kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
06 Ene 2015

Noticias Uruguayas 5 enero 2014 Destacado

Escrito por  Colectivo Noticias Uruguayas
Valora este artículo
(1 Voto)
A 210 años de la revolución de Haití: “¡Juremos vivir libres “// Estas navidades siniestras por Gabriel García Márquez// 2015, un año crítico y turbulento por Raúl Zibechi// Líderes europeos "se rebelan" contra sanciones antirrusas de EE.UU. // Un 60% de los finlandeses quiere a su país fuera
A 210 años de la revolución de Haití: “¡Juremos vivir libres “// Estas navidades siniestras por Gabriel García Márquez// 2015, un año crítico y turbulento por Raúl Zibechi// Líderes europeos "se rebelan" contra sanciones antirrusas de EE.UU. // Un 60% de los finlandeses quiere a su país fuera de la OTAN// Grecia: Syriza propone renacionalizar agua y luz y quitar la deuda// Batacazo de las bolsas europeas por amenaza de Merkel de echar a Grecia de la Eurozona// El euro cae a su valor más bajo desde el 2010// Islandia pretende retirar su solicitud de adhesión a la UE // Borón: “La apertura en Cuba va a ser un proceso de relegitimación”// EE.UU. con todo contra gobierno de Maduro// Alertan sobre "ataque simultáneo" de fondos buitre a varios países sudamericanos // Argentina:PAGADOR SERIAL DE DEUDA ILEGITIMA// Uruguay:supermercados paran 24 horas // Multiahorro en conflicto: alertan que habrá 800 despidos//Urupanel:340 operarios a la calle

http://noticiasuruguayas.blogspot.com/

URUGUAY

Nacional - CONFLICTO Empleados de supermercados paran por 24 horas en la previa de Reyes Alrededor del 60 % de los trabajadores de Disco, Devoto, Géant, Multiahorro y Tata se adhieren a la medida que comienza hoy + - 05.01.2015, 15:18 hs - ACTUALIZADO 15:20 Texto: -El Observador
  • ©  
 

Los trabajadores de la cadena Disco, Devoto y Géant, ocuparon ayer los dos supermercados Devoto ubicados en Piriápolis en el marco de un conflicto que mantienen con sus patrones.
Según confirmó a El Observador el vocero de la Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicio (Fuecys), Carlos Baiz, este lunes se realiza un paro general en los locales de todo el país desde las cero horas hasta las dos de la madrugada del martes. El 60% de los trabajadores se adherirán al paro.
Las medidas tendrán como consecuencia la afectación del servicio en la previa de Reyes, dos de los días del año que tienen mayor movimiento comercial.
El conflicto de los supermercados comenzó el 24 de diciembre, cuando los trabajadores agrupados en Fuecys definieron ocupar los centros porque la empresa se negaba a pagar el presentismo por los feriados no laborales. También denunciaron “persecución sindical” por cambios de horarios repentinos de algunos delegados sindicales.
Los trabajadores acusan además a la empresa de “desconocer” los ámbitos de negociación, “perseguir” a sus funcionarios, y anuncian más medidas en caso de continuar el conflicto.
Ante la medida tomada en Navidad, la empresa Almacenes Éxito, que engloba a los supermercados involucrados, emitió un comunicado en el que informó su decisión unilateral de ceder a la reivindicación de los trabajadores, e informó que los trabajadores no perderán la prima por presentismo “en caso de ausenciar” tanto el 18 de julio como el 25 de agosto pasado.
La última reunión que mantuvieron las partes fue el lunes 29 de diciembre. Hasta el momento, no se ha retomado el diálogo entre la empresa y los trabajadores y no se ha firmado ningún compromiso entre las partes, según dijo a El Observador el vocero del sindicato, Carlos Baiz. “Nos deja la duda de si lo van a pagar”, manifestó.
El Observador se comunicó con Armando Torres, directivo de Disco, quien se negó a hacer declaraciones.
Multiahorro – Tata
El pasado domingo trabajadores de Multiahorro – Tata ocuparon diez locales en Montevideo por un conflicto con la empresa que está en “proceso de tercerizar la panadería”.  “Quedarán 800 trabajadores a la deriva”, explicó Baiz. En esta empresa el 50% de los trabajadores de todos los locales realizarán un paro de 25 horas.
Sin embargo, un comunicado emitido por la empresa Tata desmiente que se vaya a despedir a los trabajadores. "Ta-Ta S.A. desmiente enfáticamente las declaraciones que afirman la desvinculación a futuro de 800 trabajadores de sus locales, así como que se hayan efectuado despidos por reestructura", indica el texto emitido por la empresa.
"La empresa desconoce el origen y el motivo de estas afirmaciones realizadas por integrantes del sindicato de MultiAhorro ya que no representan los planes de la compañía", agrega el comunicado.
La cadena de supermercados asegura que desde 1956 "ha tenido una excelente relación con
todos sus colaboradores manteniendo un diálogo fluido y de apertura", y pide disculpas a los clientes "por la interrupción" de los servicios.
Los trabajadores tendrán hoy una instancia de diálogo con la empresa.

Los gráficos de Gabriel "Saracho" Carbajales


Dossier el Blog El Muerto   800 despidos   Trabajadores de Multiahorro en conflicto: alertan que habrá 800 despidos
Afirman que la empresa quiere eliminar la elaboración propia de alimentos y cientos de personas quedarán sin trabajo.   Los trabajadores de los supermercados de Multiahorro están en conflicto por el despido de 15 empleados y alertan que en total serán 800 los empleados despedidos. Fernando Diano, del sindicato de Multiahorro, explicó a Subrayado que esto sucede porque la empresa quiere eliminar la elaboración propia de alimentos. Este domingo trancaron el ingreso en el supermercado Ta-Ta de Iguá e Hipólito Irigoyen, cadena adquirida por Multiahorro, y en los próximos días ampliarán las medidas a otros locales.

 

Trabajadores de Ta-Ta y Multiahorro se movilizan  

 

  Arriba los que luchan - Multiahorro trancado

 


Obras de infraestructura y venta de marihuana en farmacias están pendientes Los deberes que Mujica le deja al gobierno de Vázquez Al presidente José Mujica le quedan dos meses de gobierno, pero tiene una larga lista de temas pendientes de resolución. La autorización ambiental a la minera Aratirí, la construcción de un puerto de aguas profundas en Rocha, la restauración del ferrocarril y la puesta en marcha de la venta de marihuana en farmacias eran prioridades que de a poco fueron quedando en el debe. VALERIA GILdom ene 4 2015 - El País uy Las agujas del reloj indican que Mujica ya no tiene tiempo para resolver estos asuntos y deberá ser el presidente electo, Tabaré Vázquez, el que termine de atar los proyectos. En eso ya trabajan los ministros designados, quienes comenzaron las reuniones de transición hacia el tercer gobierno del Frente Amplio.

Dentro de las prioridades está la puesta en marcha de Aratirí, algo que aparece cada vez más lejano. La empresa minera —que genera resistencias entre productores y partidos de la oposición— todavía no tiene la habilitación ambiental para funcionar y el Tribunal de lo Contencioso Administrativo le anuló en diciembre pasado varios permisos de prospección.
En ese mes, 90 trabajadores de la empresa Zamin Ferrous, propietaria de Aratirí, se encontraban en seguro de paro y tan solo cinco empleados realizaban algunas tareas de mantenimiento en la zona de Valentines. Sumado a esto, el precio actual del hierro no justifica la extracción y al momento no hay perspectivas de que esa tendencia mundial se revierta. Ahora, el gobierno de Vázquez deberá decidir si autoriza o no a la empresa a extraer hierro a cielo abierto.
La construcción de un puerto de aguas profundas siempre fue el legado que quiso dejar Mujica para el desarrollo de la infraestructura del país. Sin embargo, nunca llegó a licitar el proyecto por la falta de interesados en la multimillonaria inversión.
Hace pocas semanas, en el marco de la 47ª cumbre de presidentes del Mercosur en Paraná, Argentina, Mujica anunció la intención de construir un "puerto de aguas profundas propiedad de los gobiernos del Mercosur" con "soberanía" para que "sirva de punto de apoyo a todos los países de la región".
Además adelantó que ni bien asuma, Vázquez enviará la documentación necesaria para que los gobiernos del Mercosur discutan la posibilidad de construir un puerto de aguas profundas, que sea "propiedad" de los países del bloque. En la campaña electoral, Vázquez ya había adelantado su compromiso con el tema. "El puerto de aguas profundas es la diferencia entre un país desarrollado o una comarca en la región", dijo el hoy presidente electo.
Otro de los ambiciosos objetivos que se había puesto Mujica en su gobierno estaba asociado a la reconstrucción del ferrocarril. Pero por falta de recursos la reforma de AFE quedó por el camino. A eso se sumó las dificultades para operar con un personal que no se ha renovado (edad promedio de 53 años) y la maquinaria antigua (las más nuevas son del año 1992, pero las hay de 1950).
En mayo de 2013, luego de un viaje a China, Mujica aseguró que recibió una oferta para reconstruir el ferrocarril, pero la misma no se llegó a concretar. En octubre de ese mismo año y luego de admitir las carencias que sufría AFE, Jorge Setelich (futuro subsecretario de Transporte) renunció a la presidencia del organismo por desavenencias con el entonces director general de Secretaría del Ministerio de Economía y Finanzas, Pedro Apezteguía.
Ahora, el futuro ministro de Transporte, Víctor Rossi, tendrá por delante la difícil tarea de emprender una verdadera reforma del ferrocarril, algo que está incluido como un compromiso en el programa del Frente Amplio.
Leyes que complican. A nivel internacional, la aprobación de la legalización de la marihuana recorrió el mundo e hizo famoso al gobierno de Mujica. Pero, la puesta en práctica de la ley viene siendo postergada y la venta en farmacias de la droga será algo que deberá regular Vázquez.
Al momento se presentaron 11 proyectos para la plantación, distribución y venta de cannabis en farmacias, de los cuales se seleccionará a entre tres y cinco. Sin embargo, la comercialización de la droga genera fuertes resistencias entre los químicos farmacéuticos.
Antes de ser electo, Vázquez expuso duros argumentos contra la venta de marihuana en las farmacias en una entrevista con el programa Masinfo de TNU. Donde afirmó que la venta en farmacias podría causar problemas graves de seguridad.
"Supongamos que usted es dueña de una farmacia en un determinado barrio de Montevideo, Canelones o donde fuera. En ese territorio donde está su farmacia sin dudas actúan narcotraficantes que hacen su negocio y que son implacables... Supongamos que usted empieza a vender marihuana y tiene éxito y el narco del barrio empieza a perder su negocio. Seguramente van a venir y le van a decir que le prenden fuego a su farmacia o que usted va a tener un accidente", advirtió.
Vázquez sostuvo que "hay que hacer lo que marca la ley, pero hay que darle toda la protección del Estado a quienes estén en esa situación, porque no se puede ceder ante el crimen organizado".
Otra ley que complica al gobierno del presidente electo, es el aumento salarial del 8% para los funcionarios judiciales, la cual fue recientemente aprobada por el Parlamento para frenar un conflicto con los funcionarios.
Los funcionarios, que reclamaban un aumento del 26% (en función del incremento establecido en 2011 para los ministros de Estado) anunciaron la presentación de acciones de inconstitucionalidad tras la Feria Judicial Mayor que se levantará el 2 de febrero.
En pleno conflicto con los judiciales, el secretario de la Presidencia, Homero Guerrero, admitió a radio El Espectador que no sabía "de dónde van a salir los fondos para solucionar el conflicto de los salarios de los magistrados". El aumento debe incluirse dentro del próximo proyecto de presupuesto quinquenal que elabore el gobierno de Vázquez, que deberá enviar al Parlamento antes del 1° de septiembre.
Otra de las tareas que tendrá el presidente electo ni bien asuma el 1° de marzo será la reglamentación de la ley de medios, que aprobó el Frente Amplio en los últimos días del 2014.
Aún en campaña y en el marco del ciclo de conferencias "Uruguay X+ Cultura" que realizó en el Salón Azul de la Intendencia de Montevideo, Vázquez anunció que sería responsabilidad de gobierno la reglamentación, implementación y cumplimiento de la ley de medios.
A partir del 12 de enero cuando regrese de sus vacaciones, el presidente electo trabajará en esta lista de temas pendientes. Además, deberá encarar con la oposición la representación que esta tendrá en los entes autónomos y servicios descentralizados.
Los desafíos que se marcó el presidente electo Además de los temas que la administración de José Mujica deja pendientes de resolución, el presidente electo Tabaré Vázquez deberá hacer frente a una serie de compromisos asumidos durante la campaña electoral.
Entre ellos, está la concreción de un sistema nacional de cuidados para adultos mayores y niños de hasta tres años de edad, la entrega de táblets para jubilados, el descenso de rapiñas en un 30% y la atención de 38.000 familias que no cuentan con vivienda propia. Todos estos anuncios son parte de sus primeras diez medidas de gobierno.
En el plano educativo, Vázquez se comprometió a realizar una reforma otorgando un presupuesto equivalente al 6% del Producto Interno Bruto (PIB).
Para el final del período de gobierno, Vázquez se comprometió a que el 100% de los estudiantes del Ciclo Básico lo haya terminado y que para el bachillerato el mínimo de egreso deberá ser del 75%.
Asimismo se comprometió a universalizar la educación de inglés para todos los niños que concurran a la escuela pública.
También remitirá al Parlamento un proyecto de ley para que la carga del IRPF en el salario vacacional y los aguinaldos se liquiden por separado.


             

LA VIDRIERA IRRESPETUOSAA BOCA DE URNA
por Hugo Bruschi en el Año contra la ImpunidadDías atrás una legisladora nacionalista, nos sorprendió con algunas declaraciones, que no queremos pasar por alto. Esta legisladora nos decía que "quienes a boca de urna no confesaban sus preferencias, eran votantes del FA y votaban por verguenza". Luego agregaba  "que ahora tendrán la educación y la seguridad que votaron". Estas afirmaciones ponen sobre la mesa de discusión, un tema que la Vidriera hace tiempo viene madurando. Podremos afirmar que la gente ya no vota por convencimiento? De otro modo no se entiende que oculten sus simpatías. Y estos fenómenos se producen precisamente,cuando esa gente es convocada a votar en contra de. Del mismo modo,no podemos afirmar que así sea en todos los casos, pero que la gran mayoría funciona así, no caben dudas.
Y estas nuevas formas de hacer política, son el resultado de lo poco que el gobierno tenía para mostrar. No es ninguna casualidad, que evitaran ya desde el comienzo de la campaña electoral, cualquier tipo de debate público. De este modo se ahorraban el riesgo de tener que explicar, algunas cositas feas, en forma de fracasos y negociados que le costaron al país y su gente, millones de dólares que tendrán que sacar de sus sueldos. A no ser que todavía quede alguno, que crea que Lorenzo y Calloia lo pagaran de sus bolsillos. Y en este estado de cosas, la mejor herramienta a la hora de los votos, es recordarle a la gente Blancos y Colorados, sus pasados gobiernos y como estábamos antes. Y cuando se agitan estos fantasmas de una vuelta al pasado, no es difícil comprender la reacción de la masa. Uno a veces se pregunta como pueden estos mecanismos del engaño, anular la capacidad de pensar del individuo. A nadie se le ocurrió decirles, "miren Sres., yo no he luchado toda una vida, para que Uds. después de 10 años de gobierno, me hablen de Partidos que el Pueblo ya rechazó 2 veces".
Pero hay también otros elementos que juegan en la cabeza del votante. Entre ellos uno muy importante: El miedo. El temor a un vuelta al pasado, que el triunfo del "enemigo" nos recorte o nos deje sin los beneficios, que con este gobierno hemos alcanzado. Y esa es en definitiva la misión que cumple el asistencialismo, además de fomentar la pasividad en el asistido.Porque si el asistencialismo tuviera otras intenciones, seguramente ya se hubiera erradicado la pobreza y el hasta ayer indigente, hoy tendría un trabajo digno con el que parar la olla, sin necesidad de extender la mano, usado y humillado
Nada nuevo bajo el sol y en ese sentido, no hacen más que reproducir las viejas clientelas,que tan buenos dividendos le reportó en otros tiempos, al Partido Colorado.
Pero estas nuevas formas de votar en contra de fulano o de tal Partido, cuidando muy bien de decir por quien o porqué se vota, tiene la ventaja que el votante puede más adelante, negar su voto. Basta entrar a las redes sociales, sobretodo cuando ciertos temas muy sensibles cobran notoriedad, como lo son los últimos hechos relacionados con los DDHH y el Ministro de la Impunidad, para que una enorme cantidad de gente diga: "yo no los voté". Algunos más sinceros han confesado su arrepentimiento, es justo hacer notar también. Entonces la Vidriera se pregunta: Si nadie votó, de donde salieron los votos que le permitieron un triunfo aplastante? O será que han aprendido de ciertos políticos,que votan pero están en contra, están pero no están, discrepan pero aprueban? La próxima vez,, habría que hacer algunas encuestas a "boca de banca" y tal vez ahí encontremos la respuesta.

Resonando en Fénix 05-01-2015

Estimad@s, comparto videos con la audición Resonando de ayer lunes.


primera parte: https://www.youtube.com/watch?v=tUklh0VszWk   segunda parte: https://www.youtube.com/watch?v=zyTHmr0-DJE   Saludos

Pablo

EL 36% DE LOS JÓVENES NO AVANZA Al rescate de los NI-NI Los jóvenes que no estudian ni trabajan le llaman a su actividad del día a día "estar en la vagancia". Abandonaron el sistema educativo y no piensan en reinsertarse. No tienen trabajo y son pocos quienes buscan uno. De los 36.000 jóvenes que no estudian ni trabajan, el 30% ya tiene hijos. Foto: A. Colmegna ANDRÉS ROIZENdom ene 4 2015 El País uy Se dedican a hacer "changas", venden en ferias, son cuidacoches o se quedan en sus casas, donde a las adolescentes les toca la tarea de cuidar el hogar y encargarse de los hermanos menores. El vínculo con el delito también aparece como opción.
En Uruguay son 36.000 los jóvenes que no estudian ni trabajan, a quienes se los conoce como "ni-ni". Suman indicadores de extrema vulnerabilidad porque dejaron de estudiar siendo muy chicos, porque no tienen herramientas para conseguir empleo y porque viven en hogares pobres de zonas marginales. A veces, rescatarlos también implica disputárselos al narcotráfico.
"Cuando tenés mucho tiempo libre y estás en tu casa se te pudre la cabeza. Te aburrís, amanecés en la calle. Yo vivía el día a día y lo derrochaba. No hacía nada, no aprovechaba el tiempo", cuenta Miguel Figueredo, apodado "Cuchu". Tiene 18 años, es de Malvín Norte y hace dos meses empezó a trabajar tras pasar por el programa Jóvenes en Red, del Ministerio de Desarrollo Social (Mides).
El plan comenzó a funcionar hace dos años y medio y busca sacar a flote a adolescentes de entre 14 y 24 años que no estudian, que no culminaron el Ciclo Básico, que pertenecen a hogares que están por debajo de la línea de pobreza y que no tienen empleo formal. En resumen, los jóvenes ni-ni.
De esa población, el gobierno atendió hasta ahora solo al 10%. "Pasaron 3.600 jóvenes por el programa. Era lo que nos habíamos propuesto, y 1.500 ya egresaron, en un proceso de intervención que se extiende por entre 18 y 24 meses", informó a El País el coordinador de Jóvenes en Red, Diego Olivera.
El último informe estadístico de Jóvenes en Red, cerrado en agosto de 2014, mostró que con el 35,8% de los beneficiarios no se llegó a trabajar ni en el plano educativo ni en el laboral, aspectos centrales del programa. Eso se explica porque presentaron carencias tales que demandaron esfuerzos previos a ingresar en los programas señalados, como la regularización de la documentación o la atención sanitaria.
Con el 37,9% de los beneficiarios sólo se trabajó en la inserción educativa y con el 18% únicamente en la inserción laboral, mientras que solamente con el 8,4% se pudo trabajar en ambos objetivos planteados por el programa.
El informe estadístico también revela que un 30% del total ya es madre o padre. Entre las mujeres el porcentaje asciende a casi el 50%, mientras que en los varones se encuentra próximo al 10%.
El 52% de los beneficiarios del plan son mujeres. En relación a las edades, el programa logró una mejor llegada en jóvenes de 18 y 19 años, y ha tenido dificultades para conectar con quienes tienen 23 y 24 años. "Con los varones mayores es con quienes nos ha costado más, porque afirman que siendo más grandes ya no están para participar en esto y creen que tienen que defenderse por sus propios medios", señaló Olivera.
Perfil. En una primera instancia el programa priorizó a los 3.600 jóvenes más vulnerables. Por ejemplo, entre los atendidos, unos 1.800 compartían un rezago educativo a un nivel tal de no haber comenzado el liceo o no haber terminado la escuela.
Olivera se refirió al nivel académico con el cual llegaron los primeros jóvenes al programa y afirmó que el mismo se vuelve "un discriminante fuerte". "Hay jóvenes que o bien no finalizaron la Primaria, o la finalizaron en situaciones de extraedad y nunca se insertaron en la enseñanza media. Ese perfil es el más duro, el más complejo", subrayó.
Agregó que en esos 1.800 jóvenes que tienen un rezago educativo "muy fuerte", los conocimientos básicos vinculados a lectoescritura, cálculo y pensamiento abstracto son "muy débiles". Explicó, en tanto, que con esas condiciones se vuelve "muy difícil la revinculación educativa si no hay un proceso de nivelación previo".
José, que tiene 18 años y fue uno de los primeros en asistir a Jóvenes en Red en Santa Catalina, llegó al programa con 16 años y sin haber hecho ni quinto ni sexto de escuela. Así, debió recibir un apoyo especial y en un año pudo terminar Primaria. De esa forma, y tras realizar otros talleres de capacitación, ingresó en una empresa de poda y hoy, a poco de cumplir 10 meses de trabajo, ya logró un primer ascenso.
"Está bueno hacer el esfuerzo, se lo recomiendo a mis amigos. A mí me ayudó mucho y eso también puso muy contenta a mi familia, que vio que cambié mi actitud", expresó José a El País.
Sobre el proceso de revinculación de los jóvenes a la educación y el trabajo, Olivera expresó que "muchas veces los muchachos con los que trabaja el programa generan cierto rechazo en las instituciones a las que se acercan. Ya sea por sus maneras de comunicarse, por cómo se visten o por cómo actúan".
El jerarca entiende que "hay que hacer una transacción importante" entre cómo son los jóvenes y cómo son las pautas institucionales: "Si son muy rígidas, los muchachos golpean contra una pared y retroceden. No decimos que haya que flexibilizar las pautas ni ser permisivos, pero sí es importante que las instituciones se comprometan con un proceso para ir insertándolos", alegó.
Olivera destaca que en general los ni-ni no buscan trabajo. "Muchas veces existe la intención, pero como algo muy en el aire. Cuando nosotros los contactamos no hay una acción concreta y organizada de ellos en la búsqueda de empleo", lanzó. Datos recabados por el programa muestran que de los 36.000 ni-ni, 30% no realiza ningún tipo de búsqueda de trabajo y son "puramente inactivos", mientras que el resto realiza tareas en su hogar, trabaja a nivel informal o busca trabajo y no lo encuentra.
En materia educativa sucede algo similar. Se anotan una y otra vez en la enseñanza, pero no llegan a insertarse en el largo plazo. "En los dos planos está la idea (de insertarse), pero falta el sustento necesario para organizar la cotidianeidad y superar las dificultades específicas para que esa intención se transforme en realidad", dijo Olivera al respecto.
Martín, un joven de 18 años que vive en Maroñas y que ya egresó del programa, contó a El País que antes de Jóvenes en Red "no hacía nada, solo había terminado la escuela y ya no estudiaba". "No trabajaba, tenía 16 y estaba en la vagancia", reconoció. Ahora lleva más de seis meses empleado en una cooperativa de limpieza y también hizo gran parte de un curso de reparación de equipos de aire acondicionado, algo que piensa terminar en 2015, tras haber dejado por un accidente laboral.
Liliana Callejas, coordinadora del plan en Malvín Norte y la Unión, señaló, en tanto, que los jóvenes llegan con problemáticas de todo tipo, y que si bien el objetivo es trabajar en lo educativo y lo laboral, muchas veces surgen situaciones conflictivas en otras áreas que hay que atender de inmediato: hechos de violencia, adicciones y hasta problemas de salud mental no diagnosticados.
Son muchachos que "no proyectan su vida. No tienen perspectiva alguna y no piensan en eso", advirtió Callejas.
"Cuchu", que está terminando el programa y vive en Malvín Norte, contó a El País que antes de comenzar los talleres "solo pensaba en el día a día". "Todo me daba lo mismo", admitió, y agregó que con Jóvenes en Red vio que sin hacer algún curso no podría trabajar. "Me puse las pilas", dijo el joven de 18 años, que ya lleva dos meses empleado en una ferretería y piensa hacer más cursos.
Tras dos años y medio en marcha y con los primeros 1.500 jóvenes egresados, los responsables del programa que asiste a los ni-ni comenzaron a identificar algunos aspectos que serán necesario revisar de cara al futuro.
Olivera dijo que los beneficiarios se pueden separar en dos grandes grupos: uno compuesto por quienes logran revincularse a la educación o acceder al mercado laboral, y otro, crítico, que en el plazo que dura el programa (entre 18 y 24 meses) solo avanza en cuestiones vinculadas a su documentación, atención en salud y participación en actividades culturales y deportivas, pero no logra "dar el salto a una inserción formal".
El jerarca marcó que con ese perfil "más duro" sería necesario trabajar más tiempo. "Los equipos técnicos nos muestran que ese perfil es el que más adhiere al programa, pero le cuesta mucho dar el salto al sistema formal y en general no lo logra". Para Olivera, se trata de una población que necesita "un trabajo a nivel pedagógico más fuerte, porque muchas veces el cuello de botella se ubica en los aprendizajes básicos. Algunos perdieron esos conocimientos básicos y quizá algunos nunca los adquirieron, y eso se transforma en un escollo demasiado fuerte al pensar en una revinculación", explicó.
La situación de rezago educativo y la forma en la cual el mismo impacta en los sectores más vulnerables de la sociedad viene siendo especialmente señalada por expertos de diversos organismos en los últimos años, y los datos conocidos recientemente a través del Anuario Estadístico 2013 del Ministerio de Educación encendieron otra luz de alerta.
Según mostró ese documento, a partir de los 13 años los adolescentes, cuanto más pobres, menos nivel educativo alcanzan. Se registró, por ejemplo, que solo 9,4% de los jóvenes que pertenecen a familias dentro del primer quintil de ingresos continúan estudiando cuando alcanzan los 22 años, mientras que en el quintil mayor, son el 61,8%.
Problemas. Jóvenes en Red ha ingresado en los barrios más complejos de Montevideo y viene complementando el plan Siete Zonas, que encabeza el Ministerio del Interior y que busca una mejor llegada del Estado en las denominadas "zonas rojas" del área metropolitana.
En ese marco, Olivera contó que el programa del Mides encontró "realidades duras" en los barrios en los que desembarcó, y dijo que han visto situaciones especialmente difíciles en el barrio Ituzaingó (próximo al hipódromo de Maroñas) y en el barrio Marconi. "Se dan dinámicas en las cuales hay una presencia fuerte del narcotráfico y muchos de los jóvenes están vinculados a los distintos roles que implica una estructura de tráfico de estupefacientes", dijo el jerarca.
Según afirmó, "la conflictividad en términos de violencia se respira" en esos lugares y también se registran fenómenos de explotación sexual y de violencia intrafamiliar, además de las carencias en términos habitacionales. "Todas esas variables agregadas conforman un panorama duro", dijo Olivera, que relató que en algunos de estos barrios han "tenido que plantear a los jóvenes que vayan desarmados a las actividades del programa", dado que ellos no notaban previamente que llevar un arma no era lo correcto.
La coordinadora del plan en Malvín Norte contó que el delito resulta para los jóvenes "una salida fácil para tener dinero y se les vuelve muy seductor". Explicó que el liceo es una opción que no se plantean los adolescentes. "No es una alternativa válida, no ven nada para hacer ahí", dijo. Los educadores que trabajan en esas zonas han sufrido agresiones y han quedado en medio de enfrentamientos internos del barrio, según pudo saber El País.
"Jóvenes que el sistema ya no veía" En entrevista con El País, Diego Olivera, coordinador de Jóvenes en Red, destacó que una de las claves del programa ha sido el poder reconstruir el vínculo de las instituciones estatales con un sector de la población que se había alejado de las mismas, ya sea en el plano educativo, en lo laboral y también en materia sanitaria.
"La cuestión central es el haber llegado a una población que estaba por fuera de las instituciones, una población de alto riesgo, en donde las perspectivas de desarrollo futuro eran muy acotadas", dijo el jerarca. Subrayó como elemento clave el "haber ayudado a que esa población alcanzada por el programa recobre la confianza" y también destacó que se haya "generado desde el Estado un trabajo a nivel barrial muy directo con la población", algo que no era común que pasara. "Se trabajaba desde la locación del Estado en el barrio, desde las oficinas, pero a partir de este plan hicimos un despliegue de mucha cercanía, y eso es necesario para llegar a algunas zonas donde las instituciones clásicas no estaban llegando", expresó Olivera.
Retorno. El jerarca analizó especialmente la situación de la enseñanza y afirmó que "hay un grupo de muchachos que retornó al sistema educativo cuando el propio sistema ya ni siquiera los veía". "Ellos habían pasado, se habían ido hace un tiempo importante, y logramos devolverlos a ese lugar. Así se mejora la equidad, porque devolvemos al sistema una cantidad de personas que componen el núcleo más vulnerable de la población", expresó el coordinador.
Liliana Callejas, coordinadora de Jóvenes en Red en la Unión y Malvín Norte, dijo a El País que los adolescentes que llegan al programa no se plantean la posibilidad de hacer el liceo porque no le ven utilidad alguna, pero sí apuestan a opciones vinculadas a la UTU y a la formación profesional básica que esa institución proporciona, más que nada en áreas como la gastronomía, la carpintería, la electricidad y la mecánica de motos. En esas áreas encuentran elementos que son de su agrado, pero también ven la posibilidad de conseguir empleo en el corto plazo.
En ese marco, Olivera entendió que el trabajo con esta población sumamente vulnerable "también supone un proceso de transformación de las instituciones de las que alguna vez salieron". "Si la economía no se torna más inclusiva y si la educación no logra tener estrategias para la retención de estos jóvenes, es probable que nuestro trabajo en algún punto se caiga", opinó. Agregó que es necesario mejorar la cobertura del programa y que la meta debe ser alcanzar a los 36.000 ni-ni, para lo cual es necesario llegar a todos los departamentos del país. Hoy, la mayor parte del trabajo se concentra en los barrios más carenciados de Montevideo y Canelones y en las zonas fronterizas de Artigas y Cerro Largo, además de una presencia menor en San José y Tacuarembó.
Las cifras 36.000 Son los jóvenes que no estudian ni trabajan en Uruguay, de acuerdo a los datos que maneja el Ministerio de Desarrollo Social (Mides). La cifra se mantiene estable en los últimos años.
3.600 Son los jóvenes de entre 14 y 24  años que fueron atendidos por el programa Jóvenes en Red en dos años y medio que lleva en funcionamiento. Pertenecen a hogares en situación de pobreza.
1.800 Son los jóvenes atendidos hasta ahora que integraban el núcleo “más duro” en cuanto a los niveles educativos que habían logrado hasta ese momento, presentando un rezago muy importante.
35,8% Fue el porcentaje de los jóvenes del programa con el cual no se pudo avanzar en educación y trabajo, porque presentó carencias mayores que requerían atención urgente.
30% es el porcentaje de los jóvenes que no estudia ni trabaja, que además no realiza ningún tipo de búsqueda de trabajo, y que integra a los que se denominan como “puramente inactivos”.
SACADOS A FLOTE Miguel: “Recién ahora veo el tiempo perdido” Miguel Ángel Figueredo tiene 18 años y todos lo conocen como “Cuchu”. En marzo va a cumplir dos años en el programa Jóvenes en Red y obtendrá el egreso. Llegó a los talleres de casualidad, porque empezó a jugar al fútbol con unos amigos que iban a la cancha del centro del Mides en el barrio y dice que al final se terminó “enganchando”. Pidió para hacer “algún curso” y terminó haciendo varios: pintura de obra, ferretería y albañilería, entre otros. Consiguió trabajo hace dos meses en una cadena de ferreterías, en Carrasco, y ahora piensa en alguna otra capacitación a futuro. Recuerda, mientras tanto, que antes del programa “no hacía nada, amanecía en la calle aburrido”. Según dijo a El País, se arrepiente por “todo ese tiempo perdido”. “Recién ahora veo que no lo aproveché y recién me doy cuenta de todo lo que podía haber hecho”. También admite que es difícil convencer a más amigos para que vayan al programa.
Martín: “No hacía nada, ni estudiar ni trabajar” Martín tiene 18 años y ya egresó de Jóvenes en Red, aunque sigue yendo a visitar a los profesores que tuvo en el taller y se acerca a observar cómo marchan las actividades del programa en su barrio. Dice que quedó “muy contento” con lo que logró, más que nada porque a través del programa pudo comenzar una capacitación como reparador de equipos de aire acondicionado, curso que piensa terminar el año que viene luego de haber tenido que abandonar por un accidente que tuvo en el trabajo. Ahora está empleado en una empresa de limpieza y dice que con el sueldo trata de ayudar en su casa y pagar sus gastos. “Me enseñaron a hacer el currículo, a presentarme correctamente en un trabajo, y me mostraron cómo tenía que hablar al tener una entrevista para ingresar en un trabajo nuevo. Yo les recomendaría a todos los jóvenes de mi edad que entren en el programa, la verdad es que a mí me sirvió para salir de la vagancia, porque antes de esto yo no hacía nada, no estudiaba y no trabajaba”, se sincera Martín. También dice que en su casa están muy contentos por los logros que obtuvo.
José: “El trabajo me sirvió para progresar” José tiene 18 años y ya egresó de Jóvenes en Red. Fue de los primeros en ingresar a los talleres en el barrio Santa Catalina, y aunque ahora se mudó al Cerro, se mantiene en contacto con los educadores porque le dijeron que “cualquier cosa que necesite podía contar con su respaldo”. En el programa terminó en un año quinto y sexto de escuela, escolaridad que le había quedado pendientes tras abandonar la Primaria. Después accedió a una capacitación en albañilería, aunque admite que tiene intenciones de aprender más en esa área más adelante. Lleva casi 10 meses trabajando en una empresa de poda y cuenta con orgullo que ya logró un primer ascenso (pasó de ser peón a achicador) y explica que ese empleo le permite ir recorriendo la ciudad y también visitar zonas del interior para desarrollar su tarea. “Está bueno hacer ese esfuerzo que te requiere el programa. Yo se lo recomiendo a mis amigos porque te da muchas posibilidades para empezar a mejorar. En mi casa están muy contentos y me dicen que siga para adelante, que no afloje”, relata José en diálogo con El País.
"Existe una atomización en las políticas sociales" Diego Olivera, coordinador de Jóvenes en Red, dijo a El País que al realizar el trabajo de campo se articula con otros programas sociales y con las ONG, aunque aclaró que el grado de coordinación "quizá no es el ideal". "Tenemos cierto grado de atomización en las políticas públicas en general y también en las políticas sociales. Creo que a veces hemos caído en cierto error de generar una cantidad excesiva de programas; se van superponiendo a los programas existentes otros nuevos que se van creando, y a veces no le damos una correcta organización al conjunto de los programas", admitió el jerarca. Olivera opinó que el Consejo Nacional de Políticas Públicas podría mirar la globalidad de los planes: "Es importante generar niveles de articulación, mejorar en ese sentido", afirmó el coordinador. En ese marco, explicó que en total entre 15.000 y 20.000 jóvenes son alcanzados por distintos programas del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), del sistema educativo y del INAU, y dijo que debe ser un objetivo central el hecho de poder "afinar la mirada sobre qué programa es más pertinente para cada situación".



Dossier del Blog El Muerto

Capitales salvajes golpean a Tacuarembó
El comportamiento carroñero de empresas piratas que depredan y expolian los bienes de nuestro país, lucrando a costa de las exenciones fiscales y especulando con la necesidad de las y los trabajadores.


340 trabajadores sin trabajo

El nuevo plan de negocios incluye a 80 obreros de los 420 de la maderera Grupo chileno cerró compra de Urupanel y paga deuda salarial con menos operarios.

La empresa chilena Frutifor se quedará finalmente con la planta de la maderera Urupanel de Tacuarembó. La firma se hizo cargo de los créditos laborales adeudados a la plantilla de trabajadores y ahora sigue en carrera para comprar el complejo industrial y reactivar la actividad productiva mediante la conformación de una nueva empresa."
"Grupo inversor se hará cargo de la maderera de Tacuarembó, pero con menos operarios.



sáb ene 3 2015


El acuerdo entre los inversores chilenos y los 420 trabajadores terminó de efectivizarse el martes 30 de diciembre, cuando los compradores chilenos giraron la primera partida de $ 12.000 por operario que debía abonarse antes de fin de año. El resto del pago se completará con otra partida a fin de abril o mayo. El secretario general del Sindicato de Obreros de la Industria de la Madera y Anexos (Soima), Fernando Oyenarte, indicó a El País que se aceptó la propuesta de pago porque "es la única posibilidad de cobrar" las deudas. El proyecto de los inversores chilenos que prevé emplear a alrededor de 80 trabajadores continuará trabajando la línea de MDF (tableros y contraenchapados destinados a la construcción), desmontará la parte de paneles e instalará un aserradero. En este sentido, Oyenarte indicó que al desmontarse ese sector de la industria, dejará de funcionar el sector que demandaba más cantidad de mano de obra (unas 350 personas). El dirigente dijo que si bien en los meses anteriores hubo "muchos interesados" en reactivar la operativa de la planta, lo negativo es que no prosperó ninguna iniciativa que permitiera conservar los puestos de trabajo. Además, el comprador chileno no tiene obligación de contratar a exfuncionarios. Por su parte, el asesor jurídico de la Liga de Defensa Comercial (Lideco), Fernando Cabrera, dijo a El País que los chilenos comprarán la totalidad de la planta, luego que el grupo brasileño Kappesberg resolviera finalmente no participar de la operación, pese a haber tomado parte de las primeras negociaciones. "Habían hecho una propuesta en conjunto y cada uno iba a adquirir una parte: los brasileños la parte del MDF y los chilenos la parte de paneles. Esa parte la van a comprar los chilenos y van a poner un aserradero. Además van a buscar un socio estratégico que pueda operar el MDF. (…) En términos económicos es la misma propuesta, en vez de pagar la mitad, pagan todo", añadió. El representante de Lideco indicó que el acuerdo de pago para los trabajadores se consideraba fundamental por ser un "primer mojón" para que se pueda concretar la operación de compra. Además era "significativo" que se concretara antes de fin de año. "Si eso no se lograba creo que todo el negocio iba a ser inviable", expresó Cabrera. El martes 29 de julio de 2014, la maderera Urupanel cerró sus puertas sin previo aviso y dejó sin trabajo a 420 trabajadores que fueron enviados al seguro de desempleo a partir de los primeros días de agosto. Al momento de su cierre, Urupanel quedó debiendo $ 15 millones a 25 comerciantes locales. Esa cifra es parte de un total de US$ 3 millones que la maderera debe a todos sus proveedores comerciales. La preocupación por el cierre de la maderera llegó hasta el gobierno y el presidente José Mujica buscó —durante una visita oficial a Finlandia— inversores para el proyecto en Tacuarembó. Pero las gestiones gubernamentales no tuvieron el efecto deseado. La empresa ya tiene actividad en Uruguay
La empresa Frutifor es de origen chileno y se dedica a los negocios frutícola y forestal en su país. Su negocio frutícola está compuesto por 130 hectáreas en la VII región de Chile, distribuidas en manzanos, arándanos, perales y kiwis, según la página web de la empresa. Además Frutifor procesa y exporta la producción propia y de terceros a distintos países del mundo como Estados Unidos, Hong Kong, Taiwán, Reino Unido y otros mercados de América Latina.

En referencia al área de negocio forestal, la empresa tiene 2.200 hectáreas plantadas de pinos y eucaliptus que están ubicados en la VIII región de Chile. Además, posee otras 1.200 hectáreas forestadas en el departamento de Rivera y opera aserraderos tanto en Chile como en Uruguay.   La actitud entreguista y sumisa de un gobierno que se jacta de ser defensor de los intereses de los trabajadores
Mujica promete que habrá salida para Urupanelhttp://youtu.be/xR7DeYZ_5mM

El presidente de la República, José Mujica se reunió ayer en Tacuarembó con dirigentes del Sindicato Obrero de la Industria de la Madera y Anexos (Soima) y con integrantes de la Comisión Social de Integración (plataforma ciudadana de apoyo a los obreros de Urupanel) para tratar la situación de la maderera que cerró hace dos meses y se encuentra en concurso de acreedores.

   

You have no rights to post comments