basta asomarse a esos escenarios del chisme que son Facebook o Twitter para enterarse. He visto una reacción contra ustedes dos, Chino y Nacho.

Ciudadanos que igualmente ejercen el derecho que otorga la Constitución Bolivariana de Venezuela a tener la posición política que sea, y cuya posición es contraria a la que ustedes expresaron en sus conciertos internacionales, es decir,  compatriotas chavistas y revolucionarios, que además, somos la mayoría, sienten que no es lógico ni justo que nuestro alcalde los invite y contrate a este festival.

Lo que a mí no me parece lógico ni justo es que ustedes dos acepten participar en este festival.

Hasta podría entender la respuesta de nuestro alcalde que se basa en el sentimiento de humanidad que heredamos de Chávez y  como gesto de amor ante el odio que es más bien típico y obvio en quienes son de oposición como ustedes dos.

He visto que ustedes dos, Chino y Nacho, no parecen preocuparse por ser leales a sus convicciones políticas. He visto que más bien la única convicción que tienen es la de ganar dinero, de venderse sea quien sea quien les pague. He visto que por dinero van a cantar en un concierto organizado y pagado por quienes ustedes denunciaron ante el mundo como dictadura asesina.

Yo también estoy indignado. Estoy indignado es con ustedes dos, con Chino y con Nacho.

Porque ustedes dos no me parecen verdaderos venezolanos, un venezolano, normalmente, cree en algo y lo defiende, cree en algo y es leal a lo que cree. Ustedes no.

Ustedes están actuando por dinero, olvidándose de sus principios o posiciones políticas. A menos que no las tengan sino que aquella vez que sacaron la bandera de Venezuela para pedir un SOS por este país azotado por guarimberos, que dejó 49 muertos, no asesinados por el gobierno sino por el fascismo, ustedes sacaran la bandera por dinero.

Por eso he decidido escribirles esta carta pública.

Para que reflexiones y tomen una posición clara ante un país que no los entiende.

Ni los entienden los opositores a quienes les dijeron que eran de derecha y sacaron la bandera en aquella guarimba, ni los entendemos los revolucionarios chavistas, que no somos pendejos y guardamos muy fresca la indignación contra sus actos apátridas, pues cuando un artista, además de cantar, aprovecha la escena para un acto político, entonces uno si puede, con derecho, dejar de verlos como artistas y entenderlos como operadores políticos.

Nadie entiende que ustedes dos se queden callados, esperando el cheque.

Si son venezolanos de verdad verdad, den la cara. O renuncian a cantar en un concierto de la “dictadura” que ustedes han denunciado, o reconocen que no existe tal dictadura y dan un paso al frente para corregir la falla.

Venezuela espera que ustedes dos, Chino y Nacho, antes de cantar, hablen a Venezuela.

¡Porque Venezuela, toda, se respeta!

Raúl Bracho.

You have no rights to post comments