kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
17 Dic 2014

Cuba, Los Aldeanos y Silvio Rodríguez Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)
Ante nuestra Revolución, la posición ¿mercenaria?/contrarrevolucionaria del dúo está a 180 grados opuesta a la actitud contestataria del Canta-autor

Una semana atrás, escribí USA vs. Cuba, desde la visión de AP: ¡Moraleja! Para sostener mi percepción, un elemento central que tuve en cuenta está en el diálogo que revela la agencia gringa de noticias a propósito de que en Julio de 2010 el dúo Los Aldeanos llegó a Serbia para participar en el Festival EXIT donde recibieron capacitación subversiva, a juzgar por este trascendido: “Ahora vieron que hay otras gentes en otros lugares luchando igual e incluso en condiciones peores”. Invito a ver el texto del último hipervínculo.

Luego leí Los Aldeanos, la USAID y los planes contra Cuba, de Raúl Antonio Capote —supo muy de cerca sobre el asunto. De lo que él narra, me llamó la atención lo que continúa:

“Reconozco que fue una sorpresa escuchar el rap dedicado por Aldo a la derecha fascista venezolana ‘Para Venezuela, de Aldo’, uno guarda siempre, en estos casos, un pedacito de esperanza, a pesar de que la realidad del accionar de Los Aldeanos durante su carrera musical, indicaba un cambio importante desde el momento en que entraron en contacto con el promotor serbio Rajko Bozic uno de los productores del EXIT Festival en Serbia. 

“Como escritor, como intelectual de estos tiempos, siempre confié en que Los Aldeanos no conocían quien movía los hilos de la trama en la que estaban involucrados, pero esta canción, empedrada de mensajes preelaborados y panfletaria hace sospechar todo lo contrario” —las negritas son de lo publicado.

También invito a leer todo el contenido que Capote expresa en esta ocasión.

Así, no tuve la menor duda de la esencia de la posición de Los Aldeanos. No obstante, me sentí en el deber de buscar muestras concretas de las manifestaciones de Aldo Roberto Rodríguez Baquero (El Aldeano) y encontré una Entrevista al director y miembro del grupo Los Aldenos en una visita que efectuó a La Habana después de haber “fijado residencia temporal en la Florida, Estados Unidos” o sea, posterior a los sucesos que testimonia la AP. De la conversación, reflejaré lo que pienso que es medular de sus palabras, para atestiguar de quién estoy escribiendo.

“Las personas decían que nosotros éramos ‘Guevaristas’. Pero hay que entender que yo nací en un país sin Internet, yo no sabía quién era el Che hasta que crecí y viajé y pude conocer. Para mí el Che era, ya sabes, un tipo revolucionario, guerrillero, yo no sabía de las historias verdaderas, de nada, porque aquí en Cuba nadie sabe nada. Entonces nos han criticado por esas cosas”.

“Aquí en Cuba casi nadie sale a la calle a protestar. Nosotros una vez organizamos una marcha por toda la avenida 23 que decía, ¡NO MÁS VIOLENCIA, SÚMATE!, y los mismos jóvenes nos decían ‘¿de qué violencia tú estás hablando?’ Aquí sí hay violencia, y los precios, y los sueldos, y los policías, la realidad de este país es violenta”.

Las Damas de Blanco han sido para mí, los hombres de estos tiempos, de verdad. Mucha gente siempre criticó “no porque ellas son asalariadas del imperio”, pero bueno, supón tú que sean asalariadas del imperio, ¡cómo quieres tú que ellas vivan y se mantengan si aquí en Cuba nadie les da trabajo, si aquí son reprimidas por el gobierno!”.

“[…] Es que también nosotros no somos comediantes, lo que nosotros contamos muchas veces no es alegre, aunque en ocasiones, cuando me refiero al gobierno, también busco que se rían de ellos, de todas las basuras que hacen y de las ideas absurdas que nos tienen cumpliendo durante tantos años […].

Al respecto, apenas significo que las negritas son mías. Mas, asimismo le invito a leer todo el contenido que Aldo sostiene en esa entrevista.

Con tales presupuestos, me sentí estimulado a redactar unas líneas, a propósito de Silvio Rodríguez habla sobre el programa de infiltración en el movimiento rap cubano: `Váyase la USAID para el carajo´, sobre todo a partir de determinadas acotaciones que hace el Reconocido Canta-autor cubano.

Escribe Silvio: “[…] unos días antes del Congreso de Educación y Cultura de 1968, en unas reuniones de alto nivel” […] Fidel [Castro, Líder de la Revolución Cubana] reprobó que se me hubiera marginado del medio donde trabajaba. Al menos dos personas de las presentes me contaron exactamente lo mismo […]”.

“Pienso que a lo mejor este recuerdo explica por qué ante una calificación o sanción desmedida he saltado en defensa de un artista. ¿En nombre de qué se puede privar a un creador de su razón de ser? ¿Qué tipo de falta puede hacer que un artista merezca tal mutilación? Y asimismo: ¿Merece ser automáticamente desacreditado el que no piense como uno?”.

Al respecto, confieso que me ha costado mucho trabajo entender el porqué se asumía con sospechas los contenidos de las canciones de Silvio. Considero que solo una suerte de enfermedad infantil podía avalar ese Desatino a tiempo sobrepasado. Si no, ¿qué nos ha develado la vida? Cuando Moscú creyó en lágrimas y él compuso “El Necio”, a mí —quizás como a millones de cubanos/as— me pareció ser el autor de ese texto.

Silvio Rodríguez es Revolucionario, sin lugar a duda. Su actitud contestataria ante el Boqueo interno, es decir de cara a aquellas manifestaciones subjetivas que por mucho entorpecen la prosperidad y felicidad del pueblo cubano, merece aplausos. Así, pregunto: ¿qué razón puede avalar el burocratismo y el voluntarismo ante auténticos creadores/enriquecedores de la Identidad Nacional Cubana?

Es con esta visón que subrayo que una cosa es lo que aconteció con Silvio y otra la posición que ¿en algo? se le parezca. Ahora mismo recuerdo que de cara a todo un Desatino, no pude menos que redactar ¿Quiénes pagaron la irresponsabilidad de Robertico Carcassés?, justo 15 meses atrás, con la siguiente inscripción: “Positivo que las autoridades del Ministerio de Cultura en Cuba se hayan reunido con él y que las conversaciones dejaran sin efecto la sanción al músico [en ello estuvo la impronta del propio Silvio. Pero, en el caso de Carcassés]./ Su actitud perjudicó a Los 5”. Y, por cierto, a esta altura desconozco de otro mayúsculo desacierto de ese artista.

(Deseo reiterar que en Cuba: entretejido de su “nueva” ¿izquierda? declaré que en ocasiones he hallado certezas en lo que escriben sus representantes, y que la parte de la verdad que nos critiquen debemos tenerla en cuenta, pues un malintencionado juicio puede darnos luz para lo que considero que es revitalizar la actualización de nuestro modelo o sea, lo que a partir de la segunda mitad de los ochenta del siglo pasado constituyó el Proceso de Rectificación de Errores y Tendencias Negativas; y que aquí inserté a Robertico Carcassés).

Sin embargo, otra cosa es lo que evidencia AP acerca de Los Aldeanos.

Al margen de que se respete “a un creador de su razón de ser”, de que sea cuestionable el intento de mutilar la obra de un artista y de que raya con la ausencia de civilización el hecho que un músico, escrito, poeta o un intelectual equis sea “automáticamente desacreditado [porque] no piense como uno”; a pesar de ello, es imperdonable pasar por alto que en el mundo que nos rodea está presente la lucha de clases, particularmente en el plano ideológico —y tal vez como nunca antes.

En este ambiente, inquiero: ¿quién carece de elementos de juicio como para excluir al dúo en cuestión de la subversión en Cuba? Por mi parte, tengo la más absoluta convicción de que “si nos hacemos de miel, nos comen las hormigas” o sea, el Águila Imperial realizaría sus sueños respecto a nuestro Caimán Verde apoyado en sujetos como ese par de creadores de ¿cultura?

Por tanto, sin margen a la vacilación, acredito que ante la Revolución en la Mayor de las Antillas, la posición ¿mercenaria?/contrarrevolucionaria del dúo Los Aldeanos está a 180 grados opuesta a la actitud contestataria del Canta-autor Silvio Rodríguez. ¡Vivir, para ver!

You have no rights to post comments