kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
20 Dic 2014

Situación límite en Cádiz: 41% de desempleo y 16% de la población dependiente de las ayudas sociales Destacado

Escrito por  La Otra Andalucía
Valora este artículo
(1 Voto)
La población gaditana se encuentra en una situación límite, arrastrando un 41% de desempleo y casi la mitad de sus parados lleva más de doce meses buscando trabajo sin éxito. En los siete años largos de crisis se han disparado los parados de larga duración y las familias en las que nadie percibe ingreso, llegando al 16% la proporción de la población dependiente de las ayudas sociales para sobrevivir....

La provincia de Cádiz suma en estos momentos 193.127 parados inscritos en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), de los que casi la mitad, el 44,8%, es decir, 86.587 personas, lleva más de doce meses en paro, y el 54,1%, 104.544 personas, han agotado sus prestaciones básicas.

Según los datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) el número de parados que lleva más de doce meses sin trabajo y son mayores de 44 años asciende en la provincia de Cádiz a 49.443 personas. Este contingente lleva más de doce meses sin trabajo y son mayores de 44 años.

En estos momentos y según la estadística del SEPE, 89.400 hogares de la provincia tienen a todos sus miembros en paro. Por otro lado, los últimos datos aportados por los servicios sociales reconoce que en Cádiz se atienden al mes a 40.903 familias, lo que supone que una media de 163.000 personas reciben ayuda social, lo que equivale al 16% de la población.

Las ONGs dan la voz de alarma

Cáritas informa que ha atendido a más de 1.000 personas sin hogar en la provincia de Cádiz. La crisis no está afectando a todos por igual porque se está cebando en los más desprotegidos y está cambiando el perfil de los nuevos pobres.

La situación en Cádiz es límite y la fractura social se ensancha. Los últimos datos revelan que el número de familias que acude a centros sociales supone el 16% de la población gaditana.

En algunas familias faltan alimentos pero también medicinas. Lo más frecuente son los problemas para adquirir fármacos que ya no cubre la Seguridad Social, la falta de dinero para pagar al dentista y las dificultades para afrontar el copago, apuntan desde Cruz Roja. Son frecuentes la ansiedad, el miedo y los estados depresivos.

Desde las asociaciones advierten del peligro que supone que esta situación se enquiste porque “una persona no acaba en la calle de un día para otro”, su vida se va deteriorando poco a poco. “No hay más gente en la calle por el tema de desahucios, a priori, porque no se llega a la calle automáticamente”, apunta Miguel Barroso, coordinador del programa para personas sin hogar de Cáritas en la Diócesis de Cádiz y Ceuta.

Lo habitual es alquilar otra vivienda o ir a casa de algún familiar. La recuperación económica no termina de vislumbrarse aunque los indicadores macroeconómicos apunten lo contrario.

La desigualdad se hace endémica. En la provincia, los que más recurren a las organizaciones sociales son hombres (70-80%), españoles y de 45 años de edad media aunque el perfil «se va rejuveneciendo y feminizando» progresivamente, explica Barroso. «Sólo el 34,3% de los españoles vive con normalidad, sin padecer carestías esenciales», mientras que en 2007 la mitad de la población llegaba a esta barrera de mínimos. La pobreza se perpetúa pese al empeño de las asociaciones y la solidaridad de los ciudadanos.

En los últimos meses se ha hecho especialmente acuciante la demanda de productos de alimentación infantiles. Siguen aumentando las solicitudes de ayuda de familias de clase media. Llegan personas pidiendo lo más elemental: comida, el pago de la factura de la luz, la hipoteca o el alquiler.

La vivienda es una de las grandes cargas que tienen que soportar muchos hogares. Se entramparon con los bancos cuando la economía era favorable y podían llegar sin agobios a final de mes.

http://laotraandalucia.org/node/2165

You have no rights to post comments